sábado, 23 de agosto de 2008

REFLEXION JUNGUIANA SOBRE SALVADOR DALI

Reflexión junguiana sobre un artista: Salvador Dalí

Autor: Silvia Tarragó Garrido
Fecha publicación: 12.07.2007

Carl G. Jung fue uno de los primeros en criticar el reduccionismo del psicoanálisis al acercarse a interpretar el arte al modo iniciado por Freud. Jung consideraba que la investigación psicológica del hecho artístico sólo puede referirse al proceso psíquico de dicha actividad y no al arte en sí mismo. Jung utilizó y fomentó la producción artística y simbólica como parte del proceso terapéutico; y en respuesta a la postura del psicoanálisis freudiano frente al artista, opinaba: "Si una obra de arte se explica por el mismo procedimiento que una neurosis, entonces o bien la obra de arte es una neurosis, o la neurosis es una obra de arte".

Consideró el material artístico como expresión de imágenes arquetípicas: "Quien habla con imágenes primigenias habla con mil voces... liberando así también en nosotros esas fuerzas benefactoras que desde tiempos inmemoriales han permitido a la humanidad escapar a los peligros y soportar la noche más larga... Ese es el secreto efecto del arte."

Promocionó todos los aspectos del arte en su labor terapéutica y consideró siempre el trabajo artístico como un amplificador del estado colectivo del alma; de la cultura en que el artista vive y crea: "Aquí radica la relevancia social del arte: siempre trabaja en la educación del espíritu de la época, pues convoca a esas figuras que más faltan al espíritu de la época. Desde la insatisfacción del presente, el anhelo del artista se retrae hasta alcanzar en lo inconsciente la imagen primigenia propicia para compensar del modo más eficaz las carencias y la unilateralidad del espíritu de la época". "El arte constituye un proceso de autorregulación espiritual en la vida de las naciones y las épocas".

En el inicio de lo "humano" está la imagen, aquello que le significa y diferencia. El hombre es capaz de expresar lo primordial en él: Lo arquetípico . La imagen es numinosa y misteriosa. La psique permanece en un estado constante de creación de imágenes que develan el potencial del alma. La imagen expresa el misterio que la palabra nunca alcanza a develar del todo; por lo tanto la imagen es origen, símbolo pleno de contenidos arquetípicos. Toda representación simbólica nos suministra imágenes del inconsciente. Los artistas pueden proyectar esas imágenes y convertirlas en objeto. Como diría Stevenson: "No tengo mucho mérito, las historias me las dictan por la noche y yo por la mañana, las escribo". A ellos, los artistas, los dioses les soplan al oído las imágenes, las historias, los colores, los sonidos.......y ellos dan cuerpo a ese soplo divino. Los artistas son mediums de todas las representaciones posibles...así lo han descrito ellos:

"El arte no reproduce lo visible. Lo hace visible". P. Klee.

"Es arte lo que procede de una necesidad interna del alma".W. Kandinsky.
Salvador Dalí: El niño que se escondió tras un bigote:

Como definió tan bien Winnicott : “En el juego, y sólo en él, pueden el niño o el adulto crear y usar toda la personalidad, y el individuo descubre su persona sólo cuando se muestra creador”.
Dalí se esforzó toda su vida en jugar al escondite.

Por qué lleva usted bigote? Salvador Dalí: Para pasar desapercibido”

Gran intuitivo y con mucha facilidad , como las almas enormemente sensitivas, para los juegos de la imaginación; captó con gran precisión la inmensa ambigüedad del mito que llamamos “realidad”.
Escribió en su libro “Vida secreta”: “El creciente y todopoderoso impulso del ensueño y el mito empezó a mezclarse de modo tan continuo e imperioso con la vida de cada instante, que posteriormente me ha sido con frecuencia imposible saber cómo empieza la realidad y donde termina lo imaginario”
“Este hábito de transformar, activa y deliberadamente, la apreciación de la realidad exterior en virtud de juegos con la percepción y pseudo-alucinaciones controladas, cristalizó en una técnica clásica al servicio de imágenes inconscientes, con el fin de materializar, con el ansia de precisión más imperialista, las imágenes de la irracionalidad concreta”
Para Dalí, la meta era “Que el mundo imaginativo y de la irracionalidad concreta sea de la misma evidencia objetiva, de la misma consistencia, de la misma dureza, del mismo espesor persuasivo, cognoscitivo y comunicable que el mundo exterior de la realidad fenoménica” . Contado en literatura por Lewis Carol, en “Alicia en el pais de las maravillas” Dali estuvo también muy interesado en lograr la permeabilidad de traspasar el espejo, de transitar por “ambos mundos” y lograr que dialogaran, que ambos lugares tuvieran la misma importancia.
“La realidad del mundo exterior sirve como ilustración y prueba, y está puesta al servicio de la realidad de nuestro espíritu”. “Las propias imágenes de la realidad dependen del grado de nuestra facultad paranoica y que, no obstante, teóricamente un individuo dotado con un grado suficiente de la citada facultad podría, según su deseo, ver cambiar sucesivamente la forma de un objeto tomado de la realidad, tal y como ocurre en el caso de la alucinación voluntaria, pero con la particularidad de índole más grave, en el sentido destructor, de que las diversas formas que puede adquirir el objeto en cuestión serán controlables y reconocibles para todo el mundo, desde el momento en que el paranoico las haya simplemente indicado”
(Dalí, Vida Secreta ).

Hombre culto y gran lector de las innovaciones “científicas” de su época, es seguro que sabía conceptos básicos de psiquiatría . Sabemos que había leido a Freud y sus postulados revolucionarios sobre el concepto del inconsciente. Buscó y encontró la etiqueta diagnóstica mas “popular” y evidente en tiempos de guerra y postguerra: la paranoia.

El paranoico vive en un mundo angustioso, habitado de enemigos. Ha creado una realidad llena de significado simbólico, que refleja su psicología . La paranoia es la enfermedad mental más "racional". En caso de sufrir psicosis, su delirio consiste en una explicación intrincada y coherente del mundo en torno a ideas obsesivas que confirman su vivencia de un mundo amenazante . La Paranoia siempre está sostenida en una proyección contra alguien o algo distinto de uno mismo , los propios pensamientos y miedos, con frecuencia inconscientes.
El paranoico se encuentra viviendo “realmente” acosado por imágenes, escenas o figuras “persecutorias”, que son los que representan aquello no aceptable en uno mismo. Dalí eligió la paranoia porque explicaba perfectamente el personaje que le permitiría seguir enmascarado y que expresaba con precisión el mito “científico” y dolor ante el desastre social de su época..

“Debo de ser el único de mi especie que ha dominado y ha transformado en potencia creadora, en gloria y en júbilo, una enfermedad mental tan grave”

En 1930 , Dalí publicó el artículo "El asno podrido", en el que formuló su estrategia: “Las imágenes paranoicas pueden compartirse con otras dado que son inteligibles y comunicables”. Ejemplificó su teoría en lo que denominó la "imagen doble", esto es, “la representación de un objeto que, sin la menor modificación figurativa o anatómica, sea al mismo tiempo la representación de otro objeto absolutamente diferente, despojada, también ella, de todo tipo de deformación o anormalidad que pudiera revelar algún arreglo”.

Dalí ya no puede continuar inmerso solo en el imaginario . El método paranoico-crítico explica la aproximación “racional” al mundo del símbolo, alejándolo de la experiencia directa con el mundo del inconsciente, de los sueños y de las producciones automáticas. Se acerca a la “ciencia” oficial porque capta que en este desolador momento , tan solo los físicos y los matemáticos son respetados por “imaginar”.

Dalí lo definió así: “Actividad paranoico-crítica: método espontáneo de conocimiento irracional basado en la asociación interpretativa-crítica de los fenómenos delirantes”
Según Dalí la posición del artista debería ser, en un primer momento, una apertura no controlada a las asociaciones e imágenes inconscientes En un segundo momento, el artista debería aplicar la inteligencia racional al análisis del material irracional, sistematizándolo y haciéndolo inteligible.

“La actividad crítica interviene únicamente como líquido revelador de imágenes, asociaciones, coherencias y sutilezas sistemáticas graves y ya existentes en el minuto en que se produce la instantaneidad delirante”.
Aspectos del Complejo paterno

En el cuadro : El enigma de Guillermo Tell . Dalí representa en esta pintura la complejidad de su Complejo paterno. Observamos a Dalí niño, en brazos de Lenin-padre, que deposita en su cabeza una chuleta ( cordero pascual sacrificial) . El libro de Guillermo Tell preside el cuadro, recordándonos al hijo héroe que puede morir si el padre falla en su puntería. El gran falo que surge del ano del padre atrapa nuestra mirada. Dalí representa lo sexual como algo violento : “Nunca en mi vida había hecho el amor y me representaba este acto como terriblemente violento y desproporcionado a mi vigor físico, aquello no era para mí".

Dalí retuvo una ambivalente fascinación por la fuerza interior y la virilidad de su padre y de estas otras figuras, en comparación con las cuales se consideraba a sí mismo blando y fundido, carente de estructura: “yo, pese a todo, no podía, de ninguna manera, bajo pena de grave riesgo, y de ver que mi personalidad se disolvía como azúcar en el café, renunciar a admirarle y llegué a identificarme con él para mantener su estructura y moldearme en la imagen de su fuerza”.
Años mas tarde repitió a Gala constantemente:"Ante todo recuerda que prometimos no lastimarnos”.

Dalí consiguió transformar su complejo paterno en una imagen mental y trabajar en ella, mediante visualizaciones, de modo que pudiera reducir el poder del padre y asimilar, a la vez, la fuerza de éste: >“Héroe freudiano por excelencia, me he liberado de su tutela nutriéndome de cada célula de su yo, y él se ha convertido en uno de los motores de mi genio”.

Por extensión podemos comprender su “prudencia” articulando enormes defensas ante las figuras masculinas-paternales.
La figura poderosa y vengativa del padre se encarna, en primera instancia, en el padre biológico de Dalí, y más tarde se desplazará hacia otras figuras similares en su vida tales como Picasso y Breton, y mas tarde Lacán o Freud o incluso , algunas pertenecientes al imaginario colectivo como Stalin, Lenin, Guillermo Tell.

Lacan publicó en 1932 su tesis: De la psicosis paranoica en sus relaciones con la personalidad.> Estuvo muy interesado por Dalí. El también se interesa en ese joven psiquiatra , que intenta comunicarse con él y comprender su creativa definición de paranoia. Lo que el prestigioso psiquiatra no percibió es que el pintor era un alma escurridiza ante las figuras de poder.
Dalí dijo de él en una novela que escribió posteriormente a sus encuentros :

“Sin ser guapo, el doctor Lacán ( Alcan ) podía ser atractivo gracias a la viveza de su inteligencia; ofrecía la impresión de que se estaba jugando constantemente al escondite con su ingenio en la extensión, demasiado desnuda y lisa, de su rostro, que estaba ennoblecida por la constante agitación de su pensamiento”.

Su capacidad para captar las máscaras era notable.

El círculo surrealista de París admiraba fervientemente a Freud como el descubridor del inconsciente y de la importancia de los sueños. Para Freud , el arte expresaba una sublimación : “los componentes del instinto sexual se caracterizan por esta capacidad de sublimación de cambiar su fin sexual por otro más lejano y de un mayor valor social. A las aportaciones de energía conseguidas de este modo para nuestras funciones anímicas debemos probablemente los más altos éxitos civilizados”.
Dalí era un freudiano acérrimo desde que, en sus tiempos de estudiante en Madrid, hubiera leído La interpretación de los sueños ”Uno de los descubrimientos capitales de mi vida” y quería a toda costa conocer a Freud.
Europa estaba muy revuelta y no había logrado conocerle en Viena. Tras muchos esfuerzos, Stefan Zweig medió finalmente y los presentó en Londres, el 19 de julio de 1938, un año antes de la muerte de Freud.
Dali, entusiasmado, le mostró su cuadro Metamorfosis de Narciso y, otra vez, gran intuitivo de la naturaleza humana tras la máscara, de repente ya no le interesaron las palabras de Freud. Calló y se dedicó a observarle durante el resto de la sesión. Sencillamente se puso a dibujarle a carboncillo. El anciano Freud con su dedo índice sosteniendo su propia mejilla...
Dias mas tarde le entregó el dibujo a Zweig para que, a su vez, se lo enseñara a Freud , pero Zweig no se atrevió porque le parecíó que lo mostraba “muerto”.

En una carta de Freud a Zweig escrita dos días después del encuentro con Dalí, el anciano psiquiatra dijo : “Hasta entonces, los surrealistas, que al parecer me han elegido como su santo patrón, me parecían unos locos al ciento por ciento (o mejor dicho, como el alcohol, al noventa y ciento por ciento). Este joven español, con sus cándidos ojos de fanático y su innegable maestría técnica, me ha incitado a reconsiderar mi opinión. Se trata, en todo caso, de alguien con serios problemas psicológicos”.

Dalí escribe también unos días mas tarde : “Le creía el único hombre capaz de dialogar de igual a igual con mi paranoia , yo hubiera querido deslumbrarle, pero fracasé . Su cráneo de caracol no había calado mis intuiciones ni mi fuerza íntima. Lo que le interesaba era evidentemente su propia teoría, no mi personalidad. Vivía ya fuera de nuestro tiempo. Estoy convencido de que si nos hubiéramos encontrado antes, o varias veces, habría modificado algunos de sus conceptos sobre el arte. Yo hubiera podido ser para él la prueba viva y fundamental de que la paranoia, precisamente una de las formas más extraordinarias del inconsciente irracional, puede animar perfectamente los mecanismos racionales y fertilizar lo real con una eficacia tan considerable como la lógica experimental. El delirio paranoico-crítico es una de las fórmulas más fascinantes del genio humano. Freud sin duda, era demasiado viejo para replantearse estos temas y abrirse a nuevas experiencias”.

Tiempo después pinta a Freud con la cabeza redonda de un caracol...
Aspectos del Complejo materno

En el cuadro: El enigma del deseo. Aparece una figura suave y redondeada , que tiene muchos huecos y numerosos agujeros, dentro de los que se inscribe repetidamente "ma mère" (mi madre). Para Dalí, está claro que su madre le permitía verse a la luz de la bondad; ella dijo: “ Era un ser con quien contaba para hacer invisibles las manchas de mi alma -era tan buena que pensaba que su bondad "serviría para mí también". Me adoraba con un amor tan íntegro y tan orgulloso, que no podía equivocarse”. “Mi madre, en el Olimpo daliniano, es un ángel”.

“La mayoría de mis primeros recuerdos se remontan al útero, eran como huevos fritos, pero sin la sartén. En mi visión prenatal la parte amarilla de los huevos, la yema, es casi normal –pero con mucha viscosidad y reflejos-, mientras que las claras son absolutamente divinas, porque están llenas de colores iridiscentes. Todo es suave, todo es oscuro; no es necesario preocuparse por la realidad. Es lo mejor que conoceremos. Al momento de nacer, perdemos el paraíso. Repentinamente, hay demasiada luz y todo es demasiado seco. Es la violencia; el trauma de ser. Casi todo el mundo tiene esas experiencias prenatales pero no como Dalí.”

Aunque la unión emocional y mental entre Gala y Dalí era muy poderosa, los biógrafos albergan dudas respecto de si fueron una pareja sexual. Dalí había manifestado a menudo su horror a la penetración , y era, sobre todo, un onanista y un voyeur También aborrecía la idea de tener hijos y preferió ser, simbólicamente, el único hijo de su esposa, Gala, diez años mayor que él:
“Gala me adoptó. Fui su recién nacido, su niño, su hijo, su amante. Ella tiene la función de ser mi protectora, mi divina madre, mi reina. Yo le conferí la fuerza de crear el espejismo de su propio mito ante sus ojos y ante el mundo” Su fusión con Gala se manifiesta en muchas declaraciones, en muchas “escenas” articuladas de un modo muy teatral en las que ambos "nacían" de un huevo común. "Gala-Salvador Dalí", solía firmar sus obras. No pudo estar solo. Ya había nacido doble. Llevó el nombre y el peso de la ausencia de su hermano muerto. En la pintura La metamorfosis de Narciso, como muchas de sus otras pinturas se representa esa dualidad . El mito de los Dióscuros, Cástor y Pólux : En el que uno de los hermanos debe morir para que el otro se vuelva inmortal. Dalí utiliza ese mito para explicar lo que llamó la "fenixología": Su supervivencia y su gloria se edificaban sobre la muerte de otros rivales o amigos, como García Lorca .

”Los muertos son para mí como una blanda almohada sobre la que me duermo”. Incluso fantaseaba ser el responsable de sus muertes, un pensamiento que lo llenaba de culpa, pero que también lo llenaba de vigor: “Creo que todos esos muertos sostienen mi vida, como arquitrabes. Y de ello extraigo una fuerza inaudita” “Saboreo mejor la vida, el saberme vivo, cundo devoro un muerto”...
Cuando murió su madre, en febrero de 1921, el Dalí adolescente se vio forzado a construir una persona…una máscara, desarrollando una pose que le sirviera de escudo protector. Más adelante, sería Gala quien encarnaría el arquetipo de la madre cuidadora, el estímulo permanente de su creatividad y protectora de su frágil anima. "Mis bigotes defienden la entrada de mi persona". La pintura, la escritura, el diseño, las escenografías y vestuarios, las performances o las payasadas de Dalí dan completa cuenta del grado en que la obra máxima de Salvador Dalí fue la creación de sí mismo como personaje.

“La vida de Salvador Dalí la he considerado siempre como una obra de arte”.>

Aunque en su libro Vida secreta de Salvador Dalí promete desvelar su verdadera biografía, lo cierto es que, la frase que cierra el prólogo explica su verdadera psicología : “Una cosa, por lo menos, es cierta: todo, absolutamente todo lo que aquí diga es entera y exclusivamente culpa mía”. Como casi siempre en él, lo principal quedó velado, lo que Salvador Dalí escribió e ilustró fue, en gran medida, su libre creación; fue el artífice de su propio mito. En palabras de su hermana Anna Maria, “Desde 1949 Dalí ha sido promocionado como el personaje que se ha visto obligado a representar. Pero este "personaje", tan lejos del verdadero Dalí ha acabado devorando su auténtica personalidad”.

“En realidad, no estoy loco. Un psiquiatra en París trabajó durante siete años para determinar si Dalí estaba loco o no. Después de muchas conversaciones, decidió que Dalí posee uno de los cerebros mejor organizados con los que se había encontrado. Dijo que mi cerebro contiene las características de estructura de la locura paranoica pero, por supuesto, la locura paranoica es absolutamente creativa, la mejor clase de locura. “La diferencia entre un loco y yo, es que yo no estoy loco”

El ser humano está movido por un afán de unidad. Vivimos arrastrados a los polos contrarios, y por tanto ese anhelo de fusión , que en la vida solo experimentan los no-natos, los místicos y levemente los enamorados....nos lleva al deseo de la autorealización en unidad. Ese camino en psicología analítica se llama el camino de individuación y el lugar de unidad, que frecuentemente se llama Dios, en psicología profunda se llama el Si-mismo.

El conocimiento simbólico es innato. No se educa individualmente. Lo que si se puede hacer es cuestionar el mito sobre lo llamado hoy dia "ciencia". Nos daremos cuenta de que "el racionalismo" cartesiano y darwiniano apuntaron sobre el descrédito de la imaginación. Tan solo los físicos y algunos matemáticos la sostienen. Ahora la imaginación acreditada se llama astro-fisica, ya no se llama psicología, o religión..... Dalí lo intuyó absolutame

No hay comentarios: