martes, 6 de enero de 2009

Temazcal


Desde hace miles de años, mucho antes de la llegada de los españoles, los pueblos indígenas de meso América ya habían desarrollado una civilización sumamente avanzada. La medicina natural en base a la herbolaria y las costumbres naturales de salud entre la población eran especialmente destacadas.

El Temazcal es un baño prehispánico que se generalizó entre las culturas mesoamericanas y cuyos vestigios más antiguos se hallan en las zonas arqueológicas de Palenque, en México y Piedras Negras en Guatemala, aunque sus origines podrían ser mas antiguos.

Su nombre en raíz náhuatl significa:
casa de vapor (Temaz - vapor, calli - casa ).

Alguna vez habremos oído mencionar los famosos baños (por lo menos en América) de Temascal, en donde la experiencia vivida por algunas personas, nos relatan los mágicos momentos que pasaron y como pudieron desechar una gran cantidad de toxinas físicas y mentales, saliendo de esta experiencia totalmente diferentes y en algunas ocasiones, sintiéndose completamente renovados.

Estos procesos de sanación son aconsejables una vez al año para no arrastrar con nosotros energías que ya han hecho su función y que no sirven más que para obstaculizar en nuestro seguir avanzando y nos ayuda a tomar más conciencia de nosotros mismos

Es un ritual que preparan los chamanes para conectar con LA MADRE, la energía primordial, la energía que sostiene todo. En esa conexión nos entregamos a una purificación del cuerpo y demás niveles de conciencia.

A través de un baño de vapor con plantas aromáticas y sanadoras, y con la ayuda de los elementales del fuego, aire, agua, tierra... y así mismo con la del Creador, entramos en un proceso purificador y sanador.

El chamán utiliza cada uno de los elementos junto con las plantas para nuestra sanación y asi poder completar nuestra transformación. Está diseñado de forma que podamos conectarnos con nuestra naturaleza, al mismo tiempo que con la naturaleza del “Todo".

Es importante estar “en comunión” y en contacto con los elementos, ya que estamos hechos de la misma sustancia. El grave problema que tenemos los humanos es que solemos estar desconectados de los mismos, asi como lo estamos de la propia vida.

Esta milenaria práctica, que viene retomándose en esta época, nos deja ver como la sabiduría de los antiguos no solamente se ubicaba en una parte de la medicina tradicional, sino que además ya se manejaba como una medicina integradora, como anteriormente mencionamos, con la ayuda de las plantas y el uso de los elementos.
“La ceremonia de Temazcal es un momento bello y poderoso
para realizar en nuestra vida, una oportunidad para reconciliarnos
con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea,
dándonos conciencia en nuestro camino espiritual.”

No hay comentarios: