domingo, 27 de marzo de 2011

Significado folklórico-religioso del arroz en Taiwan

Significado folklórico-religioso del arroz en TaiwanDe igual manera como el arroz nutre el cuerpo humano, también alimenta el espíritu del pueblo de Taiwan y continúa jugando un papel importante en las tradiciones y cultura de la isla.
Para los festivales tradicionales, el arroz siempre ha sido ingeniosamente transformado en diversos tipos de comida deliciosa y refinada. En una oración por la paz, armonía y una abundante cosecha, se usan con frecuencia tales especialidades de arroz como ofrenda a los dioses que protegen al pueblo y la tierra que le da sustento.
Las escenas de los festivales religiosos muestran de manera muy apta el respeto de los participantes por la fuerza de la naturaleza. A un costado de casi todos los arrozales se encuentra un diminuto templo con una imagen sentada del venerado Dios de la Tierra. Los campesinos le rezan regularmente, ofreciendo una respetuosa inclinación de la cabeza y algunas palabras de reverencia cada vez que pasan cerca en camino o de vuelta del trabajo.
Los agricultores rezan por una abundante cosecha, que depende de las fuertes lluvias que caen alrededor del 20 de abril. Cuando por fin esas "lluvias de los granos" llegan, los campesinos hacen un suspiro de alivio al conocer que las siembras del año han tenido un buen inicio.


Durante el Festival de los Difuntos, una época del año en que la gente venera a sus antepasados ofreciéndoles alimentos hechos de arroz, se prepara una tipo pasta de arroz usando un viejo molino de mano. Entre los alimentos hechos de arroz se encuentran pasteles rojos en forma de tortuga que simbolizan buena suerte y longevidad.
Durante los meses de verano, los campesinos sudan profusamente mientras trabajan en el campo. Un viejo adagio taiwanés reza: "Cada grano de arroz equivale a 100 gotas de sudor". Con certeza, ésto implica mucho trabajo, ya que un plato promedio de arroz contiene más de 4 mil granos individuales.
Los taiwaneses tienen muchas supersticiones creadas para instar a la gente a apreciar el grano que ha sido obtenido con tanto esfuerzo. Algunas veces, se regañan a los niños que desperdician incluso un grano de arroz. Empero, existían formas más alegres de impartir la frugalidad. Cuando un viejo campesino observaba a su nieta con granos de arroz que han quedado en su cara y en el plato solía decirle: "Tienes arroz cerca de la boca. Asegúrate de comerlo todo, o terminarás casándote con un marido con la cara picada".
Aunque en la actualidad los tsung-tzu o tamales de arroz glutinoso constituyen un bocadillo favorito durante todo el año, el Festival de los Botes Dragón solía ser la única época del año en que los niños podían saborear el pegajoso bocadillo en el pasado. El arroz glutinoso crudo es rellenado con un surtido de carnes o dulces y empacado compactamente en una pequeña pirámide hecha con hojas secas de bambú. Luego, todo el tamal es hervido o cocido al baño de María.
Para celebrar el otoño, la época de la cosecha, los granos maduros están listos para ser recolectados. En la actualidad, se pueden ver pequeños tractores que se mueven incesantemente entre los campos, cortando y juntando las espigas de precioso grano. En el pasado, una docena o más de trabajadores se ayudaban uno a otro en la cosecha, yendo de un campo a otro. El patio o la calle en frente de una tradicional casa de campo en Taiwan era el sitio ideal para colocar los granos al sol, y secarlos lentamente por dentro y por fuera.
Para cerrar el ciclo completo del año, la escena de invierno en las familias de antaño en Taiwan se centraba en los momentos en que prepara la comida tradicional para el Año Nuevo chino o Nien yueh fan. No pueden fallar las pequeñas bolas de arroz glutinoso que pueden ser cocinadas en sopas dulces o saladas. Es un evento familiar y los ancianos enseñan a los niños los puntos más finos de esta tradición. "Hay que enrollarlos bien y que sean lo más redondo posible. Tienen que ser buenos y redondos para que ganen mucho dinero", solían decir las abuelas sus nietos.
El simbolismo del arroz se ha filtrado en algunos de los eventos más importantes e íntimos de la sociedad taiwanesa, cubriendo virtualmente casi todos los aspectos de la vida tradicional de la isla.

No hay comentarios: