lunes, 26 de octubre de 2009

ALGUNAS ENFERMEDADES Y LA PSIQUIS

ENFERMEDADES Y PSICOMAGIA


EL VERTIGO

Es una afección de una parte del oído interno que es el indicador del equilibrio.

Se tiene la impresión de perder la vertical, como si hubiéramos perdido el control y estuviéramos sobre un suelo que se mueve. En vez de dar vueltas a las cosas para que algo se mueva en la vida, las cosas parecen girar de forma incontrolada a nuestro alrededor.

Es posible que la afección aparezca tras realizar algunos cambios que no parecen equilibrados a nuestros ojos o a los de los que nos rodean. El juicio de las otras personas nos causa problemas, aunque no queramos aceptarlo.

En ocasiones, el vértigo aparece tras un cambio muy rápido de postura. A veces, nos exigimos, obedeciendo a la programación de nuestro árbol genealógico, la perfección, la premura, la descarga de impulsos inmediata. El cuerpo nos envía un mensaje sanador: enlentece tus pasos, tómate tiempo para decidir y para llegar a tus metas.

Hay cierta angustia a la hora de tomar decisiones que nos dirijan hacia lo nuevo, un miedo a no haber encontrado el camino adecuado.

Cuando el vértigo culmina con un desmayo y caemos al suelo, nos llega la lección de “al fin caíste en tierra firme”, pues parece que se vivía ingenuamente en alguna fantasía.

Esta enfermedad es un mensaje para que escuchemos nuestras verdaderas necesidades y cambiemos el concepto de lo que es una persona equilibrada. Deberíamos encontrar el giro adecuado en nuestra vida, dejarnos llevar por la intuición y no pretender controlarlo todo.

Podríamos considerar también al vértigo se como un ataque al narcisismo. El sujeto, siente debilidad, inseguridad y malestar, acaba de percibir que no es él el que controla al entorno que antes creía su espejo, sino que éste gravita obedeciendo a sus propias leyes.

A un nivel astrológico se considera una afección neptuniana, donde tenemos miedo de ser tragados por algo que es mucho mayor, algo que no tiene límites…


ENFERMEDADES DE LA COLUMNA VERTEBRAL

Une la cabeza con la pelvis formando un doble arco que simula una ese. Ya dijimos que estaba formada por 33 vértebras, a las que hay que sumar 550 músculos, 400 ligamentos y tendones que nos proporcionan estabilidad. Además la columna protege la delicada médula espinal, donde reside la alegría de la vida. La estabilidad y la sujeción son dos dones que la columna vertebral regala a nuestro cuerpo. Es por ello que situaciones de inestabilidad y caída del ánimo, provocan de manera directa que la columna se queje en formato de dolor.

La movilidad de la misma se debe a los discos intervertebrales que conviven formando una estructura polar con las duras vértebras. Cada disco posee un núcleo gelatinoso que se adapta a los movimientos. Las posibles roturas de esta fortaleza pueden favorecer la tan temida hernia discal.

La columna es el eje central de nuestro tronco, de manera que cuando polarizamos demasiado hacia un aspecto de la realidad, por ejemplo hacia el lado femenino negando el masculino o al revés, este eje se tuerce. El médico hablará de escoliosis, no de que nos hemos desviado del centro. Ir serpenteando por la vida, evitando los obstáculos y la rectitud de cualquier camino, también provoca este problema de salud.

Los sentimientos afectan a la tensión muscular. Tanto el miedo como la tristeza, por ejemplo, se manifiestan a menudo a través del dolor de espalda o de un lumbago agudo. El estrés duradero o una gran presión hacen aumentar esta tensión.

Los conflictos de desvalorización o autodesvalorización provocan descalcificación en la columna, llegando a causar verdaderos problemas de salud si el conflicto perdura. Por otro lado, el miedo a los demás puede replegar la columna por acción de la memoria fetal, como un intento inconsciente de volver al vientre materno, un paraíso exento de amenazas

Los osteópatas tienen como función armonizar la estructura ósea, ellos defienden la idea de que toda dolencia tiene su correspondencia ósea. El desbloqueo en bastantes ocasiones está originado por un nudo emocional, el 60% de los dolores de espalda tiene trasfondo emocional. Cada tipo de emoción tensa una parte del cuerpo, lo que repercute en órganos y en huesos.

Hay personas que, tras manipularlas y desbloquearles vértebras, dicen que les parece que ven mejor, que oyen mejor, que digieren mejor… ¡Es natural! Se han abierto espacios articulares, de modo que luego las señales nerviosas fluyen mucho mejor.

Al parecer la faringitis está conectada con un bloqueo en las vértebras cervicales, desde estas vértebras se inerva el área de la garganta. Cuando se relaja y tonifica esa área, la infección retrocede.

“Motus vita est”: el movimiento es la vida. ¡Muévase!

Sobre la importancia del movimiento, los especialistas saben que si guardamos cama durante catorce días, el diámetro de los músculos asociados a la columna vertebral se reducen en aproximadamente un centímetro. Para recuperar el tono necesitaremos varios meses de rehabilitación.

Hay un estudio que señala que los escolares se mueven muy poco: los llevan en coche, se pasan muchas horas sentados frente al ordenador o la televisión y practican poco deporte. Esa vida sedentaria afecta a los músculos y al esqueleto, además de provocar problemas de sobrepeso y otros asociados.

El mejor remedio contra este problema es el movimiento. Hay que moverse todos los días, y cuanto más mejor. Es bueno recordar que en el deporte debemos elegir aquel qué nos divierta…

Nadar es el deporte ideal para los músculos de la espalda. Como el agua sostiene el cuerpo, la columna no debe soportar ningún peso. Los estilos de espalda y crol son los mejores.

Alejandro Jodorowsky dice que “la felicidad está en los huesos”. Tras recibir de Michelle Bachelet la Orden al Mérito Artístico y Cultural “Pablo Neruda” lo agradeció con un poema: “Puerta abierta al norte, puerta abierta al sur, puerta abierta al este y puerta abierta al oeste, que venga el viento y se lleve lo superfluo, que me deje convertido en una pura columna vertebral donde cada hueso cante como un pájaro agradecido”. Es importante cuidar la columna vertebral y si en alguna ocasión enferma, debemos oír su mensaje con atención para saber que pilar de nuestra vida falla, que polo estoy negando, por qué cae mi ánimo, por qué reduzco mi movilidad, que cargo, a que le tengo miedo, por qué me alejo de la alegría. Los problemas de columna sólo vienen a sanarnos de raíz.

Para terminar, algo de sentido común…(el sentido que menos usamos en nuestra vida)

David Ponce, osteópata, defiende que la salud sale de la siguiente suma:

Alimentación idónea+ ejercicio físico tonificante + descanso reparador + estabilidad emocional.

Nos añade un consejo básico de alimentación. Fruta, verdura, agua. Elimina el azúcar, excitante que te impide concentrarte. No bebas leche e ingiere poca carne roja: un exceso de proteína te carga de toxinas, desgasta tus articulaciones. Y sométete a una hidroterapia de colon dos veces al año.

Comentarios (4)

OBESIDAD


Desde el punto de vista simbólico, las personas que engordan, en realidad lo que hacen es “protegerse” de los demás, o de algún tipo de situación o trauma instaurado en su cabeza.

En la obesidad no se acumula masa ósea, ni muscular, ni se agranda ningún órgano, ni se llena ninguna cavidad de aires malignos. Lo único que se acumula bajo la capa de la piel es una cantidad de grasa (energía estancada) que no se va a usar y se retiene una cantidad de líquido (emociones tóxicas), que el organismo no puede eliminar.

Las células del cuerpo de una persona obesa, obedecen una orden de acumular grasa, y como sea, de no soltarla, no “quemarla”. Centrándonos en la grasa, ésta podría considerarse como un elemento comodín que el cuerpo, obediente como marinero a las órdenes del patrón, el inconsciente, las sitúa estratégicamente con distintas intenciones, tantas como obesos. Tres ejemplos:

1.- En el abdomen, para defenderse de ser adulto. Tomamos forma de bebé barrigón. Puede que el árbol ataque a los niños cuando “espigan”. En el abdomen también, para simular un embarazo. El árbol te acepta como madre, no como mujer.

2.- En las caderas y muslos para ocultar el talento creativo y la libertad de expresión artística. El árbol asignó a otra persona este territorio, o hay una prohibición total al desarrollo libidinal, en beneficio de otro de los egos, por ejemplo el intelectual o el material.

3.- En todo el cuerpo a consecuencia de un abuso sexual. Puede provocar que asociemos “la belleza” con “la agresión”. Es decir, si soy bella soy blanco de agresiones sexuales, por lo tanto engordo y de ese modo nadie me mirará, ni me deseará sexualmente. Es una forma de defensa para estar a salvo.

Desde la perspectiva de Naska Groppaglio, la obesidad, así como la delgadez, las jorobas, etc. se utilizan para integrarse en el “clan familiar”. Cuando no hay suficiente espacio en familias con muchos hijos, cuando uno nace no deseado, del sexo opuesto al esperado, es posible que el cerebro más primitivo encuentre estrategias de supervivencia que responden a estos patrones.

También hay personas que establecen su prioridad en el ahorro, en no gastar ni un centavo. Son las personas que no invierten, sólo acumulan. La obesidad podría ser un síntoma de esa disposición, del miedo a que le falte. Como un seguro a todo riesgo, donde la grasa es “el seguro”

Detrás de la obesidad también puede haber una madre dominante, posesiva, que ejercía un control estricto sobre su alimentación, sus pensamientos, sus sentimientos y su creatividad. En este sentido, la obesidad representa una oposición inconsciente a la autoridad materna que abusó de nosotros

Un ejemplo puede aclararlo: Una niña empezó a engordar para que su madre la quisiera y se preocupara de ella como de su abuela que había enfermado y ahora estaba en su casa robándole toda la atención.

Alejandro Jodorowsky dice que cuando uno sufre un abuso, eso se sigue repitiendo. Hay que eliminar de la mente el símbolo del abuso y romper la fijación con un acto psicomágico. En este caso le recetó que comprara tantos kilos de huesos para perros como los que ella tenía en estos momentos de sobrepeso. Llevar toda esa carga en una carretilla hasta el cementerio donde estaba enterrada su abuela y decirle: ” abuelita, estos kilos son tuyos, no son míos, me libero de esta carga” También debería llevar miel para endulzar y que no fuera un acto hostil.

Noticias relacionadas con la obesidad

Una noticia apunta que el estómago puede actuar como un “segundo cerebro”. Se ha descubierto toda una red neuronal de entorno a cien millones de neuronas en el conducto intestinal. De esta manera, lo que se conoce como “sentimiento intestinal” es el nudo en el estómago que todos conocemos. A riesgo de equivocarnos, podemos pensar que en este rudimentario “cerebro” el hambre de amor, de atención y de ternura… lo satisfacemos con exceso de alimento.

Otra noticia habla de una especie de “interruptor biológico” de la obesidad, que ofrece la posibilidad de manipular la presencia o ausencia de grasa en zonas anatómicamente estratégicas del cuerpo. Ese interruptor se activa sobre todo por el estrés crónico. Este hallazgo explicaría porqué hay personas que durante sus vacaciones, pese a los habituales excesos del verano, pueden llegar a perder peso al alejarse temporalmente de sus presiones y preocupaciones cotidianas.

La última de las noticias que vamos a comentar es una especie de “programación enferma” que advierte que pronto habrá una epidemia de cáncer de estómago en los países desarrollados, según han alertado expertos en esta patología. Para estos expertos, la causa de este incremento podría tener relación con la obesidad. (Recordemos que las programaciones acaban por cumplirse)

Sería interesante y sobre todo positivo, complementar lo que los especialistas médicos aconsejan respecto a dietas y ejercicios para sanar la obesidad, con una mirada diferente a la misma, entendiendo la obesidad como un mensaje que el cuerpo nos manda para sanar lo que hay en su raíz. Debemos preguntarnos:

-¿Qué sentido metafórico tiene acumular la grasa o el líquido en este lugar de mi cuerpo?

-¿Qué es lo que en realidad acumulo y para qué?

-¿Por qué no dejo fluir la energía y las emociones?

-¿Qué oculto tras la grasa?

-¿A quién o a qué me parezco con esta imagen?

-¿He sido visto por mis padres?

-¿He tenido suficiente espacio para crecer entre mis hermanos?

-¿Estoy alimentando mi falta de amor con exceso de comida?


ENFERMEDADES DEL CORAZON

La vida comienza y termina con el latido del corazón. Es un músculo que funciona sin que intervenga nuestra voluntad consciente. Es el que hace circular la vida (sangre) en nosotros, nuestro centro energético. Una máquina perfecta que pesa 300 gramos y late entorno a 100.000 veces al día moviendo continuamente los aproximadamente cinco litros de sangre de nuestro cuerpo. La parte izquierda del corazón envía la sangre hacia los pulmones para que se oxigene y esta sangre limpia es recibida en la parte derecha, la sangre circula de izquierda a derecha

A otro nivel asociamos la función del corazón con los sentimientos (ego emocional). Expresiones cotidianas como, “se toma las cosas muy a pecho”, le ha roto el corazón”, “se me ha helado el corazón”, “tiene el corazón de oro”, etc., nos hacen ver como la relación corazón-emociones está totalmente establecida en nuestras creencias y como consecuencia en nuestro lenguaje. Este órgano, es el lugar de las sensaciones más profundas, el barómetro de nuestras emociones. Desde ese punto de vista, las afecciones del corazón y del sistema circulatorio se manifiestan en personas con problemas sentimentales y con dificultades para expresar amor. El estado del corazón se manifiesta en la coloración de la piel y en el brillo de los ojos. El corazón y su buen funcionamiento o sus disfunciones nos conectan con la relación y el equilibrio que establecemos en nuestra vida con el dar y el recibir. El corazón no acumula, ni da más de lo que recibe, ni recibe más de lo que da.

Digamos que el corazón es el motor de la vida y las emociones son su combustible. Preguntar a un amigo ¿cómo te va la vida?, es igual que decir ¿cómo son ahora tus emociones? La respuesta a ambas preguntas nos hablará de la salud del corazón de ese amigo. Lo mismo que un buen combustible (emociones positivas), hacen que la máquina que mueven funcione mejor y dure más tiempo, un mal combustible (emociones negativas), pueden hacerla fallar y hasta averiarla con trágicas consecuencias.

Problemas:

El corazón tiene sus enemigos como el tabaco, estrés, hipertensión, alcohol y exceso de colesterol. Un músculo cardiaco privado de oxígeno se necrosa y entonces aparecen los problemas cardiovasculares que son la primera causa de muerte en el mundo.

-Un ataque al corazón puede tener como causa probable un problemas afectivo. ¿Cambiamos la alegría de vivir por ganar más dinero o más posición social?

-Las trombosis coronarias se suelen generar por sensación de soledad y de miedo.

-Si se da más de lo que se recibe, o al contrario, las válvulas se obstruyen y la vida corre serio peligro.

Es curioso destacar que el corazón es un lugar en donde el cáncer nunca llega. Las células neoplásicas nunca llegarán a anidarse en las fibras cardíacas. Éstas no se pueden permitir enviarnos mensajes a través de un cáncer, cualquier fallo en la recepción del mismo, llevaría a la muerte y la intención del cáncer no es la muerte, es la sanación.

¿Se deben hacer caso a las “corazonadas”? La sabiduría oriental dice “la mente está en el corazón” y con la palabra “mente” se hace referencia a la inteligencia emocional y es que el corazón, como el estómago, son también cerebros, a los que en occidente no se les ha prestado la importancia debida, por nuestro afán de exaltar lo racional (el ego intelectual) sobre todos los demás.

Para terminar, vamos a contar un acto psicomágico donde interviene el corazón

En los casos donde el incesto ha actuado con fuerza, el corazón queda prisionero de la madre.
Este es un acto psicomágico recetado por Cristóbal Jodorowsky para que un chico recuperara su corazón, después de un incesto feroz:

1.-Compras un corazón de vaca
2.-Buscas dos fotografías: una de tu madre y otra tuya y las pegas con miel frente a frente (por la parte de las imágenes)
3.-En el interior de ese corazón de vaca debes introducir esas dos fotografías pegadas y pedir que te lo envuelvan hermético en plástico, al vacío. Para que no se descomponga
4.-Buscar una bolsa de tela (cuadrada) donde deberás de introducir ese corazón. La bolsa debes coserle cuatro argollas de metal en cada una de las esquinas.
5.-Ese conjunto debes encadenártelo a tu pecho, con un candado que cierre las cuatro cadenas (puedes llevar una camiseta debajo para que te moleste menos)
6.-Durante tres días y tres noches lo llevas, duermes así. Cada día deberás visitar el cementerio donde está enterrada tu madre y dejar sobre su tumba una pequeña moneda de oro.
7.-El tercer día te lo quitarás delante de su tumba, y le dirás que se ha terminado la relación con ella. Lo entierras y plantas una planta. En tu pecho te pintas un corazón de oro.

ENFERMEDADES DEL CEREBRO

Podríamos considerar al cerebro como el ordenador personal de nuestro cuerpo. Es el que demanda y gestiona toda la información. Centraliza, almacena y hace circular los datos necesarios para poder vivir.

Digamos que los problemas cerebrales, leves o graves, sobrevienen de un conflicto en el ego intelectual que puede pasar por una contradicción o por una prohibición. Vivir lo emocional o lo sexual en la cabeza, provoca una gran tensión y ello suele desembocar en enfermedad.

Los problemas cerebrales son un indicador que nos advierte de nuestras dificultades actuales a la hora de dirigir nuestra vida. Cualquier desequilibrio cerebral señala nuestra incapacidad para cambiar de ideas y de manera de pensar.

Los más comunes son los dolores de cabeza, suelen simbolizar que nos exigimos demasiado y nos desvalorizamos. Puede que usemos expresiones como: “estoy hasta la coronilla” o “ando de cabeza”. El dolor de cabeza nos impide ver, oír y oler bien. Es decir nos aleja de nuestras necesidades vitales.

En segundo lugar tenemos las migrañas. Dolores intensos en un lado de la cabeza, a menudo acompañados de nauseas y vómitos, que pueden durar desde algunas horas hasta varios días. Pueden aparecer cuando no nos concedemos el derecho de ser lo que en verdad queremos ser. Se vive en el “no puedo”, hasta el extremo de vivir a la sombra de alguien a quién consideramos que tiene mucho poder. Además, esta dolencia va asociada a las dificultades sexuales, ya que nos desconectamos de nuestro ego creativo-sexual. Cuando un deseo no se admite en el sexo, se intelectualiza, pero no se satisface, no se “digiere” bien, duele la cabeza y luego se vomita.

Entre los problemas de mayor gravedad:

La cabeza también simboliza al padre y a todos los ancestros varones. Si las relaciones con el padre arquetípico se enturbian, la las funciones cognitivas se hacen caóticas y si la falta de padre llega a “morder”, la cabeza estalla.

-La conmoción cerebral suele provocarse por un accidente o un golpe en la cabeza. Con mucha frecuencia se oye decir que el azar no existe. Podemos interpretarlo como un mensaje que nuestra parte divina nos lanza para que cambiemos, para que nos transformemos en lo que en verdad queremos ser.

-La trombosis cerebral y los accidentes vasculares cerebrales, que están provocados por la ruptura de una arteria a consecuencia de un coágulo. Parece que en una situación así se nos pide que analicemos los obstáculos que están bloqueando nuestra alegría de vivir.

-El tumor cerebral es una formación que se desarrollan a expensas del tejido cerebral. Desde la psicogenealogía se indica que puede estar relacionado con un secreto que debería aflorar a la superficie. En nuestra cultura, es una palabra muy temida, ya que se asocia con la muerte.

-Los accidentes cerebrales, por lesiones externas o internas, pueden ser mensajes del árbol para que se sane un secreto bien guardado del árbol, normalmente en el estrato de los bisabuelos, sede primaria de nuestro ego intelectual.



Normas profilácticas para el cerebro:

*Sanamos los secretos del árbol. Donde hay lagunas de memoria o conocimiento, creamos bellas historias positivas de cada uno de los ancestros desconocidos.

*Sanamos la relación con el padre. No guardamos rencores, mejor confrontar que quejarse.

*Satisfacemos el sexo.

*Evitamos contradicciones entre el deseo, la necesidad, la acción y el pensamiento.

*Repartimos la energía en nuestros cuatro egos, el desequilibrio o la prohibición también crea la enfermedad.

LA PIEL

s nuestro escudo protector y al mismo tiempo el espejo de nuestro mundo interior. Por ser nuestra envoltura corporal, representa la imagen que el ser humano tiene de sí mismo. Cuando queremos dar una imagen o expresar una emoción que de forma natural no se manifiesta, utilizamos el maquillaje. Al describir nuestra piel nos estamos definiendo: piel dura (rudeza de sentimientos); suave (alma sensible); sudorosa (inseguridad); seca (control de los sentimientos), etc. Cualquier problema con la piel se relaciona con la vergüenza que la persona afectada siente de sí misma. La blanca y pura piel de un recién nacido es como una hoja en blanco, mientras que la arrugada y manchada piel de un anciano, es un gran lienzo en el que está escrita parte de su historia.

Con un peso del 16 por ciento del cuerpo y una superficie superior a 1,5 metros cuadrados casi debería ser considerado como el órgano de mayor tamaño de nuestro cuerpo.

Expresiones como: “tengo la piel de gallina” o “lo siento a flor de piel” indican la conexión de la misma con el cerebro. Incluso la referencia al color para mostrar que “enrojecemos de vergüenza”.

La epidermis renueva permanentemente sus células, los queratinocitos: las células más superficiales se desprenden y van siendo reemplazadas por las que están debajo. Ese ciclo de renovación dura normalmente un mes, pero cuando hay dermatitis o caspa se acelera, y las células muertas se acumulan en placas y se desprenden. Por eso pensamos que en periodos de renovación intensa, en los que nuestro entorno familiar o nuestro árbol genealógico no nos deja desprendernos de nuestra antigua identidad, esas células muertas, metáfora de lo que fuimos, se acumulan, dando origen a costras de células muertas que nos pican y afean.

Flexibilidad, elasticidad y resistencia son sus principales características a nivel de funcionamiento. Actúa como una muralla que nos protege de las agresiones exteriores: golpes, microbios, bacterias, agentes químicos y radiaciones ultravioletas.

No sólo nos protege, también absorbe, en la piel tiene lugar un perpetuo intercambio. Actúa como un termostato que permite mantener nuestra temperatura interna. La piel refleja nuestra personalidad y el estado de salud de una persona.

La piel también es nuestro mayor órgano sexual. “No tocar” y “no dejarse tocar” son máximas importantes del nudo sadomasoquista de nuestro árbol, pues nos impide el placer del acercamiento al otro. La prohibición del árbol está basada en que la piel y el sentido del tacto constituyen puertas abiertas de par en par al erotismo.

Los problemas con la piel se deben de ver desde la parte afectada del cuerpo, que representará el área en la que se vive el problema con mayor intensidad.

En la cara –> Miedo a perder prestigio.
En la cabeza –> Estancamiento de ideas, prohibición de la reestructuración del pensamiento.
En los labios–> límites al intercambio emocional.
En los genitales–> Culpa o vergüenza por alguna práctica sexual prohibida. Se dice que el herpes genital y anal son el resultado de la ambivalencia entre el apetito sexual y la vergüenza.
En los pies–> Insatisfacción con el territorio que se ocupa.

Un problema dérmico es un recurso excelente para alejar a los demás, para que no nos toquen.

-Se dice que si guardamos mucho odio y rencor por haber tratado de acercarnos a alguien sin éxito, podemos desarrollar un cáncer de piel.
-La psoriasis indica nuestra inadaptación social
-El sarpullido es una irritación causada por retrasos, o una forma pueril de llamar la atención
-La urticaria aparece a consecuencia de pequeños temores ocultos, donde hacemos una montaña a partir de un grano de arena
-El acné adolescente hace emerger el exceso hormonal.

Debemos escuchar la sintomatología de la piel, como si fuese a la voz de un sabio interior que sólo desea sanarnos. Recordemos que el cuerpo es un aliado que nos envía mensajes en formato de enfermedad, para que sepamos lo que no puede ser expresado de otra manera




I

No hay comentarios: