martes, 20 de octubre de 2009

Método para la Interpretación de los Sueños

Método para la Interpretación de los Sueños



Cuál es la nueva propuesta que Freud deja traslucir en su texto la interpretación de los sueños?. Que los sueños sean interpretables, no representa ninguna novedad.

La literatura griega nos brinda un amplio número de ejemplos que demuestran que ya desde épocas muy lejanas, el hombre trataba de desentrañar el secreto oculto de los sueños. De diferentes maneras trataba de entender qué era lo que el sueño quería decirle.
Freud realiza un profundo estudio acerca de los métodos profanos utilizado en todos los tiempos, y debido a esto se vio obligado a admitir que estas creencias populares tan antiguas, se acercan más a la verdad en cuanto a los sueños que la ciencia de la época.

Estas consideran al sueño como un mero acto somático, que se anuncia mediante ciertos signos en el aparato psíquico, pero que de ninguna manera representan un acto psíquico en sí, descartando con esto toda posibilidad de interpretación.

En cambio, los profanos, a pesar de reconocer que los sueños son a veces incomprensibles y absurdos, no pueden dejar de aceptar que poseen un significado. Los sueños serán el sustituto de otro proceso de pensamiento. Aunque los métodos que utiliza para interpretar este sustituto resulten inadecuados por diferentes motivos.
Freud no dice nada nuevo al sostener que los sueños poseen un significado. Lo que propone es un método científico para la interpretación de los sueños, a través del cual se pueda dar cuenta del verdadero sentido de los mismos.


METODOS DE INTERPRETACIÓN PROFANA
Freud estudia dos métodos de interpretación profana: el método de interpretación simbólica y el método descifrador.

INTERPRETACIÓN SIMBOLICA
Este método toma en consideración todo el contenido del sueño y lo sustituye por otro que lo explica. Este sentido que se le encuentra la sueño es trasladado al futuro, como una premonición de lo que sucederá.
Este tipo de método presenta una serie de dificultades. En primer lugar, fracasa ante todo sueño que resulte complejo, es decir, son pocos los sueños que quedarían esclarecidos mediante él. Por otra parte el sentido encontrado depende exclusivamente de la intuición o la ocurrencia de algún favorecido que presente dotes para el desarrollo de esta práctica.

METODO DESCIFRADOR
Freud explica, que este método trata al sueño como una escritura cifrada en la que cada signo es traducido, según una clave fija, en un significado conocido.
Una vez traducido queda la tarea de armar un todo, un significado coherente, que también será remitido al futuro.
Es importante destacar que este tipo de método no sólo tiene en cuenta el contenido del sueño, sino también la persona y las circunstancias de la vida del soñante.
Además, y en este se acerca al método utilizado por Freud, la interpretación no se dirige a la totalidad del sueño, sino que lo divide en cada una de sus partes, de manera que sean analizadas por separado, para luego volver a ensamblarlas en un todo coherente que represente el significado del sueño.

METODO DE INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS EN EL PSICOANÁLISIS
Freud afirma: “interpretar un sueño significa indicar su sentido, sustituirlo por algo que se inserte como eslabón de pleno derecho, con igual título que las demás, en el encadenamiento e nuestras acciones anímicas.”
Para Freud, el sueño siempre es el cumplimiento de un deseo o una idea inconsciente, pero que como tal no puede acceder directamente a la conciencia. En cambio, encuentra en el sueño, mediante condensación y desplazamiento, una manera de expresarse.
El sueño, para Freud, es una vía regia de acceso al inconsciente.
Mediante la interpretación ese deseo inconsciente logra volverse conciente y de esa manera pasa a formar un eslabón más de la cadena de nuestras acciones anímicas.

METODO
Para poder interpretar un sueño, el soñante debe intensificar su atención hacia sus percepciones psíquicas, tratando de evitar las críticas con que generalmente trata sus pensamientos, para esto es bueno que adopte una posición de reposo y cierre los ojos.
Debe comunicar al analista todo tipo de ocurrencias, aunque estas le parezcan ridículas o que no vienen al caso.
Sólo de esta manera es posible que surjan en él ocurrencias que de otra manera hubieran quedado inaccesibles.

A partir de estas ocurrencias se realiza la interpretación.
Para esto el sujeto debe abstenerse de toda crítica, y utilizar la energía psíquica ahorrada en perseguir todas aquellas representaciones involuntarias que afloran en ese estado.
De esta manera es posible transformar esas representaciones involuntarias, o inconscientes en representaciones voluntarias o concientes.
Pero todo esto, no resulta tan sencillo, las representaciones involuntarias presentan una gran resistencia a emerger, ya que justamente fueron arrojadas fuera de la conciencia por resultar desagradables para el sujeto.

Al igual que el método profano de interpretación, el psicoanálisis afirma que no debe tomarse como objeto de interpretación la totalidad del sueño, sino que se debe considerar por separado cada una de sus elementos.

Al presentarle al soñante cada uno de los fragmentos de su sueño, este irá ofreciendo una serie de ocurrencias, que Freud denomina “segundos pensamientos”.
Pero en este caso el contenido onírico no es reemplazado según una clave fija, como en el caso del método profano, sino que un mismo contenido puede presentar diferentes sentidos, según la persona del soñante y el contexto en la que esta se encuentra.
Por último, el analista debe conocer los intereses del sujeto y tener en cuenta para la interpretación todos los detalles de la vida del paciente.

No hay comentarios: