jueves, 9 de abril de 2009

ENTRANDO EN EL UNIVERSO

Este libro no se hubiera escrito jamás sin la increíble ayuda que me prestó Gerry Clow. Gerry fue el principal editor y su extraordinaria habilidad y dedicación fueron los ingredientes necesarios para poder divulgar un material tan diverso y difícil.
Gracias a Brian Swimme por presentar este libro. Mientras pasamos de la mente heliocéntrica a la mente galáctica, siempre has estado conmigo durante los cambios radicales de consciencia.


Canalicé este libro para Gerry Clow, John Kaminski y Audrey Peterson. Gracias John por transcribir las cintas y por asistir en la edición. Gracias también por ser un guardián con respecto a cualquier media verdad o cualquier énfasis inapropiado. Audrey, gracias por tu apertura, tu amor y tu visión de la luz. Os agradezco a los tres vuestra disponibilidad y vuestro valor por atreveros con otro viaje `loco' con los Pleyadianos.


Quisiera expresar mi gratitud a las personas que más me han ayudado a clarificar mi voz pleyadiana. Ellas son Barbara Marciniak, Ken Carey, Lyssa Royal, Wendy Munro, Tom Crisley y Tobi y Teri Weiss de Power Place Tours. Gracias a Jeanne Scoville y al productor de películas David Drewry por vuestra infalible capacidad de reconocer la importancia de este trabajo a tiempo para filmarlo en Egipto en 1994.


Me gustaría agradecer la ayuda prestada para que pudiera comprender el Gran Calendario Maya. Estas personas son Hunbatz Men, Alberto Ruz Buenfil, José y Lloydine Argüelles, Tony Shearer, John Mayor Jenkins, Terence McKenna, Stephen McFadden, Hugh Harleston y José Díaz-Bolio.


Me gustaría expresar mi gratitud también a los "Bears" por el apoyo que he recibido para este proyecto. Estoy profundamente agradecida a Mindy Belter por el excelente diseño y las ilustraciones, a Sonya Moor por su cuidadosa corrección y a Lightbourne Image por una foto estupenda.


Gracias a Carol White, Audrey Peterson y Nicki Scully por ayudarme ver a los elementales; Dawn Erhart Wingard por mantenerme dentro de mi cuerpo mientras estaba trabajando excesivamente y a Barbara Morgan por prestarme sus jardines. Tal vez yo no hubiera sido tan consciente respecto a la igualdad de los animales, insectos, rocas, seres humanos y estrellas si no hubiera sido por la gentileza, llena de verdad, de mis cuatro hijos Tom, Matthew, Christopher y Elizabeth; gracias por compartir la Tierra conmigo.


Volver


PRÓLOGO
ENTRANDO EN EL UNIVERSO

La mejor manera de acercarse al nuevo libro de Barbara Hand Clow, La Cosmología Pleyadiana, es verlo englobado dentro de la tarea cosmológica tradicional de aprender cómo "entrar en el Universo". Para la mayoría de la gente moderna esto puede parecer una tarea un tanto extraña, incluso trivial. Después de todo ¿qué podría ser más fácil que entrar en él? Sin embargo, el hecho es que el reto de entrar en el Universo es muy antiguo. Y nosotros, los humanos en particular, somos retados de manera singular como especie porque no contamos únicamente con nuestra herencia genética. A otros animales se les ahorra todo esto. Por lo menos, en la mayoría de las situaciones, las instrucciones de cómo comportarse están más a mano.


Nuestro reto es totalmente diferente. Hemos acumulado gran cantidad de información con respecto al Universo y sobre cómo funciona, y toda ésta información hay que tenerla en cuenta para aprender cómo actuar inteligentemente en el universo. Entrar en él significa simplemente aprender las vías de un mundo más amplio y de cómo una persona debe relacionarse con todo ello. Los primeros humanos sintieron que esto era un reto profundo y urgente. Posiblemente, desde hace 300.000 años, pero seguramente durante los últimos 40.000, los humanos se reunían por la noche y discutían los caminos del Universo para encontrar su camino por el Gran Mundo. No importaba en qué continente vivían, en qué cultura, en qué zona, ellos se reunían por la noche -en torno a una fogata en las planicies de África, en las cuevas de los bosques de Eurasia, bajo el brillante cielo nocturno de las masas terrestres de Australia y en las casas alargadas de América del Norte- y contaban las historias sagradas del Universo y de lo que hacía falta para vivir una vida humana noble.


Digo que todas las culturas lo hicieron, pero esto, evidentemente, no es exacto, ya que los humanos contemporáneos no lo hacen. Parece que la humanidad moderna es la primera cultura que rompe con esta tradición primordial de celebrar los misterios del Universo. ¿Qué significado puede tener el abandono de algo que funcionó durante 300.000 años?
La sociedad industrial moderna hace las cosas de manera diferente. Las cuestiones de importancia trascendental se tratan en las iglesias, mezquitas y templos. Ahí, cada fin de semana, billones de humanos se reúnen para reflexionar sobre su relación con lo divino. En todas estas ceremonias religiosas semanales, tan esenciales para la salud y la espiritualidad de la humanidad en general, uno puede encontrar una diversidad de celebraciones religiosas, pero raramente se encuentra una contemplación seria del Universo, y cuando digo "Universo" me refiero simplemente al universo de las estrellas y a la superficie terrestre y a los anfibios y a los mamíferos y a los insectos y a los ríos y a los pantanos.


Por consiguiente, nos encontramos en el actual impas: las religiones contemporáneas se han ido centrando sobre todo en las relaciones de los humanos consigo mismo y con lo divino y han apartado las antiguas cuestiones de cómo entrar en el Universo; mientras, por otro lado, la ciencia, aunque sí se centra en el Universo, enseña un universo que no tiene ningún significado o destino sagrado y evita hablar del papel esencial de los humanos en él.


Comentemos ahora el último libro de Barbara Hand Clow. Desde el principio hasta el final, ella considera el Universo como un reino sagrado, de materia, energía e información, pero también lo considera lleno de seres espirituales. El suyo es un Universo con un destino sagrado. También, y, una vez más, de principio a fin, Clow se centra en el papel que los humanos han de desempeñar en este drama cósmico. Ella escribe que nos ayudará a cada uno de nosotros a "recordar cómo nadar entre las estrellas". Nos promete que nos ayudará a "activar nuestro ser cósmico". En oposición directa a lo que hace el genio nihilístico, postmoderno, que acecha a la mayoría de las universidades modernas, ella habla del papel central que juegan los humanos, la Tierra en su conjunto, ya que escribe "...vosotros sois los cuerpos para todas las dimensiones (cósmicas) conforme la Tierra entra en la Era de Acuario".


Tampoco comete el habitual pecado en el que incurre la mejor filosofía clásica occidental que alaba al ser humano mientras denigra a todo el mundo no-humano. Para Clow, toda vida es sagrada y cada especie juega un papel vital. En una bella frase, escribe: "los animales son la fuente de la sabiduría estelar de los humanos". Y no sólo vuestros parientes cercanos, los mamíferos. Según su visión, también los reptiles tienen un poder especial que debe ser respetado como cuando escribe que "nosotros, los reptiles que nos quedamos en la Tierra somos los que mantenemos esta increíble inteligencia (de Gaia). Mantenemos este conocimiento directamente dentro de nuestros cuerpos físicos".


Antes de seguir, debemos pararnos y hacer una pregunta muy sencilla: si nuestros jóvenes fueran iniciados en el Universo por medio de una cosmología semejante, una cosmología que considera al Universo como algo sagrado, una cosmología que muestra al ser humano su papel grandioso y cósmico, una cosmología que adora a los animales y a otras formas de vida, ¿estarían nuestros hijos condenados a crecer y destruir a la Tierra, tal y como muchos de nosotros hemos hecho?
Si nos propusiéramos establecer una cultura enraizada en una cosmología viviente, deberíamos saber por qué visiones como las de Clow, serían inevitablemente descartadas por el "Equipo de Dirección Mundial".


La humanidad perdió la cosmología especulativa hace cinco siglos cuando las nuevas empresas científicas destruyeron el entendimiento común del Universo de la humanidad medieval. En 1543, Nicolaus Copérnico, un obscuro astrónomo polaco, declaró que el Sol, y no la Tierra, era el centro del mundo.


Claro está que nosotros aceptamos esto ahora como cierto, pero debemos recordar que toda una cultura se basó en la asunción de que la Tierra era el centro. Uno de los resultados de esta transformación era desechar todos los trabajos cosmológicos especulativos, trabajos similares al que Vd. tiene en sus manos, los tiró todos a la basura. Déjeme que le explique cómo sucedió.


Copérnico, más que nadie, era consciente de lo peligrosa que era su investigación. Como canónigo de la Iglesia, se negó a publicar sus descubrimientos hasta que estuvo en su lecho de muerte. Lo que él temió acabó sucediendo: el contenido científico de su investigación fue aceptado y la orientación cosmológica del mundo medieval fue lenta pero decisivamente rechazada. El mundo moderno, basado en la división entre ciencia y religión, nació en aquel tiempo. A partir de entonces la religión iba a ser considerada como depósito de las verdades con respecto a la conducta necesaria para llegar al cielo; la ciencia, por otra parte, se entendía cada vez más como un método para descubrir la verdad del universo físico, un universo carente de realidades espirituales y compuesto únicamente de materia bruta.


Lo que debemos apreciar aquí es que el descubrimiento de Copérnico de la verdad referente al movimiento de la Tierra en torno al Sol, también hizo que los humanos se pelearan sobre cómo la verdad es integrada. Durante muchos cientos de miles de años, los humanos sostenían que la Tierra era el centro del Universo. Aquellos humanos hubieran estado profundamente confundidos por la sugerencia de que el Sol residía en el centro y que la Tierra giraba alrededor de él.
Para la mente ingenua o pre-copernicana, el Sol no es esta cosa caliente ahí arriba en el cielo y que viaja cada día alrededor de la Tierra. No podemos definir su tamaño pero no debe ser demasiado grande ya que se puede impedir su visión con un pulgar. ¡La Tierra en cambio, es todo el mundo! ¡Es el lugar de los grandes océanos y mareas y enormes sierras montañosas y terribles huracanes! ¡De temporales de nieve y avalanchas!


La grandeza de Copérnico reside en que con su libro provocó un proceso mediante el cual la mayoría de los pensadores avanzados de Europa podían vislumbrar esta nueva, sutil y sorprendente verdad: el Sol reside en el centro del sistema solar mientras la Tierra, Marte, Júpiter y todos los demás planetas giran alrededor de él. Sin embargo, la parte desafortunada era que nos convenció de que nuestros sentimientos y nuestras intuiciones no eran fiables. A partir de entonces, todos los trabajos que tenían en cuenta estas maneras de saber -y ciertamente éstas son las maneras primordiales en La Cosmología Pleyadiana de Clow- debían ser consideradas sin sentido, estúpidas, sin valor y una pérdida de tiempo.
¿De qué manera, entonces, debe uno acercarse a los trabajos visionarios y especulativos, especialmente al que tiene usted en sus manos?


Considero que existen tres aproximaciones básicas: la primera sería la de la ciencia moderna y mayoritaria, que considera toda discusión basada en la astrología o sintonización galáctica como inútil. Este acercamiento es el que caracteriza a la mayoría de científicos de hoy en día.


La segunda aproximación consiste en considerar semejante trabajo como algo que es literal y científicamente cierto, similar al modo en que algunas personas consideran la Biblia como algo literal y científicamente cierto. Este acercamiento, tal vez incluso más popular que el primero, tiene el desgraciado defecto de enfrentar a sus seguidores con la ciencia que es la aproximación más poderosa, más consensuada de nuestra cultura a la verdad.


La tercera aproximación, sugerida por el propio texto, es la de pensar que este trabajo pertenece al ámbito de la poesía. Para poder comprender cómo una visión poética puede ser cierta, pero cierta de una manera diferente a la certeza científica, me gustaría ofrecer las dos siguientes explicaciones e imágenes de La Cosmología Pleyadiana como conjunto: Imagínese el momento en que Beethoven tocó por primera vez su "Oda a la Alegría" en una habitación vacía. Pero la habitación no estaba vacía si tenemos en cuenta todas las formas de vida, particularmente los procariotas unicelulares que estaban, imaginémoslo, flotando en el aire. Indudablemente -si podemos suponerle a un organismo unicelular la más mínima sensibilidad- los susodichos procariotas no eran capaces de apreciar la música que estaba llenando la habitación. ¿Qué hubiera sucedido si una sola, de un billón de estas criaturas, una sola, hubiera sido un genio? ¿Qué hubiera sucedido si en lugar de simplemente permitir que las vibraciones musicales revoloteasen a través de ella sin darse cuenta de nada, esta criatura hubiera despertado a la presencia de algo grande?


Es seguro que lo que experimentaría sería sólo la más miserable nimiedad de la realidad global de la música de Beethoven, pero ¿no sería concebible que hubiera sido sacudida por una extraña sensación de que una magnificencia mucho más allá de sus usuales actividades cotidianas la habría impregnado de repente?


Si un humano tiene la sensibilidad de responder ante una inteligencia que pasa rápidamente por la Galaxia de la Vía Láctea -una inteligencia que ha organizado trescientos billones de estrellas durante diez billones de años, una inteligencia cuya forma y manera de funcionar está más allá de cualquier cosa aún articulada por las técnicas cuidadosas y empíricas de la astronomía moderna- uno puede imaginarse que este humano hubiera creado una fantasía loca y poética. Cuando el neocortex, o cualquier otra región del sistema nervioso central, es encendido por una gigantesca mente cibernética o galáctica, uno puede esperar escuchar las locas y especulativas visiones de Barbara Hand Clow de La Cosmología Pleyadiana, pero no las prudentes y seguras afirmaciones de una verdad trasnochada.

Brian Swimme*, Ph. D.
Agosto 1995


Volver



PREFACIO
LA DIVISIÓN DE LA REALIDAD

El libro que tiene en sus manos será más fácil de comprender si tiene algún conocimiento de cómo los Pleyadianos se han estado comunicando con los humanos. Muchos indígenas de la Tierra ha afirmado tener orígenes pleyadianos y, de repente, en los años 70, Bill Meier, de Suiza, informó sobre un contacto directo con naves y seres pleyadianos. En los años 80, Ken Carey publicó un libro con el título Starseed Transmissions, una aparición inspiradora y de notable claridad de la inteligencia pleyadiana; Lyssa Royal y yo estabamos recibiendo transmisiones; en 1988, Barabara Marciniak abrió, de repente, un poderoso canal de pensamiento pleyadiano y otros muchos médiums estaban informando de canales de enseñanzas similares, procedentes de este sistema estelar. La Cosmología Pleyadiana es transmitida, sobre todo, por Satya de Alción, un poderoso ser pleyadiano de sabiduría al que se le identifica con la Diosa.


Cuando en 1984, los Pleyadianos comenzaron a impulsarme por primera vez siendo adulta, ¡escuché durante meses sus transmisiones códigos `Morse'! Gradualmente sus voces se hacían más claras; sin embargo, experimenté una gran sensación de confusión con respecto a su manera de hablar de la ciencia de la Tierra, de la conducta humana y de la evolución espiritual. Para decirlo de forma simple: lo que estaban diciendo de nosotros era cómo intentar descodificar la luz que pasa por un calidoscopio, su visión de nosotros es multifacética e interelacionada geométricamente y puede llegar a ser difícil de traducir. A finales de los 80, su complejo punto de vista me parecía revuelto y confuso pero seguí transmitiendo sus perspectivas ya que lo que estaban diciendo era más fascinante que lo que estaba escuchando en la Tierra. Tengo que admitir que aquello no era una época fácil para mí.



Con frecuencia, las cosas se volvían psicológicamente muy complejas dado que, cuanto más conocía a los Pleyadianos, más me daba cuenta que sus voces, de hecho, eran la voz de mi propia niña interior; las sabias enseñanzas que iban apareciendo me obligaron a recordar mi verdadero y, todavía no condicionado, ser natal. Cuando lo entendí, comencé a acordarme de cuando tenía cuatro meses, un torbellino de aire sacudiendo las cortinas al lado de mi cuna, y cuando estos bellos, pequeños seres azules vinieron a visitarme. A pesar de las dificultades supe, por fin, que estaba integrando esta presencia del todo y, entonces, Satya comenzó a hablarme en 1992. Como consecuencia de su aparición, escribí La Cosmología Pleyadiana en anticipación de una división de la realidad que los Pleyadianos dicen que va ocurrir en 1998. Satya tiene una voz clara, como verá, de modo que ha llegado el momento de que ella misma hable con Vd.


"Yo soy Satya, directora de un importante grupo de Pleyadianos. Soy la guardiana de los registros de Alción, la biblioteca central pleyadiana y, al desarrollar un conducto directo a través de Barbara Hand Clow hacia vosotros, ella también ha mejorado sus propias habilidades de comunicación. Por ello, este libro ofrece una amplia gama de entidades y grupos pleyadianos y todos tienen una agenda llena de información para vosotros -La Cosmología. Pleyadiana. Los Pleyadianos están muy ansiosos de entrar en contacto con vosotros y por ello se meten en vuestros pensamientos y atraviesan corriendo vuestros portales. John Kaminski estuvo presente durante la canalización de La Cosmología Pleyadiana durante 1994 y 1995 y comentó: Los Pleyadianos son algo así como las abejas. Uno las ve con tanta frecuencia que, eventualmente, han construido algo y uno ni siquiera se ha dado cuenta de lo que estaban haciendo. Ahora, la propia colmena quisiera hablar, como grupo, con vosotros."


"La verdad es que nosotros, los Pleyadianos, hemos construido un nido bastante grande y cuando ocupamos el cuerpo del vehículo, ella siente una excitación especial, algo así como una colmena llena de abejas. Ella ha aprendido reorganizar estas frecuencias y utilizarlas como herramienta, y si os interesa saber cómo lo hizo, leed su trilogía The Mind Chronicles. Descubrió, a base de muchas experiencias, que su propia gama de percepción ha sido incrementada de manera importante al trabajar con nosotros y ahora es capaz de ver la naturaleza de la división de la realidad que se aproxima. Para elegir participar en un mundo recién evolucionado necesitaréis entender y trabajar conscientemente con el eje vertical de nueve dimensiones descrito en este libro. Durante su personal fase de entrenamiento, comenzó a dedicarse a abrir nuestros registros para vosotros. Descubrió que nuestra sabiduría enriquece vuestras vidas, da respuesta a vuestras preguntas importantes, intensifica vuestros sentimientos, afila vuestras mentes y os lleva a elegir la evolución en lugar de la involución. La Cosmología Pleyadiana, por fin, está terminada y nos gustaría ofreceros nuestras reflexiones pleyadianas, como grupo, sobre lo que Barbara Hand Clow ha conseguido recoger de nosotros."


"Tal vez os estéis preguntando: ¿qué es una cosmología? Según los astrónomos de la Tierra, una cosmología estudia la naturaleza del origen, la estructura y la relación espacio/tiempo del Universo. Bueno, los Pleyadianos iremos más allá. Para nosotros, una cosmología es la historia de la existencia en el tiempo y que despierta vuestra memoria celular. ¿Qué es la memoria celular? La memoria celular es la memoria de todo lo que ha ocurrido en el Universo y está codificado en las células de vuestro cuerpo. Vosotros ya conocéis esta Nueva Cosmología para la Edad de la Luz pero necesitáis escuchar la historia nuevamente."


"¿Por qué vais a querer recordar vuestra historia de nuevo? Claro, puede que sea creativo y divertido -y espero que la verdadera razón de contar esta historia ahora sea para que podáis tomar una decisión con respecto a en qué realidad queréis vivir cuando vuestro mundo en 1998 se divida en dos caminos. Nosotros podemos ver la película de estos dos mundos en las células de vuestros cuerpos. Dado que creemos que cada uno de vosotros merece una auténtica elección, nosotros hemos venido a vuestra realidad para decribiros estos dos caminos. Gente, os sorprenderíais si supierais lo difícil que nos resulta venir desde tan lejos para estar tanto tiempo con vosotros. Después de todo, tenemos hogares preciosos de mármol blanco en un paisaje verde con aguas límpidas y aire puro. Nuestros hijos son hermosos y nos aman y los animales gozan con nuestra presencia. Hemos recorrido toda esta distancia y todo este tiempo porque si no tenéis una elección, no hay libre albedrío y entonces, la base esencial del Universo -libertad y consciencia- termina. Si terminase, nadie volvería a elegir una existencia y todo movimiento cesaría. Seguro que no podéis imaginaros algo así pero nosotros hemos contemplado exactamente este apocalipsis, lo hemos vivenciado y es una inaceptable realidad probable en la cual podríais caer si seguís durmiendo. ¡Nos parece más fácil echaros de la cama! Hay una cosa que podemos aseguraros: el nido es lo suficientemente grande y nosotros zumbamos lo suficientemente fuerte como para que cada uno de vosotros sea capaz de tomar una decisión clara. Al asomarnos a estos mundos que será la Tierra durante la Era de Acuario, nos resulta fácil describir y discutir las cualidades de cada uno."


"En una realidad -`Zombilandia'- estáis mirando fijamente, como en trance, a vuestra televisión y vuestro cerebro está siendo llenado con imágenes de noticias e historias que no son reales. Lo que sí es real es lo que está sucediendo en el `ahora', mientras estáis ahí. Os vemos jugando con realidades virtuales y vemos cómo vuestros cerebros están impulsando a la máquina a crear cualquier imagen que estimula vuestros instintos de poseer cosas o tener sexo. Cuando miráis las imágenes, surge el estímulo de ir de compras, o practicar el sexo, o comer. Sometéis vuestra comida a microondas que vibran su esencia a la materia para que se ajuste a vuestros receptores gustativos y lo coméis mientras vuestro cuerpo descansa durante unas pocas horas. Las personas de vuestra casa y también aquellas con las que tenéis un trato social, visten según la última moda, -son la imagen perfecta que vosotros queréis ver, sin embargo, no sentís nada por ninguna de ellas. Si os pidieran describir sus facciones, no seríais capaces de hacerlo. No tenéis ninguna relación con la política o con los asuntos mundiales ya que estas cosas sólo existen en la televisión.



Raras veces viajáis porque pensáis que es peligroso y si lo hacéis, os vais de un aislado hotel a otro y ocupáis habitaciones que tienen televisores que son mejores que los que tenéis en casa porque tienen un canal erótico. No tenéis que reaccionar ante nada ni tenéis que cambiar a nadie ni a nada. Referente al hecho de pensar, el ordenador lo hace por vosotros ya que tiene más capacidad neuronal que el cerebro izquierdo de lo que un humano jamás tendrá. No tenéis manera alguna para verificar si los datos que contienen describen algo real ya que no salís para estudiar cosas reales y observáis vuestras propias reacciones. En lo que respecta a vuestra alma, resulta que vuestro deseo de tener la libertad para tomar decisiones está tan atrofiado que estáis convencidos de que tenéis una vida y que estáis viviéndola ahora. Cada uno de vuestros días supone una nueva oportunidad para satisfacer tantos deseos como sea posible y el estrés no existe. Sois Zombis que permanecerán dentro de un cuerpo sólo mientras su existencia aporte algún beneficio a alguien. ¿Quién está al mando? El Equipo de Dirección Mundial -fuerzas poderosas de la banca, los medios de comunicación, el gobierno y los negocios- expuestos en este libro."


"Antes de describir el otro camino posible, os contaremos cómo se crearon los Zombis, ya que la tecnología, la que ha dado cuerpo, es la misma que seres evolucionados rechazan por completo o utilizan de manera diferente. La tecnología puede ser un medio o un fin y la división de la realidad surgirá de lo que se vaya a elegir. En el párrafo anterior hemos aludido a cuatro tecnologías en concreto -la televisión, el microondas, la luz artificial y los ordenadores-. Hay otras que os impulsan en una dirección o en otra, pero nosotros, los pleyadianos pensamos que éstas son las cuatro que están disparando las dimensiones invisibles y desconocidas descritas con tanto detalle en este libro. Incluso diríamos que este libro tiene que ser escrito para ayudaros a daros cuenta de lo que está pasando como resultado de la tecnología; La Cosmología Pleyadiana es un manual que os indica cómo salir de `Zombilandia' tecnológico. Éstas son las tecnologías que os están empujando hacia el salto crítico -la fusión y la purga multidimensional. Os podemos asegurar de una cosa: tomad consciencia de estas cosas u os convertiréis, o ya lo sois, en Zombis."


"¿Qué es la tecnología? Para muchos de vosotros, la tecnología produce artilugios divertidos que ahorran tiempo y trabajo y vuestra mayor preocupación se centra en sí podéis pagarlos o no. Para nosotros, los Pleyadianos, idealmente, las tecnologías son aparatos que inventáis siendo una manifestación exterior de algún poder desconocido que reside dentro de vosotros mismos; los inventáis para encontrar una manera de haceros comprender vuestro propio poder interno. En la interacción con una tecnología, estáis activando e identificando algo que está dentro de vosotros mismos, sin embargo, ¡parece que sois casi totalmente inconscientes de lo que estáis haciendo! Nosotros disfrutamos viéndoos identificar vuestros poderes internos pero nos gustaría que comprendieseis la diferencia entre la auténtica creatividad y la tecnología.



Si realmente pudieseis ver cómo la verdadera creatividad embellece la naturaleza y cómo la tecnología siempre estresa la naturaleza, no abusaríais de ella, incluso, prohibiríais algunos artilugios tecnológicos como, por ejemplo, la televisión, una vez identificado el poder interior que activó. Algunos de vosotros sí descubren el patrón de pensamiento inicial que activa el poder interior y también la tecnología externa. Ellos son vuestros genios. Siempre tienen la capacidad de pasar por alto la materialización y simplemente trabajan con el proceso a través del pensamiento, inventando más cosas. Más y más gente se está dando cuenta de esto gracias a nuestra ayuda. Por ejemplo, la tecnología de los rayos catódicos de la televisión estimuló los receptores del cortex visual interior y vosotros recordasteis que la visualización es un procedimiento para abrir la memoria celular. Esto significa que os podéis volver telepáticos, ya que ahora sabéis cómo crear imágenes dentro de vuestros cerebros que pueden ser transmitidas. La realidad virtual va un paso más allá porque puede crear a partir de las imágenes que hay en vuestra cabeza."


"¿Por qué estamos aquí para guiar a algunos de vosotros? En las Pléyades, nuestros poderes chamánicos, o mágicos, interiores son fomentados cuando somos niños y no nos hace falta materializar artilugios para activarlos. Tal como era usual antaño en todas las culturas indígenas de la Tierra, la vida de cada uno de nosotros es tan compleja como el cuerpo/mente del personaje que está al mando de la nave espacial `Enterprise'. No obstante, si vosotros nos visitaseis, pareceríamos un pequeño pueblo Maya en Yucatán o Chiapas."


"Antes de describir el mundo evolucionado en detalle, explicaremos los procesos interiores y exteriores inherentes a las cuatro tecnologías que os hacen vibrar hasta el punto de implosión:


La televisión os enseña que todo lo que veis realmente es cosa de la percepción, dado que sabéis que estáis mirando a una pantalla que configura imágenes a partir de puntos y sois conscientes que no estáis viendo a un árbol o a una persona viva. En vista de esto ¿qué es está imagen? Es una idea transmitida y ¡esto es todo lo que es! Desde una perspectiva chamánica se puede decir que si podéis activar cómo se manifiestan, de hecho, las imágenes en vuestro cerebro, entonces podéis reconocer que una imagen manifestada en realidad es un concepto interior. ¡¿Qué?! Vuestro gato sólo aparece cuando vuestra imagen interior le atrae hacia vosotros; todo lo que aparece ante vosotros es creado en vuestra mente; una vez que realmente comprendáis esto, os volveréis más diligentes con lo que `tenéis en mente'. Los humanos que poseen una consciencia indígena examinan cuidadosamente lo que tienen o no en sus mentes.


El microondas os enseña que todo es vibración, todo está hecho en formas de ondas. Antes, necesitabais fuego para activar la energía de la comida pero ahora podéis calentarla bombardeándola con una sección del espectro de ondas que vibra más rápida que 3D. Nosotros, los Pleyadianos, tenemos que confesar que nos hemos reído más de una vez de vosotros y de vuestros microondas puesto que son maestros directos en lo referente a las partes invisibles del espectro de luz. En este libro descubriréis que los fotones pertenecen a la gama de las microondas y no a la gama de luz solar. Habéis inventado el microondas para daros cuenta que podéis ser `cocidos' por frecuencias de onda si no sois conscientes y permanecéis demasiado tiempo en ellas. ¿Habéis dejado alguna vez algo durante demasiado tiempo en vuestro microondas? Según lo enseñado en el libro, estaréis sumergidos en la Banda de Fotones del todo a partir de 1998, entonces, ¿cómo podréis evitar ser `cocidos'? Nosotros, los Pleyadianos, tenemos una sorpresa para vosotros: el Sol es el antídoto contra un exceso de luz fotónica."


"La luz artificial es la tecnología que ha influenciado vuestra realidad de manera significante y es la que comprendéis mejor porque lleváis conviviendo más tiempo con ella. Imaginaos cómo era el mundo hace mas de cien años cuando teníais que trabajar para producir luz. La parte más importante que hay que entender es que todos pensabais que la oscuridad era una fuerza que rodeaba todo y lo único que podíais hacer cuando no había ni luz lunar, ni solar, ni estelar, era iluminar una pequeña parte de ella. Os parecía que la oscuridad abarcaba todo y, de hecho, era la realidad dominante. Vosotros amabais la luz cuando la teníais.



Con la aparición de la luz artificial comenzasteis a imaginar que podíais conocer vuestro ser interior al observar que la nueva luz hacia visible todo y fue así como empezasteis a explorar vuestro subconsciente. En vuestro mundo permanecéis mucho más tiempo en la Noche Galáctica que en la Banda de Fotones y la creación de la luz artificial os ha dado el valor de explorar al oscuro espacio. Hoy en día resulta difícil recordar la época anterior al invento de la luz artificial, pero antes de la nueva luz creíais que inmensas partes de la realidad no podían ser conocidas. Pero desde hace cien años para acá pensáis que cualquier cosa es susceptible de ser conocida y, en poco tiempo, la cosa se os ha subido a la cabeza. Tenéis un montón de hechos pero empezáis a aburriros.


Habéis inventado al ordenador para que almacene y acceda a todos los hechos y es cierto que lo hace. Muchos de vosotros no sois conscientes de cómo la tecnología realmente cambia vuestros cerebros, pero éste no es el caso de nuestro vehículo. Ella empezó a trabajar con ordenadores poco después de que apareciesen en el mercado ya que aceleran y simplifican el enorme banco de datos que manejan los astrólogos en la práctica. Muchos de vosotros que trabajáis con ordenadores tenéis acceso a un banco de datos cada vez más complejo; la propia información se está acelerando y la fusión de datos aumenta vuestra capacidad de percepción.



Este libro es el resultado directo de tal aceleración; la fusión-y-purga multidimensional está siendo impulsada fuertemente por la activación computadora. Vuestros cerebros se están liberando de ser bancos de datos para convertirse en procesadores de datos; éste es exactamente el entrenamiento que necesitáis para poder acceder y manipular el eje vertical de las nueve dimensiones que se describe en este libro. Por ejemplo, la séptima dimensión del modelo de La Cosmología Pleyadiana es la autopista galáctica de información de luz, son las bandas de fotones. Estáis entrando en la banda de fotones que sale de Alción en forma de espiral y se dirige hacia vuestro Sol. Estáis entrando en la autopista galáctica de información de luz y tenéis la capacidad de ser conscientes de este proceso gracias a que estáis trabajando con ordenadores e Internet."


"Muchos de vosotros se dan cuenta de que el Equipo de Dirección Mundial siempre está intentando controlar vuestra realidad y utilizaros como material para sus agendas. El mundo de los Zombis es un mundo totalmente controlado. Sin embargo, no es como estar en la cárcel o trabajar en una cinta de ensamblaje o estar atrapado en un matrimonio infeliz. Lo único que tenéis que hacer con la televisión es apagarla; meter el microondas en el trastero -será necesario para viajar en el espacio; volver a cocinar vuestra comida con verdadero fuego y calor; apagar la mayoría de las luces y utilizar el poder del ordenador sólo como herramienta para sincronizar datos complicados y complejos en lugar de que él os utilice a vosotros. Os preguntamos ¿por qué queréis utilizar ordenadores para leer libros? Estar solos, en una habitación tranquila y leer un libro es el único momento que tenéis para realmente pensar qué es lo pensáis vosotros de las cosas. ¡No permitáis que esta libertad se os escape! Nuestras bibliotecas y hogares están llenos de libros y los únicos objetos materiales que tiene la mayoría de los Pleyadianos son libros, utensilios de cocina y artesanía. Nuestro deseo más ferviente es que este libro ayude a muchos de vosotros a no convertirse nunca en un Zombi. En primer lugar, pero con mayor pasión aún esperamos que este libro os impulse a activar vuestros propios poderes y a volver al mundo numinoso de la esencia de la vida -Gaia."


"¿Cómo puede ayudaros este libro en particular? Como ya hemos dicho, hace 104.000 años, nosotros, los Pleyadianos hemos vivido la misma aceleración por la que estáis pasando vosotros ahora y hemos aprendido a utilizar la tecnología con gran respeto. Tenemos poca necesidad de ella porque los poderes mágicos/chamánicos en nuestros cerebros están muy desarrollados. Por ejemplo, tenemos una computadora grande que contiene todos los datos que realmente necesitamos (desechamos el 99% de los datos viejos) y cualquiera puede acceder a ellos al sostener un cristal codificado y recordar. Algunos de nosotros, como por ejemplo, los astrólogos o directores de grupos muy complejos, utilizan la computadora para fusionar grandes bancos de datos que revelan nuevos conocimientos sobre las cosas. No utilizaríamos un microondas para cocinar nuestra comida ni siquiera si nos lo pidierais; gastamos poca luz ya que la oscuridad nos calma y nos encanta ver las estrellas; ¿Y la televisión? La televisión es demasiado aburrida y hemos descubierto que disminuye la inteligencia y destruye el sistema inmunológico. Pero lo más importante de todo es que no tenemos un Equipo de Dirección Mundial que nos controle y devaste la naturaleza."


"Al leer La Cosmología Pleyadiana, descubriréis que el Equipo de Dirección Mundial de vuestro mundo es dirigido por los Anunnaki de Nibiru. Muchos de vosotros ya lo intuís. Ellos están involucrados en vuestra evolución y saben cómo controlaros; sin embargo, no hay nada que realmente pueda controlaros ¡si utilizáis conscientemente vuestros poderes mágicos/chamánicos! Sólo se os puede controlar si pensáis que sois víctimas; si creéis que alguien puede hacer algo con vosotros. Os preguntamos: ¿qué es lo que alguien podría hacer con vosotros? ¿Y qué, si alguien os mata? Simplemente volvéis. Lo que más nos divierte de `Zombilandia' es que lo único que tenéis que hacer es apagar los aparatos y volver a vuestro mundo. No olvidéis que nos dirigimos a aquellos que están libres de sentarse y leer este libro, pero somos conscientes de lo que por lo menos algunos de vosotros estáis pensando: ¿qué pasa con las atrocidades que se cometen en lugares como Bosnia y Ruanda? ¿Hay algo en lo que decimos que no sea verdaderamente real para vosotros? Tal como os leemos, vuestras cabezas están llenas de imágenes procedentes de la televisión y de los periódicos del Equipo de Dirección Mundial.



Todas, literalmente todas, vuestras respuestas al sufrimiento humano están siendo utilizadas como un método de manipulación de vuestros sentimientos por alguien que quiere que reaccionéis ante el dolor por alguna razón. Estáis siendo impulsados a sentir miedo, a sentiros tristes, impotentes, golpeados, desesperados y en carne viva, y cuanto más respondáis a cosas que no podéis manejar, más ignoráis las cosas que necesitan vuestra atención y que están justo debajo de vuestras narices. Estos dramas se están configurando para distraeros, para que no veáis la nueva realidad que está apareciendo y para que no decidáis largaros de `Zombilandia': Pero, incluso, también los Zombis despiertan eventualmente, pero ¿cuánto tiempo más queréis ser tan lentos? Nosotros, los Pleyadianos, siempre os decimos que si sois uno de estos humanos, lleno de compasión, que quiere ir a los Bosnia y Ruanda de vuestro mundo, ¡id! Nosotros os admiramos, viajaremos con vosotros y dentro de vosotros para ver lo que pasa; de otra manera, resulta mortal para cualquiera de vosotros dispensar un sólo pensamiento a una realidad transmitida por la televisión -tell-a-visión*. ¡Tened vuestra propia visión!"


"¡Gente! ¡Prestad atención! ¡Muchos seres multidimensionales como ángeles, Pleyadianos, Sirios, Cristo, seres de Andrómeda, Henoch, Abraham y María Magdalena están entrando y saliendo de vuestros cuerpos! Estáis viviendo en una época en la cual ellos se expresan directamente dentro de vosotros. La razón de estar viendo OVNI´s y naves espaciales consiste en abriros, en que os deis cuenta de que seres de otros mundos están en vuestro reino, están en todo vuestro entorno. Ellos son vosotros y vosotros estáis siendo ellos, a no ser que seáis Zombis. No olvidéis que la nueva realidad que vendrá es un planeta verde y exquisito y habrá celebraciones colectivas en los sitios sagrados durante los solsticios, equinoccios y momentos lunares claves. Recordad que habéis creado la televisión para activar la telepatía; los teléfonos para aprender a transducir energías; y los aviones para recordaros que sois capaces de volar y la distancia depende de la velocidad. En este nuevo mundo seréis telepáticos y seréis videntes. Embelleceréis las fuerzas naturales -la naturaleza de vuestro planeta en lugar de ensuciarlo con cosas artificiales y vuestros ordenadores son herramientas de bibliotecas que os liberan de llenaros la cabeza con hechos."


"Este ordenador se llama Entretejido y no Internet y os atrae para la conexión con y la activación de la fusión-y purga mutlidimensional de Era de la Luz.

Barbara Hand Clow
Julio 1995

No hay comentarios: