lunes, 21 de septiembre de 2009

El BHAGAVAD GITA O EL CANTO DEL SEÑOR

El Bhagavad-Gītā es un poema filosófico de 700 versos, divididos en 18 capítulos. Forma parte del poema épico Mahabharata , escrito en sánscrito. Se trata éste de uno de los libros más sagrados del hinduismo, en el que se cuenta las batallas entre dos familias enfrentadas: Loa Pandavas i los Kurus. El texto es simbólico y detalla el camino de liberación del alma humana mediante su acercamiento a la verdad y lo divino. En la historia aparecen personajes tan conocidos como Krishna, Árjuna y Yudhisthira.
Adjuntamos un pequeño fragmento:



“Las acciones que se hacen buscando resultados, beneficios y frutos producen ataduras. Trata de que no te afecten los pares de opuestos y piensa en pureza. No pienses en poseer nada. Tu deber está en la acción, no te preocupes en lo más mínimo por sus frutos. Tampoco tienes derecho a quedarte inactivo, tan sólo no te apegues a nada. Recuerda que ningún hombre puede quedarse quieto ni siquiera por un momento. Todo hombre tiene que actuar. Es la ley de la naturaleza que todo esté en continua acción. Puede que encuentres a un hombre sentado y quieto sin hacer nada, sin embargo, su mente está ocupada en el mundo de los sentidos. Cuando un hombre llega al estado en que el frío y el calor, el placer y el dolor, el honor y el deshonor le parecen igual, siempre está sereno.

El trabajo ha de realizarse, pero debe hacerse entregando todo apego a los frutos. Esto no significa que ha de renunciarse al deber. El deber ha de realizarse y sólo ha de renunciarse a los frutos y al apego.

Aquel que dotado de visión interior se controla firmemente apartándose de los sentidos y de los objetos de los sentidos, dejando a un lado lo agradable y lo desagradable y morando en soledad, controla sus charlas, su cuerpo y su mente, ocupándose siempre en la concentración de su mente en la meditación, el que trata de estar libre de pasión, dejando a un lado las ideas, la violencia , el orgullo, el deseo, la ira, la posesión y que tiene tranquilidad mental, puede hacerse uno con Dios”.

No hay comentarios: