viernes, 5 de marzo de 2010

ARCANOS MAYORES


la templanza - angel alquimico

El ego del héroe sufrió un gran impacto, primero con El Colgado luego con La Muerte. Vivió una crucifixión y atravesó momentos de gran dolor y sufrimiento. Este tránsito lo conecto con algo mayor a su personalidad y lo obligó a ver las cosas con otra mirada y perspectiva. Sin embargo, ahora es tiempo de sanación, integración, alquimia. El angel de La Templanza trae un mensaje de esperanza. Aquello que aparecía desmembrado y disperso en La Muerte se integra, se recicla. El ego comienza a vislumbrar el própósito de la iniciación. La Templanza es la guía en el inframundo, el rostro amoroso de los dioses que nos asisten en nuestras horas de desolación. Nada esta perdido definitivamente, todo puede ser transformado.

la muerte - transformacion
El héroe se enfrenta a su proceso de transformación. El ego ya conocio el dolor, la sensación de que algo mayor a sí mismo se imponía. La experiencia de El Colgado se profundiza en La Muerte. Hay que dejarse "morir", sabiendo que este proceso es depurativo. El héroe no muere físicamente, lo hace simbólicamente. Hay confusión, sensaciones extrañas, la muerte está en todas partes: en las calles sucias, en la carne de animal expuesta en las vidrieras de las carnicerías. El héroe huele muerte, siente muerte, sueña muerte. Se siente desmembrado. Siente que se transforma pero aún no entiende este proceso, ni sabe cuándo será su fin o en qué se convertirá cuando termine todo esto. Estar centrado en medio de este proceso es la clave. El transito es angustiante, sin embargo no es eterno. Pronto llegará el alivio de La Templanza.

rueda de la fortuna - cambios
La diosa de la fortuna trae bendiciones y dificultades. Nada es eterno. El tiempo es circular, cíclico. El destino es madre, mujer, ella es la vida y la muerte. Es Hécate decidiendo qué nuevo habitante va a vivir en el hades. Es el ego sometiéndose a las experiencias de la vida y a los pares de opuestos: tristeza-alegria, placer-dolor, luz-oscuridad. La rueda nos enfrenta con un interrogante, ¿cómo nos relacionamos con la experiencia? ¿somos introvertidos o extravertidos? ¿vivimos siempre situados en el afuera, sometidos a los vaivenes del entorno?, ¿somos libres o esclavos? Estar centrados es la propuesta de este arcano, de esa manera podremos tener la serenidad y la templanza para asumir los cambios ya sean beneficiosos o no (el hombre no solo se desestabiliza con los fracasos, también con los supuestos "exitos"). El héroe no puede vivir eternamente en la montaña. El es el héroe conectándose con su sabiduría interna. En este tiempo de espera, el debe aprender de sus errores, asimilar las lecciones del anciano sabio y partir.

el ermitaño - peregrino
El guerrero de El Carro hizo una toma de conciencia mediante el juicio de La Justicia. Salio a la conquista de su ser, se lanzó a la aventura. Ahora necesita peregrinar, encontrarse con su propia luz para seguir conquistando su conciencia, tiene que escuchar los sabios consejos del anciano, aquel que ya ha trascendido la dualidad, y hoy puede ser luz para los otros. Sube a la montaña a conectarse con los dioses. Es de noche, pleno invierno, estacion que nos vuelve introspectivos. El Ermitaño no lleva las ropas del Hierofante ni sus atributos de poder, no las necesita, su túnica es gris y denota el paso del tiempo, su cetro es un simple cayado de pastor. El se ha desapegado de las cuestiones del mundo, el universo está en él. Necesita meditar, reordenar prioridades, pasar un largo tiempo con el mismo. Sin embargo, el héroe no puede vivir eternamente apartado de los demás. El tiempo del retiro termina, se impone el cambio que traerá "La Rueda de la Fortuna"

la justicia - armonia universal
Equilibra dos fuerzas. Se basa en la razón y la equidad. Es una mujer que, sentada en un trono, ejerce una función masculina. No necesita movilizarse, ella tiene sus propios tiempos, es siempre inexorable, como La Muerte siempre llega. Restaura, repara, alivia. Balanza y espada son sus instrumentos. Pesa, sopesa, corta, separa lo bueno de lo malo. Es la ley de causa y efecto, la Maat de los egipcios. Símbolo de armonía universal. Ella juzgará al conductor de El Carro. Reparará el daño causado o lo compensará.

el carro - el guerrero de la luz
Es el guerrero, el héroe que parte hacia la conquista de sí mismo. El viaje estará plagado de aventuras y también de dificultades. Nuevos paisajes, otras miradas, otras tierras, otros rostros. El avanza, emprende, conquista. Es el Joven Enamorado que ha decidido, se ha subido a su carro, ha emprendido el viaje. Viaje. Carro. Héroe. El ego aún es inmaduro. Un exceso de impetuosidad puede hacer que el vehículo vuelque. La misión de este arcano es proyectar el carro hacia adelante. Se necesitará que La Justicia aporte equilibrio.

el joven enamorado - puer aeternus
Es el joven, el adolescente eterno ligado a la "madre" pero al mismo tiempo libre, desapegado, anhelante de mundos maravillosos y perfectos. Es el "llamado" que recibe el héroe para que abandone su comunidad y emprenda su propio camino. Elegir con el corazon es la propuesta de este arcano, salir de la dualidad, la encrucijada, para ello deberá abandonar lo conocido, jugarse, accionar. La situación conlleva una parálisis, es difícil decidir porque las propuestas de ambas mujeres son atractivas. El mundo de la madre aporta seguridad, alimento. El ánima representada por la mujer joven, aventura, y por ende vértigo, miedo. El ángel Cupido señala el camino "correcto". El alma busca su evolución. Se necesitará un guerrero con voluntad firme para tomar decisiones y emprender el camino.

el hierofante - mediador espiritual
Dice Fernando Schwartz que cuando una civilización no satisface a sus integrantes, el sistema colapsa. El Hierofante aporta el sistema de valores sobre los que se construye la civilización. Es el sustrato axiológico de los primeros pobladores que deciden unir sus vidas en una misma comunidad. Son los "valores" que conforman una organización junto con la misión y la visión de la misma. El aporta el sentido de lo trascendente. Nos conecta con la dimensión espiritual mediante dogmas y reglas. Es la "conciencia" de una comunidad. Es el mediador entre los hombres y dios. Representa el momento en que el hombre y dios dialogan, interactúan. Ese instante en qué el hombre se cuestiona, cuál es su destino, qué quieren los dioses de él.

el emperador - padre terrenal

El Emperador junto con La Emperatriz conforman la pareja real de los cuentos de hadas, son los padres terrenales. Su misión es formar estructuras durables y auto-sustentables. El ordena, limita, protege. Levanta un castillo y luego construye los muros para protegerlo de los ataques exteriores. Crea un imperio, una empresa, gobierna una institución. El es el gobernante, el líder. Concreto, realizador, protector. Ejerce el poder a veces con autoridad, otras con autoritarismo. Es tanto el "estado benefactor" o el tirano de turno. Conforma una civilización y la defiende para el bien de la comunidad y su energía fluye en ese sentido. Sin embargo, necesitará que El Hierofante aporte el sentido último a esta estructura.

la emperatriz - luna llena
Ella es la madre universal, la madre tierra que sustenta, nutre, contiene. Es la mujer que es capaz de defender la vida, sean sus hijos o sus creaciones. Es la luna llena, vital, luminosa, fecunda. Emprendedora, creativa, luchadora puede volverse apegada a su creación, hacerla propia, fagocitarla. Su jardín desborda fertilidad, como todo principio creativo necesita del caos para fluir con su creatividad. Así como El Loco necesitaba de El Mago para canalizar la creación, ella necesita que alguien aporte "orden", límites. Su misión consiste en fructificar la vida ilimitadamente, será entonces El Emperador quien ordene su jardín.


la sacerdotisa - luna creciente
Mujer, misterio, aguas fertilizadoras. La Sacerdotisa representa el arquetipo de la madre celestial que ha sido representada en las diosas de la fertilidad en las distintas culturas. Virgen y sin embargo imbuida en la tarea de engendrar vida. Se mantiene distante, misteriosa, dual. Ella es la musa inspiradora, la mujer inalcanzable, quien tiene la llave para que nos adentremos en la sabiduría de la vida. Junto con El Mago conforman la dupla de los dioses espirituales, los que nos conectan con lo trascendente. Semilla, luna creciente, sutil, frágil, un tiempo de espera, en nueve meses se ve el resultado hecho hijo. Ella da vida, el proceso es fluctuante, emocional. Su mision no es sostener esa vida sino ser su vehículo. Necesita de La Emperatriz, La "Madre" para que esta vida sea nutrida.

el mago - alquimista
A El Mago le toca la tarea de canalizar la energía dispersa y fertilizadora de El Loco. El es quien realiza la alquimia interna, la conexión entre el mundo del espíritu y la materia. El conoce sus limitaciones y posibilidades y como conjugarlas en pos de generar algo concreto. Es el pionero. El iniciador. Quien trae lo nuevo y lo hace posible. Es el "mercurio" de los alquimistas, la materia prima. Necesita del otro, de su mirada. Busca seducir, encantar, ser observado. Es un hacedor, un constante buscador de conexiones. Domina el universo del fuego, el aire, el agua y la tierra. Engañoso, veloz como el aire, imposible de atrapar, es posible que los demás queden atrapados por su encanto y habilidad de comunicación. El hace que lo imposible se haga realidad, ¿pero no es la realidad simplemente "maya" ilusion?

el circuito evolutivo de los arcanos mayores
(El Loco) El tarot es un camino de evolucion de la conciencia asimilable al esquema que propone el zodiaco. Del Loco al Mundo se cierra un ciclo evolutivo al igual que ocurre con relación a Aries- Piscis. Es un esquema circular, un ouroboros. El Loco es el cero y el veintidos, se ubica en el comienzo y también en el final del ciclo, lo abre y lo cierra, su energía es dispersa, caótica, él es el big-bang del comienzo de los tiempos, la energía creativa y creadora. Su estado de conciencia es primitivo, no puede haber registro del otro porque todo está en sus comienzos. Prevalece el entusiasmo, el juego, la alegría, en este contexto todo es posible y realizable. No hay conciencia del peligro simbolizado por el precipicio en el tarot marselles. El mundo se despliega a los ojos de El Loco como un universo lleno de posibilidades. Sin embargo, es necesario canalizar esta energia para que no se pierda, no se disperse. El Loco sabe que no tiene esa capacidad, su mision es otra, se incorpora a este esquema El Mago, el alquimista, el comunicador, el iniciador.

j

No hay comentarios: