sábado, 23 de agosto de 2008

LOS TIPOS PSICOLOGICOS DE JUNG

Los tipos psicológicos


Jung dividió a las personas en dos grandes grupos, según la dirección de la tendencia que motivaba su conducta. Algunos individuos están más condicionados por los objetos que atraen su interés y otros lo están por sus procesos internos. A los primeros los denominó extravertidos - extraversión - movimiento hacia afuera, y a los segundos, introvertidos - introversión - movimiento hacia adentro.

1.- La Extraversión:

La energía psíquica (libido) es atraída hacia el exterior por los estímulos externos. El sujeto es dominado por el objeto que lo atrae en forma desmesurada. No tiene vida interior.

a) Extraversión Intelectual: Somos aquello en lo cual pensamos. La identificación es la máxima extraversión. Ejemplo: consideración interna. El extravertido no se mira hacia adentro. Se identifica con el objeto.

b) Extraversión activa: deliberada (hiperkinesis); Ejemplo: persona que siempre tiene que estar haciendo algo.

c) Extraversión pasiva: subyugación, el objeto se impone. Ejemplo: adicto al sexo, alcohol, drogas (en caso extremo).

2.- La Introversión:

La energía psíquica es atraída hacia adentro (egocentrismo). Existe una relación negativa entre el sujeto y el objeto que tiene un valor secundario. Tiene vida interior.

a) Introversión activa: deliberada. Ejemplo: anacoreta.

b) Introversión pasiva: vive en su mundo interior, el mundo exterior no existe. Ejemplo: esquizofrenia, (en grado extremo).

Además de esta división, distinguió en el individuo cuatro funciones básicas, que se distinguen entre ellas tanto por su origen como por su esencia, y que cubren toda la gama de las actuaciones humanas.

Funciones Psicológicas Fundamentales

Funcionan de a pares, como en un balancín, una sube mientras la otra baja: pensar - sentir , percibir -intuir.





Pensar: Es una función que produce como resultado el pensamiento y la conexión y combinación de pensamientos anteriores.

a) Pensamiento activo movido por la voluntad: reflexión, concentración. Es creativo, introduce algo nuevo. Ejemplo: resolver un problema matemático. Dados los factores A, B, C, se busca el factor D, que es la solución del problema.

b) Pensar pasivo: la mente es ocupada por un flujo de asociaciones y recuerdos que no son manejados por la voluntad. Ejemplo: imaginación negativa; soñar despierto; preocupación; "chicharreo".

Sentir: En el sentir la función y el resultado (el sentimiento) son iguales y simultáneos. No pueden estar separados. Al sentir usamos el hemisferio derecho, que es instantáneo. Al pensar usamos el hemisferio izquierdo, que es secuencial Por eso no podemos pensar cuando somos dominados por un sentimiento o emoción. Si usamos el hemisferio izquierdo la emoción desaparece. No se puede pensar y sentir al mismo tiempo. Ejemplo: empezar a leer un libro interesante para consolarse de una pena.

En el sentir distinguimos:
sentimientos;
estados de ánimo;
gustos y disgustos;
emociones negativas: temor, ira, resentimiento, etc.
emociones positivas: fe, esperanza, caridad, amor al prójimo;
escala de valores;
discernimiento.

Percibir: Consiste en darse cuenta del no-yo exterior (todo lo que nos rodea) a través de los cinco sentidos. Percibimos el estímulo externo. Ejemplo: nuestra relación con las personas y las cosas. También percibimos el no-yo interior: nuestro cuerpo y nuestros estados de ánimo. Ejemplo: tengo un dolor físico, algo me alegra o entristece.

Intuir: Saber no racional que percibimos como un sexto sentido. Estamos convencidos de algo sin saber explicarlo. Suponemos que va a ocurrir un hecho determinado, somos desconfiados ante algunas personas:"¿Qué se trae bajo el poncho?"

La Sombra:

Existe una función dominante: la que más se ejercita, y una función menospreciada, que es la opuesta. Al ser rechazada, se hunde en el inconsciente, formando parte de la «Sombra», junto con todas aquellas características que nos desagradan en nosotros y que nos negamos a reconocer como parte nuestra. Estas características las vemos muy claramente en los demás y las criticamos con dureza. Somos indulgentes con los defectos que no tenemos, pero terriblemente críticos con aquellos que tenemos. Jung dice que la Sombra se venga de nosotros haciéndonos zancadillas, lo que Freud llamaba «actos fallidos». Ejemplo: decir justo el comentario impertinente que estábamos tratando de callar, o pasar a llevar un objeto valioso cuando nos acaban de decir que tengamos cuidado.

Las otras dos funciones - no predominantes ni rechazadas - colaboran con la función dominante como auxiliares a ella.

El predominio de una de estas funciones unido a la tendencia a la motivación externa o interna produce ocho tipos psicológicos diferentes, los que veremos a continuación.

Tipos Psicológicos

El Tipo Reflexivo Extravertido.
Función: Pensar. Tendencia: Extraversión.

- Privilegia el pensamiento orientado hacia el exterior. Ejemplo: inventores.

- La meditación reflexiva sobre la base de lo objetivo lleva a conclusiones intelectuales.

- Se orienta a la efectividad objetiva; todo está bien si responde a su fórmula objetiva de lo bueno o lo malo, bello o feo. Se hace de ella la ley del mundo. Quien contradice la ley obra mal porque no es razonable, ni moral ni tiene conciencia.

- Todo se juzga conforme a la justicia y la verdad, no según el amor del prójimo, propio del sentir. Ejemplo: reformador, depurador de conciencias, fiscal acusador.

- Tipo gruñón, razonador, crítico, lleno de suficiencia.

- Reprime el sentimiento en actividades estéticas, el gusto, el sentido del arte, el cultivo de la amistad.

- Las experiencias religiosas y pasionales son extirpadas.

- Lo reprimido se traduce en neurosis en casos extremos.

El Tipo Reflexivo Introvertido.
Función: Pensar. Tendencia: Introversión.

- Es influido por ideas con fundamento subjetivo que no tienen origen objetivo.

- Tiende a profundizar, no a dilatarse.

- Hay una relación negativa con el objeto: indiferencia que conlleva recusación.

- Su juicio parece frío, arbitrario, desconsiderado, por referirse menos al objeto que al sujeto.

- Falta enorme capacidad práctica.

- Aversión al reclamo.

- Si algo le parece bien o verdadero, los demás deben doblegarse.

- Difícilmente pide favores, sobre todo a personas de influencia.

- Cuando llega a pedir un favor, lo hace torpemente y consigue lo contrario.

-Es fácil presa de ambiciosos por falta de crítica ante el objeto (cosas, personas, hechos).

- Las personas sobran, y son rechazadas como perturbadoras.

- Es obstinado en sus ideas, terco y cerrado a toda influencia.

- Se deja explotar con tal de que no se le perturbe.

- Lo que a él le parece claro, supone que también lo es para los demás.

- Sufre de dudas, restricciones, precauciones.

- Es taciturno.

- Tropieza con gente que no le entiende.

- Trabaja con dificultad.

- Es fácil víctima de mujeres ambiciosas, o bien acaba soltero, misántropo de corazón infantil.

- Evita llamar la atención.

- Cuando se le conoce más de cerca, se le juzga más favorablemente.

- No le interesa enseñar.

- No acepta críticas, por justas que sean.

- Tiene miedo a las influencias mágicas, especialmente a la mujer.

El Tipo Sentimental Extravertido.
Función: Sentir. Tendencia: Extraversión.

- Los tipos más definidos los encontramos en la psicología femenina.

- Este tipo de mujeres se guía por sus sentimientos.

- Los sentimientos responden a las circunstancias objetivas y a los valores vigentes. Esto se evidencia especialmente en la elección amorosa. Es amado el hombre que conviene y no otro. Conviene por su rango social, su edad, su fortuna, su presencia, lo respetable de su familia, es decir, sería un buen candidato para un matrimonio razonable, que es lo que corresponde al sentimiento amoroso de tales mujeres.

- Nada perturba más al sentir que el pensar, por eso el pensar es reprimido; no significa que no fuera capaz de pensar si se lo propusiera.

- Antes de pensar conscientemente prefiere sentir. «No puedo razonar sobre lo que siento»

- Debido al cambio continuo de situaciones, el sentimiento cambia también.

- El pensar inconsciente aflora a la consciencia en forma de ocurrencias, con carácter de observaciones cuya índole general es negativa y desvalorizadora (sombra). Este pensar es infantil y negativo.

- Por eso se da el hecho de que los peores pensamientos se adhieren a los objetos que más valoriza el sentimiento.

- Principal forma de neurosis: histeria, con su inconsciente mundo de representaciones infantiles sexuales.

El Tipo Sentimental Introvertido.
Función: Sentir. Tendencia: Introversión.

- Es más común en el sexo femenino.

- Suele ser callado, difícilmente accesible, incomprensible, con frecuencia se oculta tras una máscara infantil y trivial.

- A menudo es de temperamento melancólico.

- No se hace notar, ni tiene gran apariencia.

- En su exterior presenta armonía y una tranquilidad agradable, procura no alterar al prójimo.

- Las emociones externas son «enfriadas» con un juicio sentimental negativo; frente a los extraños no manifiesta ninguna cálida receptividad, sino indiferencia.

- Ante el objeto se mantendrá en una posición sentimental intermedia, tranquila y segura sin apasionamiento.

- Manifestación sobria del sentimiento.

- Frío y reservado, pero los sentimientos son intensivos, no extensivos. Surgen de lo hondo.

- Religiosidad oculta, tendencia mística.

- Fascina a la persona extravertida pues contacta su inconsciente.

- Forma de neurosis: menos histérica que neurasténica, resintiéndose la salud física (anemia y sus consecuencias).

El Tipo Perceptivo Extravertido.
Función: Percepción. Tendencia: Extraversión.

- No hay tipo humano más realista.

- Su sentido objetivo de los hechos está extraordinariamente desarrollado.

- Lo que percibe le sirve para analizar nuevas experiencias.

- Mucho más común en los varones.

- La percepción supone una plenitud de vida real. Su designio apunta al goce concreto, lo mismo que su moralidad.

- Tipo humano amable; de una agradable capacidad de goce, lleno de vivacidad, alegre camarada a veces, otras esteta de depurado gusto.

- Los problemas de la vida a veces son compensados por un buen almuerzo.

- En un nivel poco evolucionado, es hombre a quien le gusta palpar la realidad, sin inclinación a las reflexiones y sin propósito de predominio.

- Su motivo constante es percibir el objeto, tener sensaciones y gozar de ellas en lo posible.

- Lo que le llega desde dentro le parece enfermizo y recusable. Todo lo que piensa y siente lo reduce a fundamentos objetivos.

- Respira ante la realidad tangible.

- La existencia de un conflicto psíquico le parecerá una anormal fantasía.

- Viste bien, se come y se bebe bien en su casa, se está a gusto en su compañía.

- Puede ser un rudo gozador o un refinado esteta.

- En lo inconsciente las intuiciones reprimidas imponen su presencia en forma de proyecciones en el objeto: celos fantásticos, estados de angustia. En casos graves se presentan fobias de todas clases, síntomas obsesivos, superstición absurda.

- Síntomas neuróticos.

El Tipo Perceptivo Introvertido.
Función: Percibir. Tendencia: Introversión.

- Es irracional porque se atiene a lo que acontece, se deja llevar por las circunstancias. No selecciona racionalmente.

- Se orienta hacia la percepción subjetiva que le suscita el objeto.

- No se sabe qué le hará impresión y qué no le hará. La percepción provoca en él algo distinto de lo exterior.

- Aparenta gran dominio de sí.

- Por indolencia deja que abusen de él y luego se venga con resistencia y terquedad redobladas.

- Es en extremo inasequible a la comprensión objetiva y suele no comprenderse a sí mismo.

- Su inconsciente reprime la intuición, lo que se traduce en obsesiones.

- Neurosis obsesiva. Se agota fácilmente.

El Tipo Intuitivo Extravertido.
Función Intuir. Tendencia Extraversión.

- Tiene un fino sentido premonitorio referido a lo futuro.

- Jamás se acomoda a situaciones estables de valor universalmente reconocido.

- Allí donde subsista una posibilidad, se vincula el intuitivo con fuerza de destino.

- Ni la razón ni el sentimiento le detendrán ante una nueva posibilidad, aun en el caso de que contradiga
sus convicciones anteriores.

- El pensar y el sentir son funciones que no oponen resistencia a la fuerza de la intuición, sin embargo, estas funciones le proporcionan el juicio del que carece.

- Tiene su moral propia, que es la fidelidad a su intuición.

- Su intuición se refiere a los objetos exteriores, presintiendo posibilidades latentes, de ahí que muchos se dedican a profesiones tales como comercio, empresas, especulaciones, política, etc.

. Se da este tipo más en mujeres que en varones.

- Tiene gran relevancia en lo económico y en el fomento de la cultura.

- Es el paladín de minorías prometedoras, las que encamina provechosamente.

- Incita a realizar cosas nuevas, aunque después abandone a los que entusiasma.

- No se aprovecha del fruto de su trabajo; la cosecha la hacen otros, porque él ha partido entusiastamente
a sembrar a otro lugar.

- Se comporta ante el objeto (persona, cosa, hecho, circunstancia) con soberana superioridad y desconsideración. No ve el objeto que pueden ver todos y lo pasa por alto.

- El objeto se venga luego en forma de ideas obsesivas, hipocondríacas, fobias y toda clase de sensaciones físicas absurdas.

El Tipo Intuitivo Introvertido:
Función: Intuir. Tendencia: Introversión.

- Es soñador y vidente místico por una parte, y por otra es fantaseador y es artista.

- Su principal problema es la percepción del objeto, que reprime fuertemente. Esto es lo que caracteriza a su inconsciente del cual surgen percepciones obsesivas con exagerada vinculación al objeto.

- Desde el punto de vista práctico, es el más inútil de los ocho tipos.

- Se enfrenta a la realidad desvalidamente. Siempre alguien tiene que sacarlo de los hoyos en los que cae por no mirar por donde va.

- La forma de neurosis es obsesiva con síntomas hipocondríacos, supersensibilidad de los sentidos, vinculación obsesiva a determinadas personas u otros objetos.

La oposición entre los diferentes tipos psicológicos no sólo es origen de conflictos externos en la convivencia entre seres humanos, también es fuente de inacabables conflictos internos que son causa de enfermedades nerviosas y de padecimientos psíquicos. Negar su existencia no sirve de nada contra el hecho de que realmente existen. Es preciso, por lo tanto, que toda teoría sobre los procesos psíquicos observables en un individuo tome en consideración que son expresión de un determinado tipo psicológico que tiene derecho a existir.


Sofía Roepke



Extractado de
C. G. Jung.-Tipos Psicológicos.-
Editorial Sudamericana

No hay comentarios: