miércoles, 10 de marzo de 2010

ANALOGÍAS

ANALOGÍAS

Por Rafael R. Tereschuk

INTRODUCCIÓN

Ofrezco aquí al lector interesado por la Astrología, un breve y simple análisis analógico entre las Ideas sobre nuestro mundo físico no visible y las Ideas que gobiernan a la Astrología.

El objeto es contribuir a un avance en el campo astrológico, partiendo de constatar que si las Ideas astrológicas están involucradas en todos los planos de la realidad, también deben encontrarse en el plano aquí propuesto, como estipulan los principios esotéricos conocidos, y de esta manera realimentar positivamente nuestra percepción inteligente de la realidad.

I ) LA FISICA DE PARTICULAS

Según estipula la Física, una carga eléctrica es una partícula cargada electricamente con un potencial eléctrico y un signo definidos. Esta partícula establece naturalmente en el espacio que la rodea, un campo de irradiación eléctrico que tiene como origen su propio centro, y cuya intensidad es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia de alejamiento de su centro. Estando esta partícula lo suficientemente alejada de cualquier otra cosa (es decir aislada), su campo de irradiación es homogeneo y es posible trazar superficies esféricas equipotenciales a su alrededor, en función de la distancia de alejamiento de su centro, con potencial distinto cada una pero con el mismo signo que el de la carga origen. Cuando se le acerca una partícula cargada con signo contrario, su campo de irradiación se deforma (se torna inhomogeneo), de forma tal que este se vuelve mas intenso en la región que la separa de la nueva carga, y menos intenso en otras regiones, lo que nos habla de un reconocimiento y atracción natural de aquello que es distinto, pero a la vez complementario. Si en cambio se le acerca una partícula cargada con el mismo signo, su campo de irradiación se deforma de manera opuesta a la anterior manifestando un reconocimiento y rechazo natural de aquello que es similar y no complementario.

No existen cargas eléctricas absolutamente aisladas en la naturaleza. Siempre existen apareadas con otra de signo contrario, por lo que para aparentar un aislamiento, hay que tomar mucha distancia con el par. La mera atribución de un signo es el reconocimiento de este hecho, por la relatividad de los signos eléctricos.
Además, la fuente de su poder eléctrico, que es la misma para cada par, es desconocida.

LEY DE BELL:
En el ámbito de las partículas elementales que forman todo lo conocido, se ha verificado que si dos partículas eléctricas inicialmente apareadas, son separadas por una distancia cualquiera, al forzar un cambio de polaridad por medios externos en una de ellas, se produce automáticamente un cambio de polaridad en su par opuesto .

Este increíble comportamiento, aún no explicado, sugiere que las partículas se mantienen en relación independientemente de la distancia que las separa
También es importante señalar que la carga eléctrica neta de dos partículas apareadas, es nula, lo que indica que cada una de ambas cargas tiene el mismo valor absoluto, pero signo opuesto.


II ) LA MACROELECTRICIDAD

En el ámbito de la macroelectricidad, nos encontramos con los dos polos eléctricos de un generador.
Un generador es una máquina diseñada para producir dos polos eléctricos útiles para su empleo por el hombre. Aquí los dos polos son tangibles porque están materializados con una forma perceptible.
La fuente inmediata de su poder eléctrico es común a ambos y se llama generador eléctrico, El potencial eléctrico de cada uno de los polos no puede crecer a expensas del otro, crecen los dos simultáneamente.
Lo que es útil para el hombre es la diferencia de potencial entre ambos polos que queda definida por la diferencia de sus signos opuestos, como el doble del potencial individual de cada polo respecto a un centro virtual.
Con esta diferencia el hombre consciente, obtiene poder como para producir algún efecto. Es claro entonces que un sólo polo eléctrico no puede producir ningún efecto mensurable. Y también es claro que un polo eléctrico no puede estar aislado de su fuente porque no existiría como tal, ya que sería una cosa más.
Es posible trazar las superficies equipotenciales formadas a partir del centro de un polo eléctrico tangible que esté conectado a su fuente, lo que demuestra su campo de irradiación.
Se verifica también que al cambiar el sentido de giro en la máquina del generador, la polaridad de ambos polos cambia automáticamente a su opuesto (1). En este caso el hombre no ha elaborado una explicación inteligible de este hecho, como en el de la Ley de Bell, sólo ha elaborado reglas mnemotécnicas para ordenar estos hechos concretos.
El hombre produce algún efecto, conectando los dos polos del generador eléctrico a un circuito eléctrico diseñado para producir tal efecto. Luego, desconectando el generador eléctrico, deja de producir tal efecto.
Los efectos concretos que pueden producir un par de polos eléctricos conectados a un circuito externo, pueden clasificarse de la manera siguiente:
-Calentar de manera útil los ámbitos en los que el hombre se desenvuelve, por medio de resistencias eléctricas diseñadas a ese efecto.
-Calentar inutilmente el ambiente, por medio de las resistencias de las partes no funcionales de un circuito, efecto que a veces es posible controlar pero no eliminar totalmente. Siempre se desperdicia algo de energía por calentamientos inútiles.
-Iluminar artificialmente todos los ámbitos.
-Realizar a través de máquinas electromagnéticas todas las formas de trabajo conocidas.
-Telecomunicar a los hombres
-Producir música y sonidos, y reproducirlos.

Pero es importante destacar que un generador eléctrico, por sus características constructivas (posee un núcleo central que gira constantemente alrededor de su eje), genera una polaridad alterna básicamente, es decir, los dos polos cambian de signo constantemente con una velocidad que depende de la velocidad de giro del núcleo central. Es solamente a través de dispositivos auxiliares, mecánicos o electrónicos, que se logra fijar la polaridad en el tiempo, y solamente para determinados usos donde se requiere "corriente contínua" (Aún así esta polaridad cambia si se cambia el sentido de giro del generador).
Esto significa que un generador eléctrico entrega energía eléctrica como síntesis de una alternancia polar.
Y esta alternancia polar sugiere la aplicación sistemática de la Ley de Bell, a través de un orden preestablecido por la conciencia durante el diseño del generador.

III ) ANALOGIAS CON LA PSIQUIS TOMANDO COMO INTERMEDIARIO LA ASTROLOGIA:

Quedar cargado con un potencial es estar, en el campo de la conciencia, separado de lo que es inconsciente y complementario.
La palabra carga, entonces, es análoga a conciencia. Uno en este mundo carga con su conciencia, porque las realidades conscientes dejan atrás las realidades inconscientes.

El arquetipo Leo, entre sus atributos, define entonces la carga de la conciencia desde la identificación. Desde el punto de vista individual, el complemento esotérico o interno de Leo es Escorpio (ver apartado IV)), lo que la conciencia oculta: el inconsciente personal, su carga complementaria, que está, por aplicación analógica de la Ley de Bell, en permanente relación polar con la consciencia.

Mientras que el complemento exotérico o externo de Leo es Acuario: la totalidad diferenciada, que se puede traducir como la conciencia colectiva o de grupo. En síntesis, esta complementación queda definida como Yo y Los Otros (los que no son Yo).

La misión del arquetipo Leo es entonces el despliegue de un potencial consciente hasta su plena identificación con lo propio, que es el proceso de generación de la carga consciente, que produce finalmente la complementación Yo---Los Otros.

Pero una persona debe primeramente bucear en las profundidades de su inconsciente personal para tener un acceso sustentable a la conciencia colectiva, ya sea por su trabajo psíquico personal (conexión con su propia alma o mundo interno, como ejercicio concreto de autoconocimiento), o por lograr ampliar su campo de conocimientos a través de la investigación, lo que será finalmente compartido con la conciencia grupal.

Como Ley general, por analogía con la carga electrica, una vez alcanzada una plena identificación con algo, debe procurarse el par, porque nada en este mundo existe que no esté apareado o complementado, y de esa manera se puede producir algún efecto en sentido positivo. Es decir, no debe perderse de vista que, aún cuando la conciencia actúe rechazando el complemento, este no deja de ser su par, y como está oculto, reclamará a su par consciente a través del conflicto (desde Escorpio).

Entonces, por analogía con (1), el camino es producir un giro contrario al de los acontecimientos actitudinales actuales en el devenir consciente, lo que provocará la oportunidad (Virgo) de tomar contacto con lo que no admite la conciencia. Este cambio de actitud (Simbolizado por Acuario) producirá, según esta Ley un cambio polar relativo o arquetípico (Acuario), lo que era (+), la identificación consciente, se torna (-), en beneficio del avance de la conciencia hacia lo que es inconsciente o rechazado (Escorpio), ( polarizado negativamente hasta ese momento), por lo cual este se reposiciona positivamente (+). Esta oportunidad es propiciada por un reordenamiento (Virgo) de los acontecimientos del entorno, motivados desde el inconsciente colectivo (Piscis), su complemento exotérico o externo, a través de la decisión de producir algo nuevo, simbolizada por Aries, el complemento esotérico o interno de Piscis. Aquí intervienen los trinos de Fuego y el de Agua.

El inconsciente colectivo recibe la impronta del inconsciente personal a través del trígono Escorpio-Piscis, lo que se da inconscientemente, mientras que la capacidad de actuar recibe la impronta de la conciencia a través del trigono Leo-Aries, propiciado por un proceso consciente. La decisión en Aries habilita entonces el reordenamiento de los acontecimientos en el entorno, a través de Piscis como se dijo, para dar en Virgo la oportunidad. Aquí la clave es que el inconsciente colectivo, exterioriza un nuevo orden a través de la relación exotérica Piscis - Virgo.

Es importante destacar aquí que el trino de Fuego se moviliza en forma completa, de manera que Sagitario anuncia la verdad del movimiento de la conciencia. O es aspiración de algo que la supera, o es certeza en lo conocido. Lo segundo inhabilita a Geminis, complemento exotérico de Sagitario, como factor de dualidad/duda. Pero es inmediato comprender que sin dualidad no hay salida, hay estancamiento certero de la mente, y así, con esta decisión consciente, Aries induce a través de Piscis un reordenamiento del entorno para generar una crisis.

Ya lo dice el par esotérico Capricornio-Géminis : la realidad es dual, el que además nos indica, como un eje de resistencia de la conciencia, que la visión humana de la realidad, tiende a resistir a la dualidad.

De este último contexto simbólico pueden rescatarse los fundamentos esenciales para un sistema educativo que realmente colabore en la evolución humana.

En el aprovechamiento de las oportunidades, la conciencia requiere una subordinación, es decir, someterse voluntariamente a algún sistema ordenado de conocimiento (Virgo), de caracter psicológico, astrológico, numerológico u oracular, los que permiten la conexión con el campo inconsciente. Porque como lo establece el par exotérico Virgo - Piscis, sólo a través de un sistema ordenado (sin exclusiones), es posible penetrar el campo inconsciente. Producida en la práctica esta subordinación, se hace justicia aprendiendo a ver al complemento que no se tenía en cuenta, lo que es simbolizado por Libra, que es a su vez complemento esotérico o interno de Virgo.

La actitud de cambio radical establecida en la conciencia y simbolizada por Acuario, permite salir de la inercia y eventualmente de las tensiones a que ha sido sometido el cuerpo físico (o el emocional o el mental), cuyo símbolo es Tauro, el complemento esotérico de Acuario.

Este par complementario anuncia que toda realidad material posee como complemento ineludible, una matriz arquetípica de Ideas inmanentes (del latín immanere = permanecer, por lo que son Ideas permanentes). Y visto como otro eje de resistencia de la conciencia, la visión materialista de la realidad se resiste a una visión inmaterial de la misma, y viceversa, lo que redunda generalmente en una limitación de la capacidad de abstracción (Sagitario) de la mente, para dirigirse fácilmente a aferrarse a lo conocido o concreto, muchas veces heredado, dejandola en una posición de certeza materialista, o también, fundamentalismo religioso.

El camino de la abstracción o ideación o apertura a lo desconocido, promete el juego de ideas necesario que permitirá la sintonización de la mente con el campo de ideas arquetípicas que manifiesta Acuario, a través de la síntesis.
Propongo aquí hacer una pausa para introducirnos nuevamente en el ámbito de la Física, con promesa dualística.

Después que el científico Max Planck propuso su famosa teoría cuántica, en el siglo pasado, la cual rige actualmente el desarrollo científico en el mundo de las partículas atómicas, otros tres científicos, Einstein, Podolsky y Rosen, desarrollaron una experiencia cuya meta era poner en falta a esa teoría. No lo lograron, en cambio, esta quedó confirmada .

Estos tres hombres consideraron una partícula inestable con carga eléctrica neutra. Al dividirse imprevistamente, como producto de su inestabilidad, en dos subpartículas cargadas con signos opuestos, ambas se alejarán de su centro común sobre una misma dirección pero en sentidos opuestos. Dado que, a priori, cualquier dirección de avance es posible, pensaron, será imposible su detección, porque cualquier detector es un instrumento que definiría una determinada dirección al ser instalado, y la elección de su posición es independiente del sistema energético analizado. Pues bien, la experiencia mostró que al instalar un detector a algunos metros del lugar de desintegración, por ejemplo al este, la partícula (+) es registrada. En consecuencia, se puede pensar que la partícula (-) ha sido acelerada hacia el oeste. Se verificó tal hecho. Siempre se verifica la detección cualquiera sea la dirección de detección elegida.

La teoría cuantica, que entre otras cosas define la dualidad partícula-onda, afirma, que entre el momento de la desintegración y el momento de la detección, no había sido asignada energéticamente, ninguna dirección a esas dos partículas. Es el acto mismo de la detección el que fija esta propiedad, lo que involucra obviamente a la conciencia del operador.
Algunas conclusiones de estos hechos:

- Las partículas atómicas no se comportan como elementos materiales.

- La conciencia del operador no esta separada de este sistema energético, analizado como componente íntimo del mundo material.

- La dirección adoptada por tal sistema coincide con la decisión electiva de una dirección , con dos sentidos posibles opuestos y complementarios siempre presentes.

- Analógicamente, llevadas estas conclusiones al campo astrológico, observamos que el mundo material tal como lo conocemos, simbolizado por Tauro, está separado en la conciencia simbolizada por Leo (ambos están en cuadratura), pero tanto Tauro como Leo forman un par con Acuario.

Esotéricamente, Acuario complementa a Tauro desde la inmaterialidad, y exotéricamente complementa a Leo como el campo de ideas arquetípicas al cual tiende la conciencia a través del proceso de síntesis de ideas duales simbolizado por el par Sagitario-Géminis.

La decisión electiva de una dirección por parte de la conciencia del operador está representada por el trino de Fuego: Leo-Aries-Sagitario. Si la respuesta del sistema analizado, que es un componente íntimo de la materia, coincide como ocurre, con la dirección elegida conscientemente, estamos en condiciones de quedar habilitados a pensar que los componentes íntimos de la materia son inmateriales, y en esencia, realidades arquetípicas (Acuario), por lo expresado en el párrafo anterior.

- Lo hasta aquí expresado indicaría que las decisiones conscientes modifican nuestra interioridad arquetípica, la que responde a la dirección adoptada, como así también a su sentido o significado.Y si agregamos a esto las implicancias de la Ley de Bell, podemos decir que los cambios de sentido (polaridad), favorecen el proceso de síntesis que conducen a la conciencia a reconocer que dos significados opuestos son dos aspectos necesarios de una misma dirección o plano consciente. No olvidemos que Géminis es atributo de dualidad, pero también de aprendizaje.

No debe pasarse por alto que, en la Ley de Bell, es un operador consciente el que provoca un cambio de polaridad sobre un aspecto de una realidad que, como vimos, es arquetípica en su esencia, y obtiene como respuesta de ese medio arquetípico, un cambio polar sobre el aspecto complementario.
Como ejemplo de pares complementarios en los ámbitos de la experiencia humana, podemos citar :

* El par Salud-Enfermedad se alterna continuamente en nuestra realidad personal.

* El par Construcción-Destrucción se alterna continuamente en nuestra realidad social.

* El par Amor-Odio se alterna continuamente en nuestra realidad familiar y social.

* El par Pobreza-Riqueza se alterna continuamente en nuestra realidad personal y social.

Solamente debemos aceptar su manifestación dual, para permitir que obre el par Consciente-Inconsciente que nos llevará a la Sintesis.

Si buscamos la salud y luchamos (Aries) contra la enfermedad, la respuesta de nuestro inconsciente (Escorpio) será una crisis cuyo mensaje nos reorienta a ser más dóciles (Tauro) con la enfermedad, para captar su mensaje (Géminis). Este es el camino de identificación con el significado (Sagitario) de la enfermedad.

Este esquema inteligente puede aplicarse a cualquier otro par.

El par que mejor manejamos es el de Frío-Calor, porque si hace frío nos tapamos, y si hace calor nos destapamos, casi de manera automática (pero esencialmente con docilidad), lo que por supuesto no implica una lucha.

Observemos que la palabra tapar equivale a conservar el calor, mientras que destapar equivale a lo contrario. De manera que cuando se manifiesta Frío, nuestra conciencia busca el complemento, y cuando se manifiesta Calor, también, con lo cual vamos a la síntesis que es conservar la temperatura de nuestro cuerpo en límites normales, para evitar un daño corporal.

Asimismo, la síntesis de Salud-Enfermedad no es la salud como podría suponerse, sino un nuevo estado de conciencia que la amplie respecto al anterior. Si bien este nuevo estado de conciencia traerá aparejado un nuevo equilibrio psicofísico que puede considerarse saludable, y es transitorio.
Similarmente, alcanzar la riqueza no es la síntesis del par Pobreza-Riqueza, ya que acercarse a la pobreza siendo ricos economicamente, nos permite crecer espiritualmente, lo que significa alcanzar otro grado de riqueza, más elevado para la conciencia.

Desde otro ángulo, la síntesis de este par es el trabajo dentro de un esquema organizado. Es una verdad incuestionable que aquel que trabaja no es ni pobre ni rico, y ante todo ve satisfecha su necesidad natural de ser útil. Lo que representa un crecimiento espiritual.

El que va por la riqueza, busca la utilidad antes que ser útil, y entonces no trabaja.

El que va por la pobreza, tampoco trabaja, porque no quiere ser útil, y no cuenta con recursos personales para lograr utilidad sin trabajar. Sin embargo todos podemos jugar entre los extremos pobreza y riqueza porque parecen estar permitidos por la vida misma. Y tiene sentido, porque la tensión que establece este juego, propicia un crecimiento espiritual.

Por otro lado es un hecho conocido que las empresas de demolición se encargan de destruir lo viejo e inservible para que las empresas constructoras construyan lo nuevo. Por lo que el par Construcción - Destrucción se manifiesta con naturalidad en nuestro ámbito social.

Es interesante como último ejemplo, introducir aquí el tan extendido juego del futbol, porque la síntesis para el espectador, no se alcanza por el triunfo de uno de los dos equipos como podría suponerse, y como es común esperar, sino a través de los goles de ambos equipos y de un nivel de juego elevado.

Si alguien externo al juego, e identificado con uno de los dos equipos, rechaza al otro, reduce el disfrute personal del espectáculo a la mitad. En realidad se puede pensar que los únicos habilitados a una plena identificación con su equipo, son los jugadores, no los espectadores
Cabe agregar que toda síntesis deviene de un manejo natural de los complementos, y arroja siempre, si nos animamos a jugar dócilmente, un nuevo significado.

IV) COMPLEMENTOS ESOTERICOS

Los complementos esotéricos o internos en la Astrología, devienen de considerar los dos modos posibles de circulación en el zodíaco. El primero corresponde al proceso de formación de cualquier acontecimiento que nace en el mundo consciente, y es el que va de Piscis a Aries pasando por Acuario y los sucesivos signos.

El segundo es el proceso evolutivo de cualquier acontecimiento que, nacido en Aries, termina en Piscis pasando por Tauro y los sucesivos signos.
Equiparando el orden de aparición de los signos que se suceden en ambos sentidos, los complementos esotéricos serán:

1) Piscis - Aries
2) Acuario - Tauro
3) Capricornio - Géminis
4) Sagitario - Cancer
5) Escorpio - Leo
6) Libra - Virgo

Podemos ahora, según lo desarrollado en III), confeccionar un esquema simbólico con los complementos esotéricos y exotéricos apoyandonos en los 4 grandes trinos que conforman los dos hexagramas:

Las líneas horizontales entre vértices de los trinos representan los complementos esotéricos, mientras que las líneas verticales representan los complementos exotéricos.

Este esquema no circular, permite a su vez definir dos zonas, una a derecha y otra a izquierda de un eje virtual vertical en el centro.
A la derecha quedan involucrados los trinos de Agua y Tierra, que energéticamente puede decirse que conforman un polo femenino por la cualidad de las energías componentes:

Emoción
Intuición
Sensación
Gestación
Docilidad/Receptividad
Pensamiento analógico
Introspección
Subordinación
Responsabilidad
Compromiso
Relación con el pasado

A la izquierda quedan involucrados los trinos de Fuego y Aire, que energéticamente puede decirse que conforman un polo masculino por la cualidad de las energías componentes :

Sentimiento
Pensamiento lógico
Acción
Decisión
Autoexpresión
Generación/Iniciativa
Ley
Equilibrio/Justicia
Expansíon
Ejecución
Relación con el presente y futuro

Del esquema se deduce que estos dos polos son complementos esotéricos o internos, porque están relacionados entre sí sólo por complementos esotéricos de los arquetipos componentes.

Esto significa que cada psiquis individual, simbolizada zodiacalmente, sería polar en su esencia, independientemente del sexo personal. De manera que estudiando el equilibrio de esta polaridad esencial es posible colaborar en la evolución psíquica.

Como psique=alma, nuestra Alma sería, de acuerdo a esto, un ser polar, compuesto por Ideas arquetípicas provenientes de un origen conscientemente desconocido, pero absolutamente real, que podemos presentir, y que llamamos Dios.

Rafael R. Tereschuk

No hay comentarios: