domingo, 6 de julio de 2008

LICANTROPIA,VAMPIRISMO Y OTRAS COSAS

Difusión rápida del culto al macho cabrío.

El mal aparecido en el siglo XV en Carcassonne y Toulouse se extendió rápidamente por Suiza, el Tyrol y el valle del Po hacia Italia. Ahora ya vemos a las brujas en la forma clásica de adoradoras del Demonio, el cual aparece en la forma de macho cabrío.

La Brujería en Italia

La Brujería llega rápidamente a Italia y se encuentra con las hechiceras clásicas, las mercenarias del amor. Las brujas europeas, tal y como las conocemos actualmente, se describen por primera vez en Carcassone y Toulouse, de donde pasa a Alemania. J. Burckhardt estudió la magia y las supersticiones en el Renacimiento italiano, llegando a la conclusión que la Brujería, tal como la describen los tratados de los inquisidores, es de origen aleman. Nosotros hemos visto su origen en el sur de Francia, sus antecedentes en los cátaros y en el maniqueísmo. Afirmó que fue la imaginación de los monjes mendicantes la fuente de todo lo que se dice observado allí, que la influencia del "Malleus" y cien años de procesos condujeron a que el pueblo encontrara posibles todas las cosas extrañas que se les imputan a las brujas. Burckhardt distingue entre la hechicera italiana y la bruja: en la primera no se dan los ensueños histéricos de las brujas del Norte, la creencia en largos viajes, etc. La "stregha" es un agente del placer, una servidora del Eros, una mercenaria del amor. La bruja típica es un personaje de los medios rurales; la hechicera vive en ambientes urbanos.

La Brujería española

En España tambien encontramos la distinción que hizo Burckhart entre bruja y hechicera, las primeras extendidas por los ambientes rurales del norte de la península, y la hechicera en los ambientes urbanos de Castilla y Andalucía. tiene su arquetipo en la "Celestina" de Fernando de Rojas.

Las brujas aparecen en el siglo XV en los valles pirenaicos de Catalunya, siendo los primeros documentos que las nombran los del Vall d'Aneu que hablan del homenaje que hombres y mujeres de la zona rinden al "boch de Biterna" (buco es el macho cabrío).

Tambien en el siglo XV aparecen los primeros casos documentados de brujería en el Pais Vasco.

Alemania y la noche de Walpurgis

Las brujas alemanas eran discípulas de la vieja divinidad Holda. Hasta muy avanzado el siglo XVI hubo persecuciones en las comarcas centroeuropeas. En el folklore del siglo XVI vemos que está extendia por Europa la creencia en una vieja divinidad protectora de las brujas, es la divinidad Holda. En las comarcas centroeuropeas, durante el siglo XVI los ritos de las brujas continuaban a los de la mitología pagana. En el siglo XVII el estudioso Godelmann en "Tractatus de magis, veneficis et lamiis" dice que las brujas alemanas, untadas con un ungüento hecho con grasa de lobos, salen montadas con unas escoba y volando se dirigen a la cordillera de Harz, al monte Blocksberg. Esto ocurre la noche del uno de mayo, lo cual se relacione con las reuniones de las Walkyrias. Las brujas salían de casa gritando, lo cual tienen su referente mitológivo en la creencia de que en el solsticio de invierno se producen batallas en el cielo en la que intervienen grandes ejércitos con mucha luminaria.

En cambio, en el Tyrol y otras partes de Austria las brujas acuden al "Sabbat" y adoran al Demonio. El Satanismo se ha impuesto a la mitología pagana.

Brujas en Gran Bretaña e Irlanda

Tambien aquí, en el siglo XVI, la Brujería estaba relacionada con creencias mitológicas más que con un Satanismo formal, como vemos en el proceso seguido contra la bruja Bessie Dunlop, quemada en 1576. Esta mujer dijo que en un lugar próximo al horno de su casa se le aparecieron las "buenas hadas" que residían en la "corte de Elfos" y la invitaron a asistir a una reunión. Lo mismo le ocurrió a la condenada Alison Peirsoun que fue llevada por el fantasma de un pariente muerto a donde se hallaban las buenas hadas y la reina de los elfos. Las brujas escocesas creen en los "elfydd" seres que viven en el mundo inferior.

En el proceso de 1590 seguido contra una treintena de personas acusadas de provocar las tempestates que hacían sufrir al rey Jacobo I, además de nuevos métodos de tortura, se introdujo la idea de "sabbat" y de pacto con el Demonio, sin duda porque los torturadores conocían la literatura del continente al respecto. Pero si observamos bien el proceso, en el fondo continuaban desarrollando un folklore antiguo. Se les acusó de dar vultas en sentido inverso al curso del sol en la iglesia de North Berwick, lugar tradicional de reunión de los brujos y brujas, junto con el llamado "Agujero de las hadas" entre Preston-Pans y Mussilburgh; tambien es un rito pagano viejo el de dar vueltas a la iglesia.

El peor periódo de persecución de brujas fueron los años 1598 a 1607, la época de Jacobo I, como todos los que creen en el Demonio, era un puritano, aquejado de histerismo, al igual que todas las personas que instigaron las acciones violentas contra las brujas. Y en el mismo saco, en un lugar de honor, metermos al estudioso Montangue Summers, por crédulo y poco racional. Dice Pennethorne Hughes que los ingleses nunca quemaron a las brujas, es un autor antiguo que habla de "razas", y así algunos alemanes se alegraban de las torturas y componían canciones divertidas, mientras que los ingleses eran unos "santos". Resulta que en Inglaterrá las brujas eran colgadas públicamente; la tortura no fué legal, pero se utilizaba cuando la confesión resultaba inútil. En Inglaterra se mataba a viejas histéricas, como laq del caso Warboys de 1590, en la que la mujer y su marido fueron colgados desnudos, pues las ropas las habían robado los carceleros ingleses. El segundo periódo más virulento ocurrió entre 1642 y 1649, cuando en España se había prohibido la caza de brujas en 1614. En Inglaterra existían personajes como Matthew Hopkins que cobraban 20 chelines por visita para descubrir brujas, y otros 20 chelines por cada condenado: en total asesinó más de doscientas personas, principalmente mujeres. A los acusados se les pasaba por la prueba del agua o "duck" -creo que la llaman- y si flotaban eran culpables, pero si se hundían eran inocentes. El sospechoso era empujado dentro del agua con las manos y los pies atados en forma cruzada. Las últimas ejecuciones ingleswas datan de 1657, pero todavía en 1751 en Long Marston (Tring) una enfurecida muchedumbre asaltó un asilo y sacó a dos ancianos de 70 años, siendo arrastrados a lo largo de 2 millas y arrojados al agua. Me viene a la memoria el señor Pennethorne Hughes cuando se queda horrorizado por la crueldad que cometió Santo Domingo al desplumar un gorrión, para poner un ejemplo a un discípulo. Por cierto, los dos ancianos murieron.

Licantropía, posesión demoníaca y vampirismo

En los países germanos creían que el día de Navidad, los brujos dejaban automáticamente la forma humana y en la de lobos entraban en las casas de campo, matando los animales, bebiéndose la cerveza, etc. Vemos otra vez la relación entre Licantropía y Brujería. La Licantropía, al contrario de la metamorfosis, era un acto voluntario, una transformación que realizaba en su cuerpo el brujo o la bruja para hacer daño a sus enemigos.



Hombres lobos, dibujos obtenidos de la web "Inquisitor"

Existe una enfermedad llamada "lycorexia", la cual fué definida por el médico francés Blachez en 1869 como una parte de los procesos de la bulimia, que implica un hambre de lobo y un tránsito intestinal acelerado, una idéa obsesiva en el paciente de que en realidad es un lobo o cualquier otro animal. El sujeto aúlla o lanza el sonido apropiado, está ansioso por comer carne cruda e imita los movimientos del animal. También existe la "licantropía de grupo", que son danzantes cubiertos de pieles de lobos, imitando sus acciones, llevando entre sus manos las garras del animal. Bajo los efectos de algún alucinógeno llegaban a creer que se habían convertido en lobos. Se supone que conforme las actividades del grupo disminuyeron y el culto decayó, en ocasiones individuos se visiteron por separado con las pieles del totem con objeto de dañar a su vecino. En 1573 se acusó a Grilles Garnier de "loup-garoux", y dijeron que devastó las zonas campesinas y destrozó muchos niños. El mismo confesó que había destrozado a una niña de 12 años con sus garras y sus dientes, comiéndosela. Fué atado a un palo y quemado vivo, y sus cenizas esparcidas.

Gilles Garnier, Dole 1573

A todo esto podemos sumar las leyendas de los "hombres salvajes" criados por animales en el bosque. En el siglo XVI en Francia surgió una ola de asesinatos y de canibalismo asociados a los hombres lobos. Veamos un caso.

En el siglo XVI ocurrieron unos extraños sucesos en Auvergne (Francia). La leyenda cuenta que un dia un cazador fué sorprendido por un lobo monstruoso que lo atacó, las balas del cazador no lo mataban, por lo que se inició la lucha y en un momento dado cónsiguió cortarle una de sus patas. Se la metió en el bolsillo y huyó aterrorizado. En el camino se encontró con un amigo al que le mostró la pata, pero al desenvolverla se encontró con la mano de una mujer que tenía el anillo de una casada; rápidamente el amigo reconoció el anillo de boda de su mujer. Fué a su casa y encontró a la mujer sentada junto a la chimenea, con un brazo escondido debajo del delantal, se lo apartó y comprobó que le faltaba la mano. La mujer fué quemada en Riom delante de miles de expectadores.

Raimbaud de Pinetum, el hombre lobo de Auvergne

La posesión es un fenómeno religioso que se dan en cantidad de socidades de religión distinta. El endemoniado es una persona poseída por un espíritu impuro que le hace hablar y comportarse al revés de como él quisiera. Henry Bouguet pone de manifiesto como la posesión demoniaca esta en ralación con la Brujería, pues afirma haber visto salir diablos del cuerpo de una niña, durante uno de los procesos contra la Brujería. Mengus en "Flagellum daemonum" dijo que con sal, agua o vino se podían sacar los demonios. En la historia de los movimientos religiosos heterodoxos se hace patente la presencia de hombres de personalidad mística fuerte que ejercen un poder físico y sexual sobre mujeres desequilibradas y unidas en grupo. Estos heresiarcas se manifiestan en el movimiento de los "alumbrados" del siglo XVI y XVII españoles, los "fraticelli" italianos o los rusos "khlystovskie korabli". A ellos se les acusa de aprovechar su ascendencia sobre las mujeres para obtener favores sexuales de ellas, como vemos lo sucedido en 1610 al director de las ursulinas de Aix, Gauffridi, que fué acusado de Brujería y mantener relaciones sexuales con las monjas; lo mismo le sucedió al jóven clérigo Urbano Grandier, acusado por la superiora del convento de Loudun de poseer a las monjas. Al mismo tiempo se dió un caso semejante en el convento madrileño de San Plácido, acusando a fray Francisco García Calderón de lascivia y de endemoniador de las monajas. Entre 1688 y 1693 ocurrió en las colonias americanas el caso Salem, cuyos casos de posesión no son más que fenómenos fomentados por la lectura de tratados sobre Hechicería y posesión diabólicas debidos a teólogos con gran autoridad en el país y ascendencia entre mujeres histéricas.

Urbaim Grandier en 1630

La Brujería en el mundo

La brujería está presente o lo ha estado en distintas culturas, visitando casi todos los puntos del planeta en algún momento de la historia. En los pueblos primitivos, la brujería se entendía como la responsable de la mayoría de las cosas de las que desconocemos su origen.

En muchas aldeas de África, se diferencia claramente entre lo que es el área del poblado, que significa un orden y una convivencia organizada, y la zona de los bosques o de los arbustos, que es el desorden. Las personas que se considera que tienen poderes especiales pueden ser tratados como chamanes si viven en la aldea, y como brujos antisociales si viven fuera de ella. En este caso, se les cree capaces de dirigir maleficios contra el poblado, y se les teme.

En cuanto a las brujas, en ciertas regiones, sobre todo en el sur del continente, se distingue entre brujas diurnas y nocturnas. Se supone que las nocturnas son esencialmente malvadas, mientras que las diurnas conviven sin dificultad con el resto del grupo y rara vez hacen daño. Vuelve así la asociación de la noche con lo oscuro, tenebroso, maligno. . Muchas veces la acusación de brujería se dirige hacia los más allegados, amigos o familiares. Los basuto del sudeste africano describen a las brujas como mujeres que salen de noche montadas en palos voladores (nuestras escobas), bailan desnudas y comen carne humana. Los lovedu creen que la brujería se transmite por la leche materna, las brujas usan su poder para despertar pasiones en los hombres. En algunas regiones de Nigeria se cree que las brujas se convierten en rapaces nocturnas y, cuando el sol cae, las brujas acuden a sus reuniones en el bosque. Así pues, hemos visto que hay constantes en lo que se refiere a brujería, que se mantienen independientemente de la zona y del tie

No hay comentarios: