jueves, 10 de abril de 2008

HISTORIA DE LA ATLANTIDA

Son muchos los relatos antiguos que describen a una poderosa civilización, que tras haber sido destruida por algun tipo de cataclismo, emigro a otras tierras, fundado varias de las importantes civilizaciones hoy descritas y aun investigadas por la Historia y la Ciencia.
"... Érase una isla de nombre Atlántida, amplia, hermosa y opulenta. Situada frente a los estrechos llamados columnas de Heracles (Estrecho de Gibraltar). La isla era mayo
r que Libia (la India) y Asia juntas... sus casas tenían tejados de oro, con barcos y ejércitos destinados a invasiones y conquistas... En ella abundaban destellos de fuego (metales preciosos), frutos magníficos, admirables y en cantidad infinita. El dios que la gobernaba era Poseidón, señor de los mares y de las aguas. Todos sus pobladores eran virtuosos hasta que el elemento divino que existía en ellos se desvirtuó por su frecuente mezcla con el elemento mortal. Fue entonces que predominaron los valores humanos. Incapaces de soportar la abundancia, los habitantes se condujeron sin honestidad, y los dioses limpiaron la tierra con las aguas (se hundió bajo el mar).
Esta singular historia ocupa algo más de veinte páginas en dos célebres diálogos del filósofo griego Platón, escritos hacia el año 350 antes de Cristo. A partir de entonces se ha dicho y escrito tanto sobre la Atlántida que el grueso de la comunidad científica se mantiene escéptico y considera que ese lugar es una fantasía concebida por la mente humana. Y es que su existencia se apoya sólo en relatos, mitos y leyendas.
El Libro de los Muertos, nombre dado en general a una amplia colección de textos funerarios de varias épocas y que contienen fórmulas mágicas, himnos y oraciones que, según los antiguos egipcios, guiaban y protegían el alma (Ka) durante su viaje a la región de los muertos (Amenti), relata en el capitulo XVII según Albert Slosman (profesor de Matemáticas y doctor en análisis informáticos e investigador en egiptología y atlantología) que tras la catástrofe ocurrida en la plataforma atlante, un grupo muy grande, dirigido por Usir, Iset y Hor, se dirigieron hacia la que era para ellos "La Tierra de Poniente" o Mogreb.
Los nombres de estos principes se transforman en los que hoy se conocen como Osiris, Isis y Horus, los "Primogénitos". En este mismo libro, según los egiptólogos el "mas allá" es el nombre de un país que fue sumergido por la colera de Dios. Ese país se llamaba Aha-Men-Ptah (Amenta para los griegos), que en su traducción exacta quiere decir "primer corazón, o corazón primogénito, de Ptah o Dios único", por otra parte se dice que los sobrevivientes se establecieron en Ath-Ka-Ptah, que significa "Segundo corazón de Ptah" cuya fonetización griega es Egyptos.
Escondidos en las selvas tropicales, los restos de la cultura maya sorprenden por su riqueza. Obligados a luchar contra la naturaleza, estos habitantes de una amplia región mesoamericana poseían un eficaz sistema de escritura y un dominio exacto de la astronomía y de las matemáticas. Conocían y utilizaban el cero desde los primeros siglos de la era cristiana. Como astrónomos, la precisión de sus calendarios causa asombro aun hoy. Por ejemplo, las lunaciones (fases de la Luna llena) fueron estimadas por los mayas en 11. 960 días.
Los astrónomos modernos las fijan en 11.959.888 días, lo que equivale a un retraso de 1 día cada 292 años y a un error de menos de 5 minutos por año; es decir, 23 segundos por lunación.
¿Por qué una cultura tan avanzada desapareció de manera repentina? El cese en la construcción de monumentos religiosos y políticos fue la primera señal de la decadencia de los mayas. La población también disminuyó y muchos centros fueron abandonados en corto tiempo (por ejemplo, la de Tikal pasó de cincuenta mil habitantes a unos cinco mil; a fines del siglo IX, la ciudad estaba totalmente desierta).
En las civilizaciones Precolombinas se hace mención a grandes maestros civilizadores o profetas, como Quetzalcoatl entre los Aztecas, Viracocha y Manco Capac" el primer Inca" entre los Incas, Sumé entre los Tupis del Brasil. Dichos maestros eran descritos como dioses Barbados de piel blanca, venidos del Oriente, es decir de donde habría existido el continente atlante. También hay que hacer referencia a la similitud existente entre la Arquitectura de estas culturas Precolombinas con la Arquitectura de la Cultura Egipcia.
Por otra parte en Brasil existe un enorme monolito de color oscuro denominada "Piedra del Ingá". Las inscripciones en esta piedra abarcan toda la superficie (24 m. de Longitud por 3 m. de alto) y los signos fueron tallados mediante la compleja técnica del bajorrelieve, la misma que emplearon los egipcios y los hitaitas (pueblo que vivió en la planicie de Anatolia hoy territorio turco y parte de Siria).
Esta escritura presenta mucha semejanza con la hitaita pero no del todo, pudiendo encontrarse semejanza con jeroglíficos egipcios, sumerios y a los del Valle del Indo, y muchos no se encuentran en ninguno de los sistemas citados, llegándose a la conclusión que la escritura de la" Piedra del Ingá" es un sistema pictórico o ideofonográfico, ancestro de los sistemas citados, o sea, una escritura jeroglífica Madre ¿posiblemente Atlante?.
El zodiaco de Dendera, pieza que llegó a París en 1822, tras un complicado viaje de veinte años después de su descubrimiento, y que estuvo olvidada en un profundo sótano muchos años, señala la fecha en que tuvo lugar el cataclismo atlante que, según argumenta Albert Slosman, ocurrió hace 12.000 años, aproximadamente en el año 9792 a.C.
En Colombia y mas concrétamente, en el Museo del Oro de Bogotá, se halla una de las colecciones más curiosas de toda la época precolombina y todavía ninguna hipótesis arqueológica sobre su función, simbolismo u origen ha satisfecho a los historiadores más serios.
Estos ornamentos fueron encontrados en diferentes tumbas, como parte del ajuar funerario.

Para unos se trata de polillas, para otros de aviones prehistóricos.

Se trata de pequeños objetos fusiformes, con dos alas en los costados y en la parte posterior del cuerpo central, que dan la impresión de ser minúsculas maquetas de modernos aviones.

Su extraña forma ha llevado a varios expertos en aerodinámica a plantear la posibilidad de que estos elementos religiosos no sean exactamente ninguna especie animal, sino más bien auténticos modelos de aeroplanos a pequeña escala.

Entre los detalles que se observan en estas valiosas piezas de oro figura la posible carlinga para el pilóto, timones de profundidad y dirección, planos de sustentación del fuselaje con una perfecta simetría aerodinámica, y alas especialmente diseñadas para prevenir las vibraciones.

Reproducciones de estas figuras han pasado de forma sobresaliente diferentes exámenes realizados en túneles de viento y programas informáticos de simulación de vuelo. El diseño de las alas de estos aparatos indicaba una capacidad de vuelo supersónica y también la posibilidad de volar bajo el agua, sin que estás le fuesen arrancadas.

El Doctor A. Poyslee del Instituto Aeronáutico de Nueva York, precisó la imposibilidad de que estos objetos representasen a pájaros o peces, pues es imposible imaginar un pájaro con superficies sustentadoras tan precisas y aletas vueltas verticalmente hacia arriba.

Además, en la zona donde han sido encontrados los objetos, no existe la menor referencia a ningún culto funerario o religioso relacionado con insectos, peces o pájaros.







ATENAS
Atenas es la cuidad luz, donde acuden de Mileto, de Samos, de Chipre, de Quios, de Abdera, de Elea .... etc, de todo el Mediterráneo.
Son los restos desperdigados de la Atlántida; para producir el milagro griego, aquí renacen como el Ave Fénix de sus cenizas volcánicas.
Pero queda también su adelanto logrado en la escritura, al hacer un alfabeto silábico-vocálico, con el descubrimiento de la figura del tetragrama , para analizar las conjunciones (i) y (o), que dejan en su alfabeto.
Los Atlantes hábiles marinos y comerciantes, por donde quiera que fueron dejaron regada su escritura, tal como los fenicios lo hicieron después, por todo el Mediterráneo.
Pero los Atlantes la llevaron al Báltico, donde siguió un desarrollo propio del cual proviene el alfabeto Rúnico Anglo Sajón que guardado en piedras, ha supervivido, y podemos ver en sus figuras su parecido con el Fenicio-Arcaico.
En el Fenicio-arcaico se puede apreciar su origen diagramático, que le dio su nacimiento, salido del conocimiento del , figura se encuentra en el alfabeto como la letra Q (inicial de Quator).
El se identifica como el hacha bicéfala de los Minoicos.

No hay comentarios: