sábado, 28 de marzo de 2009

Tres leones liberan en Etiopía a una niña secuestrada durante siete días

PERSIGUIERON Y AHUYENTARON A SUS CAPTORES
Tres leones liberan en Etiopía a una niña secuestrada durante siete días



ADIS ABEBA.- Tres leones rescataron a una niña de 12 años en Etiopía tras ahuyentar a varios hombres que la tenían secuestrada y la habían golpeado durante siete días con el fin de casarla por la fuerza.

Según los agentes, los animales persiguieron a los secuestradores y cuidaron a la niña hasta que la Policía y sus familiares la encontraron en un remoto lugar de Etiopía.

Los leones se quedaron cuidando a la niña por un día y medio hasta que su familia y la Policía la hallaron, señaló el sargento Wondimu Wedajo en una entrevista telefónica desde la capital provincial, Bita Genet, 560 kilómetros al oeste de la capital etíope, Adis Abeba.

"Se quedaron a cuidarla hasta que la encontramos y entonces la dejaron, como entregándola, y se alejaron a la selva", dijo Wondimi, quien agregó que no sabía si eran leones o leonas. La noticia del rescate ocurrido el 9 de junio circuló lentamente desde la zona de Kefa, en el suroeste de Etiopía.

"Todos consideran que éste es una especie de milagro, porque normalmente los leones atacan a las personas", destacó Wondimu. Stuart Williams, un experto en fauna salvaje, dijo que era probable que la niña fuese salvada por los leones debido a que lloraba por el trauma sufrido.

"Los gemidos de una niña pueden ser confundidos por el maullido de un cachorro de león, por lo cual se podría explicar por qué no la comieron", señaló Williams. "De otra manera es probable que lo hubieran hecho", agregó.

El escrito más antiguo es una maldición

El escrito más antiguo es una maldición

Sarcófago del rey Ahiram de Byblos, donde se halla la inscripción
El primer escrito era una maldición

Berlín.- Reinhard Lehmann, catedrático de la Universidad Gutenberg -que alberga la primera imprenta- ha descifrado en Byblos la inscripción más antigua en fenicio, madre de todos los alfabetos, con 3.000 años de antigüedad
«Que pene sin agua el que profane esta tumba...» maldice la inscripción alfabética más antigua, según un catedrático de semíticas de la Universidad Johannes Gutenberg. Reinhard Lehmann ha hecho la luz sobre la más emblemática inscripción en fenicio, la de la tumba del rey Ahiram de Byblos (s. X a. C.), que constituye la primera prueba del alfabeto lineal del que proceden el hebreo, el griego y el latín.

«Si un rey entre reyes, un gobernador entre gobernadores o un general atacara Byblos y profanara este sarcófago, se deshoje el báculo de su poder, se derrumbe su trono y huya la calma de Byblos», dice la maldición, de 3.000 años de antigüedad; la firma Ittobaal «que depositó en este ataúd a su padre Ahiram, para su enterramiento». El francés René Dussaud ya había colegido su sentido, en 1927, pero la intraducible última palabra la ha descubierto Lehman, una incorporación dialectal hitita-lúvica para «la ofrenda de la bebida» a los muertos, que condena al profanador a no recibir bebida en la tumba, esto es, a tener que regresar y penar por el mundo de los vivos. El sarcófago de Ahiram reposa sobre cuatro leones y es el más célebre de la cultura fenicia; rastros de jeroglíficos sugieren que procede del tiempo de Ramsés II (s. XIII a. C.), siendo reutilizado para Ahiram y la inscripción sería del X a.C. Lo cita el II libro de las Crónicas como rey de Tiro, al que David y luego Salomón pidieron madera y mano de obra para construir el templo de Jerusalén.

A 40 kilómetros al norte de Beirut, Byblos -hoy Jbeil, entonces Gebal- es posiblemente la ciudad más antigua habitada de continuo; su nombre procede del griego «biblion», pues los helenos recibieron al través de ella el papel de Egipto, derivando así en sinónimo de escrito y luego de la Biblia. Pero irónicamente Byblos estaba relacionada con una inscripción hasta ahora inaprehensible y ha sido la Universidad Gutenberg, la que posee la primera imprenta y las primeras Biblias impresas, la que descifrara el centenar de signos, que incluye 19 de los 22 del alfabeto fenicio.

La leyenda de Europa está basada en la llegada del alfabeto, que Cadmos ofrece a los griegos a cambio de información sobre el rapto de su hermana, hecho referido luego por Herodoto y por Plinio, aunque cinco siglos después Deodoro de Sicilia sugeriría un origen cretense y el mérito fenicio sólo en su adaptación y propagación. El alfabeto apareció hacia el 1200 a. C. y Lehmann explica que es consonántico, se escribe de derecha a izquierda, carece de vocales y su ortografía era enteramente defectiva.

Diversas teorías sobre su origen

Diferentes teorías han sugerido su origen, aduciéndose una genérica paternidad egipcia, tanto por el lado jeroglífico (teoría de Halévi) como hierático (Taylor) o cretense (Evans). El fenicio nace hace 4.000 años y es una lengua semítica noroccidental, del subgrupo cananeo y cercana al hebreo antiguo, hablada en la costa del Líbano actual. Su fuente de estudio ha sido la Biblia hebrea (Tanaj), inscripciones en moabita, el calendario de Gezer, el púnico en que habla Hanno en «Pénulo» de Plauto y los sarcófagos de Byblos.

Del grupo cananeo han sobrevivido arameo y hebreo, y del fenicio, aparte de las tumbas, sólo hay alusiones latinas como en Salustio, que se refiere a textos en púnico y neopúnico. Uno es una evolución ya observada medio milenio antes de Cristo en la tumba de Eshmunazar II y el otro, una variante hablada en Cartago y que sobrevivió hasta la era de Augusto o, siguiendo al geógrafo Al Bakri, hasta la conquista árabe. Aportación singular fue en el s. XVIII la de Gregorio Mayans. Entendió que, por el hebreo, «se puede rastrear el origen de muchas voces españolas propiamente fenicias».

Ramiro Villapadierna. ABC, Cultura

domingo, 15 de marzo de 2009

8. Trasfondo histórico del Apocalipsis

8. Trasfondo histórico

Hailey da un excelente relato del trasfondo histórico. Caird enumera los eventos específicos a continuación:

60 d.C Terremotos
62 Derrota del ejército romano por los partos vologueses en la frontera este
64 Persecución de los cristianos por Nerón seguido del incendio de Roma
68 Suicidio de Nerón
70 Guerra de cuatro años entre judíos y romanos finalizando con Jerusalén en ruinas
79 Erupción del Vesubio
92 Serio hambre de granos
81-96 Reino de Domiciano; instituye la adoración del emperador
95 Escritura de Apocalipsis

Emperadores romanos:

a.C. 48-44 Julio César
a.C 31- d.C. 14 Octavio (Augusto)
d.C.14-37 Tiberio
37-41 Calígula
41-54 Claudio
54-68 Nerón
68-69 Galba, Oto, Vitelio
69-79 Vespasiano
79-81 Tito
81-96 Domiciano
96-98 Nerva
98-117 Trajano
117-138 Aelio Adriano
138-161 Antonio Pío
161-180 Marco Aurelio
180-192 Cómodo
193-211 Septimio Severo
211-217 Caracalo
217-222 Heliogóbulo
222-235 Alejandro
235-238 Maximinio
249-251 Decius
253-260 Valeriano
253-268 Galieno
284-305 Diocleciano
313- Constantino

La primera ola de persecución golpeó a la iglesia primitiva empezando con el martirio de Esteban (Hechos 8:1-4). Esto tuvo dos efectos: dispersar a la iglesia para que diseminara el evangelio desde Jerusalén a las regiones circundantes de Judea y Samaria, cumpliendo de esta forma la primera parte de la gran comisión (Hechos 1:8), además de alejar a la mayoría del pueblo de Dios de Jerusalén y de su derrota en manos de los romanos en 70 d.C.

La segunda ola de persecución ocurrió mucho más tarde durante el reinado de Nerón (d.C. 54-68) luego del gran incendio de Roma por el que fueron acusados los cristianos. Tradicionalmente se supone que tanto Pablo como Pedro sufrieron el martirio durante este período. Esto comenzó la primera de diez olas de persecución contra los cristianos durante el período del Imperio Romano hasta Constantino en d.C. 314.

Barclay da un relato detallado del trasfondo histórico. Al comentar acerca de la fecha en que fue escrito Apocalipsis, Barclay da los siguientes detalles.

Está el relato que nos da la tradición. La tradición consistente es que Juan fue desterrado a Patmos en el tiempo de Domiciano; que vio sus visiones allí; al morir Domiciano fue liberado y volvió a Éfeso; y allí puso por escrito las visiones que había tenido. Victorino, quien escribió cerca del final del tercer siglo d.C., dice en su comentario sobre Apocalipsis: "Juan, cuando vio estas cosas, estaba en la isla de Patmos, condenado a las minas por Domiciano, el Emperador. Allí, por lo tanto, vio la revelación... Cuando luego fue liberado de las minas, entregó su revelación que había recibido de Dios." Jerónimo es todavía más detallado: "En el año catorce después de la persecución de Nerón, Juan fue desterrado a la isla de Patmos, y allí escribió el Apocalipsis... Al morir Domiciano, y ante la revocación de sus actos por el senado, debido a su crueldad excesiva, volvió a Éfeso cuando Nerva era el emperador." Eusebio dice: "El apóstol y evangelista Juan relató estas cosas a las Iglesias, cuando había vuelto del exilio en la isla, después de la muerte de Domiciano." La tradición da por cierto que Juan vio sus visiones en el exilio en Patmos; lo único que es dudoso - y que no tiene importancia - es si las escribió durante el tiempo de su destierro o cuando volvió a Éfeso. Basados en esta evidencia no estaremos equivocados si fechamos al Apocalipsis alrededor de 95 d.C.

La segunda línea de evidencia está en el material del libro. Hay una actitud completamente nueva hacia Roma y el Imperio Romano. En Hechos el tribunal del magistrado romano era a menudo el refugio más seguro para los misioneros cristianos contra el odio de los judíos y la furia de la turba. Pablo estaba orgulloso de ser un ciudadano romano y vez tras vez reclamó sus derechos a los que cada ciudadano romano tenía derecho. En Filipos puso a los magistrados locales contra la pared al revelar su ciudadanía (Hechos 16:36-40). En Corinto, Galio desestimó las quejas contra él con una justicia romana imparcial (Hechos 18:1-17). En Éfeso, las autoridades romanas tuvieron cuidado de su seguridad contra la turba alborotada (Hechos 19:13-41). En Jerusalén, el tribuno romano lo rescató de lo que podría haberse convertido en un linchamiento (Hechos 21:30-40). Cuando el tribuno romano en Jerusalén oyó que había habido una amenaza sobre la vida de Pablo en camino a Cesarea, tomó todos los recaudos posibles para asegurarse de su seguridad (Hechos 23:12-31). Cuando Pablo desesperaba de la justicia en Palestina, ejerció su derecho como ciudadano y apeló directamente al César (Hechos 25:10-11). Cuando escribió a los Romanos, los instó a la obediencia a los poderes constituidos, porque estaban ordenados por Dios y eran un terror sólo para los malos y no para los buenos (Rom. 13:1-7). El consejo de Pedro es exactamente el mismo. Los gobernadores y reyes deben ser obedecidos, porque su tarea les es dada por Dios. Es un deber del cristiano temer a Dios y honrar al emperador (1 Pedro 2:12-17). Al escribir a los Tesalonicenses, es probable que Pablo señala el poder de Roma como el elemento crucial que está controlando el caos amenazador del mundo (2 Tes. 2:7).

En el Apocalipsis no hay nada más que un odio enardecido hacia Roma. Roma es una Babilonia, la madre de las prostitutas, ebria con la sangre de los santos y los mártires (17:5-6). Juan espera nada menos que su destrucción total.

La explicación de este cambio de actitud está en el amplio desarrollo de la adoración del César, la cual, con su persecución, es el trasfondo del Apocalipsis.

Para el tiempo de Apocalipsis la adoración del César era la única religión que cubría todo el Imperio Romano; y fue debido a su rechazo a conformar a sus demandas que los cristianos fueron perseguidos y muertos. Su esencia era que el Emperador Romano reinante, encarnando el espíritu de Roma, era divino. Una vez al año, todo el mundo en el Imperio tenía que aparecer antes los magistrados para quemar una pizca de incienso para la divinidad del César y decir: "César es Señor". Después de haber hecho esto, el hombre podía irse para adorar a cualquier dios o diosa que quisiera, en tanto y en cuanto esa adoración no infringiera la decencia o el buen orden; pero él debía pasar por esta ceremonia en la que reconocía la divinidad del Emperador.

La razón era muy simple. Roma tenía un imperio vasto y heterogéneo, extendiéndose desde un extremo del mundo conocido hasta el otro. Tenía en él muchas lenguas, razas y tradiciones. El problema era cómo soldar esta masa variada en una unidad auto consciente. No había ninguna fuerza unificadora como la religión común, pero ninguna de las religiones nacionales podrían en forma concebible volverse universal. La adoración del César sí podría. Era este acto y creencia en común que convirtió al imperio en una unidad. Rehusarse a quemar una pizca de incienso y decir "César es Señor" no era un acto de falta de religión; era un acto de deslealtad política. Esta es la razón por la que los romanos trataban con la máxima severidad al hombre que no quisiera decir, "César es Señor". Y ningún cristiano podría darle el título de Señor a nadie que no fuera Jesucristo. Esto era el centro de su credo.

Debemos ver cómo la adoración al César se desarrolló y cómo estaba en su apogeo cuando fue escrito Apocalipsis. Un hecho básico debe ser notado. La adoración del César no era impuesta a la gente desde arriba. Surgió de la gente; hasta podría decirse que surgió a pesar de los esfuerzos de los primeros emperadores por detenerla o, al menos, de limitarla. Y debe ser notado que de toda la gente en el Imperio, sólo los judíos estaban exentos de hacerlo.

La adoración del César comenzó como un arrebato espontáneo de gratitud hacia Roma. La gente de las provincias sabían bien lo que le debían a Roma. La justicia imparcial romana había reemplazado la opresión caprichosa y tiránica. La seguridad había tomado el lugar de la inseguridad. Los grandes caminos romanos abarcaban el mundo; y los caminos estaban a salvo de bandidos, y los mares de piratas. La pax romana era la cosa más grande que hubiera pasado jamás al mundo antiguo. Como lo expresó Virgilio, Roma sentía que su destino era "tener piedad de los caídos y derribar a los orgullosos." La vida tenía un nuevo orden en ella. E. J. Goodspeed escribe: "Esta era la pax romana. El provinciano bajo la influencia romana se encontró en posición de conducir sus negocios, proveer para sus familias, enviar sus cartas y hacer sus viajes en seguridad, gracias a la mano fuerte de Roma."

La adoración del César no comenzó con la deificación del Emperador. Comenzó con la deificación de Roma. El espíritu del Imperio fue deificado bajo el nombre de la diosa Roma. Roma representaba todo el poder fuerte y benévolo del Imperio. El primer templo a Roma fue erigido en Esmirna tan atrás como 195 a.C. No fue un paso muy grande pensar en el espíritu de roma como encarnado en un hombre, el Emperador. Esta adoración del Emperador comenzó con la adoración de Julio César después de su muerte. En 29 a.C. el Emperador Augusto otorgó a las provincias de Asia y Bitinia un permiso para erigir templos en Éfeso y Nicea para la adoración conjunta de la diosa Roma y el deificado Julio César. En estos santuarios a los ciudadanos romanos se los alentaba y hasta exhortaba a la adoración. Luego se dio otro paso. A los provincianos que no eran ciudadanos romanos Augusto les dio permiso para erigir templos en Pérgamo, en Asia, y en Nicomedia, en Bitinia, para la adoración de Roma y él mismo. Al principio, la adoración del Emperador reinante fue considerada como algo permisible para los provincianos no ciudadanos, pero no para aquellos que tenían la dignidad de la ciudadanía.

Hubo un desarrollo inevitable. Es humano adorar a un dios que puede ser visto antes que a un espíritu. Gradualmente los hombres comenzaron a adorar más y más al Emperador antes que a la diosa Roma. Todavía requería un permiso especial del senado para erigir un templo al Emperador viviente, pero para mediados del primer siglo ese permiso era dado cada vez más libremente. La adoración del César se estaba convirtiendo en la religión universal del Imperio Romano. Se desarrolló un sacerdocio y la adoración se organizó en presbiterios cuyos oficiales eran mantenidos en el más alto honor.

Nunca hubo la intención de que esta adoración borrara a las otras religiones. Roma era esencialmente tolerante. Un hombre podría adorar al César y a su propio dios. Pero, más y más, la adoración del César se convirtió en una prueba de lealtad política; se convirtió, como se dijo, en el reconocimiento del dominio del César sobre la vida y el alma e un hombre. Tracemos, entonces, el desarrollo de esta adoración hasta, y un poco después de que se escribiera el Apocalipsis.

i. Augusto, quien murió en 14 d.C., permitió la adoración de Julio César, su gran antecesor. Permitió que los no ciudadanos en las provincias adoraran, pero no les permitió a los ciudadanos hacerlo; y no hizo ningún intento de imponer esta adoración.

ii. Tiberio (14-37 d.C.) no pudo detener la adoración del César. Prohibió que se construyeran los templos y que se designaran sacerdotes para su propia adoración; y en una carta a Gython, una ciudad de Laconia, se rehusó definitivamente a recibir honores divinos. En lo referente a imponer la adoración del César, él la desalentó activamente.

iii. Calígula (37-41), el próximo Emperador, era un epiléptico, un loco y un megalómano. Insistía en tener honores divinos. Intentó imponer la adoración del César aun a los judíos quienes siempre fueron y siempre permanecieron exentos de hacerlo. Tenía planeado colocar su propia imagen en el Lugar Santísimo en el Templo de Jerusalén, un paso que con seguridad hubiera provocado una rebelión inquebrantable. Misericordiosamente, él murió antes que pudiera llevar a cabo sus planes. Pero en su reinado tenemos un episodio cuando la adoración del César se volvió una demanda imperial.

iv. A Calígula lo sucedió Claudio (41-54) quien revirtió por completo esta política insana. Él escribió al gobernador de Egipto - había un millón de judíos en Alejandría - aprobando por completo la negativa de los judíos a llamar dios al Emperador y dándoles completa libertad para disfrutar de su propia adoración. Al ascender a su trono, escribió a Alejandría diciendo: "Desapruebo la designación de un Sumo Sacerdote para mí y la erección de templos, porque no quiero ser ofensivo para mis contemporáneos, y sostengo que los lugares sagrados y cosas similares han sido atribuidos desde siempre a los dioses inmortales como honores peculiares."

v. Nerón (54-58) no tomó en serio su propia divinidad y no hizo nada para insistir en la adoración del César. Es cierto que persiguió a los cristianos, pero esto no fue porque no lo querían adorar sino porque tenía que encontrar chivos expiatorios para el gran incendio de Roma.

vi. Al morir Nerón hubo tres emperadores en dieciocho meses - Galba, Oto y Vitelio - y en ese tiempo de caos el asunto de la adoración del César no surgió.

vii. Los siguientes dos emperadores, Vespasiano (69-79) y Tito (79-81) fueron gobernantes sabios, quienes no insistieron en la adoración del César.

viii.La llegada de Domiciano (81-96) trajo un cambio completo. Él era el demonio. Era el peor de todas las cosas - un perseguidor de sangre fría. Con la excepción de Calígula, él fue el primer emperador en tomarse su divinidad en serio y exigir la adoración del César. La diferencia era que Calígula era un demonio insano; Domiciano era un demonio sano, lo cual era mucho más aterrador. Erigió un monumento al "Tito deificado, hijo del Vespasiano deificado." Comenzó una campaña de persecución encarnizada contra todos los que no quisieran adorar a los antiguos dioses - "los ateos", como él los llamaba. En particular, lanzó su odio contra los judíos y los cristianos. Cuando llegaba al teatro con su emperatriz, a las multitudes se las instaba a gritar, "¡Viva nuestro Señor y su Señora!" El actuaba como si él mismo fuera un dios. Informó a todos los gobernadores provinciales que los anuncios del gobierno y las proclamas deberían comenzar: "Nuestro Señor y Dios Domiciano ordena..." Todos los que se dirigían a él en palabra o por escrito deberían comenzar: "Señor y Dios."

¿Qué debían hacer los cristianos? ¿Qué esperanza tenían? No tenían muchos sabios ni poderosos. No tenían ninguna influencia ni prestigio. Contra ellos se había levantado el poder de Roma que ninguna nación había resistido jamás. Estaban enfrentados con la elección: César o Cristo. Era para alentar a los hombres en tales tiempos que Apocalipsis fue escrito. Juan no cerró sus ojos a los terrores; él vio cosas terribles y vio más cosas terribles en camino; pero más allá vio la gloria para aquellos que desafiaban a César por amor a Cristo. El Apocalipsis viene de una de las eras más heroicas en toda la historia de la Iglesia Cristiana. Es cierto que el sucesor de Domiciano, Nerva (96-98) revocó las leyes salvajes; pero el daño había sido hecho, los cristianos estaban fuera de la ley y el Apocalipsis es un llamado de clarín para ser fieles hasta la muerte a fin de ganar la corona de vida.

Hailey traza los reinados de emperadores y los tiempos (olas) de persecución desde Nerón (54-68) hasta Diocleciano (284-305) y que terminaron con Constantino I en 313.

LA SIMBOLOGIA Y LA AUTOINTERPRETACION DEL APOCALIPSIS

7. La simbología y auto interpretación de Apocalipsis

Una de las principales decisiones que tiene que tomar cualquier persona que lee el libro es si tiene que interpretarlo en forma literal o simbólicamente. Como pertenece al estilo literario apocalíptico, he elegido interpretarlo simbólicamente. Hay otros estilos literarios en la Biblia como ser el poético; así, cuando uno lee los Salmos, uno los interpreta de esta forma. El libro es simbólico y esto está revelado por las secciones del libro que proveen su propia interpretación. El libro también está lleno de frases como "Después de esto miré" (9), "Entonces vi" (33), "Observé" (3), "Oí" (23). El libro de Apocalipsis es una visión. Ap. 9:17 es el único versículo en el que Juan admite que está viendo una visión.

(Ap. 9:17) Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre.

Caird comenta que "a menudo ocurre en Apocalipsis que lo que él ve está descrito mayormente en un simbolismo tradicional, y lo que escucha da la reinterpretación cristiana". Algunos intérpretes toman todo literalmente a menos que se diga claramente que es simbólico (Walvoord); algunos toman al libro simbólicamente a menos que claramente debe tomarse en forma literal (Caird). He adoptado la posición de Caird ya que parece encajar mejor en el encuadre del libro. La dificultad en interpretar el libro está en decidir qué debe ser tomado simbólicamente y qué literalmente y esto afectará la interpretación que uno tenga considerablemente.

En el capítulo 1 Juan ve siete candeleros (v. 12) y entre los candeleros a uno semejante al Hijos del Hombre (v. 13), y en su mano derecha tenía siete estrellas (v. 16).

(Ap. 1:12-16) Y me volví para la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro. {13} y en medio de los candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. {14} Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; {15} y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas. {16} Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

En Ap. 1:19 a Juan se le instruye que escriba lo que ha visto. Inmediatamente, en el versículo siguiente, Jesús explica el misterio de las siete estrellas y de los siete candeleros.

(Ap. 1:20) El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

Así que Jesús revela el misterio de las siete estrellas y los siete candeleros de oro. Esto debería hacernos empezar dándonos cuenta de que el libro es simbólico. Esto significa que muchas cosas que veremos parecerán fantásticas y si son tomadas literalmente no tendrán sentido. Si los detalles son llevados al extremo no tendrán ningún sentido, así que no sirve tratar de identificar los diez cuernos en la bestia porque muchos han tratado y han fallado. Es el principio detrás del detalle y no el detalle, lo que es importante.

Otros ejemplos de auto interpretación en Apocalipsis se dan más abajo:

El Cordero es el símbolo principal y clásico de Apocalipsis, así que nadie lo toma literalmente.

(Ap. 5:6) Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

La identidad del Cordero no se declara explícitamente, pero es claramente Jesucristo quien más tarde es descrito como Señor de señores y Rey de reyes.

(Ap. 17:14) Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

Compare esto con la descripción de Cristo en el v.5, donde es descrito como el soberano de los reyes de la tierra.

(Ap. 1:5) Y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.

Otros ejemplos donde un símbolo es interpretado incluyen:

(Ap. 5:8) Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.

(Ap. 12:9) Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

(Ap. 4:5) Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.

(Ap. 17:9-18) Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, {10} y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo.

{11} La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.

{12} Y los diez cuernos que has visto son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia.

{15} Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.

{18} Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.

(Ap. 19:8) Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos

Otros ejemplos del estilo literario que es más cercano al nuestro se evidencia en la frase "Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires" (17:6). La imagen es horrible pero la mayoría de las personas entenderá que esto significa que ella ha asesinado a muchos santos.

Esto nos ayuda a entender la tercera copa, en la que el tercer ángel vierte la copa sobre los ríos y fuentes de agua y se convierten en sangre.

(Ap. 16:5) Y oí el ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. {6} Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.

Debemos entender que convertir el agua en sangre significa que muchas personas murieron por tomar el agua (comparar con la tercera trompeta). Si tomamos el relato de Moisés, entonces cuando el Nilo se convierte en sangre (o del color de la sangre) debe ser tomado en forma literal porque se está usando una forma literaria narrativa.

Otra ayuda en su interpretación es notar que Juan a veces ve una visión o señal y luego la voz explica lo que ve o da información adicional:

* 1:12 ve doce candeleros de oro; 1:20 Jesús explica que estos son las siete iglesias
* 5:6 ve un cordero; 5:9 los veinticuatro ancianos cantan acerca del Cordero
* 7:9 ve una gran multitud; 7:14 el anciano explica quiénes son
* 12:3 ve un dragón y guerra en el cielo; 12:10 una voz explica lo que ha visto
* 17:1 ve una gran prostituta; 17:7 el ángel explica su significado

7.1 Símbolos en el libro

Hay muchos símbolos en el libro de Apocalipsis. Estos son algunos de los más importantes.
7.1.1. Símbolos de Cristo

* Uno "semejante al Hijo del Hombre" (1:13)
* El León de la tribu de Judá (5:5)
* La Raíz de David (5:5)
* Dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones (12:5)
* El jinete del caballo blanco (19:11)

7.1.2 Símbolos de la Iglesia

La Iglesia es uno de los personajes principales del libro de Apocalipsis

· Los siete candeleros:

(Ap. 1:20) El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

(Ap. 6:9) Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.

· Los 144.000 sellados de todas las tribus de Israel (Ap. 7:4-8)

(Ap. 11:1) Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él

* Los dos testigos (Ap. 11:3)
* La mujer vestida del sol (Ap. 12:1)
* El ejército del Señor (Ap. 19:19)

7.1.3. Los enemigos de la iglesia

* El dragón escarlata (Ap. 12:3): el diablo
* La bestia del mar (Ap. 13:1): el poder político mundial
* La bestia de la tierra (Ap. 13:11): el falso profeta
* La gran prostituta (Ap. 17:1): la seducción del mundo, representada por la gran ciudad

Tres señales en el cielo

Hay tres instancias en las que Juan vio una señal (grande y admirable) en el cielo: la mujer vestida del sol (12:1), el dragón (12:3) y los siete ángeles con las siete últimas plagas (15:1). La primera y segunda señal se refieren a la iglesia del Antiguo Testamento y al diablo; la tercera señal también debería ser considerada simbólicamente.

(Ap. 12:1) Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas

(Ap. 12:3) También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas

(Ap. 15:1) Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios
7.2 El uso de números en Apocalipsis

Los números tienen un significado simbólico en Apocalipsis. Encontrar un significado más profundo a estos números puede ser peligroso. Los diez cuernos de la bestia son diez reyes, con el significado de completo, así que podría significar 10, 14, 16, etc. Uno puede estar bastante seguro que 1000 años no significa mil años sino un período completo de tiempo según la definición de Dios. El número más importante encontrado es el siete, que es encuentra 55 veces en el libro y significa completo.

2 Testigo Dos testigos; los discípulos enviados de dos en dos
4 El mundo Cuatro puntos cardinales
6 El número del hombre Hombre creado día seis
7 Dios, divino, completo Dios completó la obra y descansó el día siete
10 Completo Completo desde un punto de vista humano
12 La obra de Dios en el mundo Doce tribus de Israel. Doce apóstoles

Múltiplos de doce:

24 Iglesia del AT y NT; veinticuatro ancianos
144 12 x 12; AT y NT combinados
12000 Anchura de la Nueva Jerusalén
144000 12 x 12 x 10 x 10 x 10; Iglesia completa

Otros números:

666 Hombre de Satanás, una trinidad de números seis

667 4 x 4 x 10 x 10 (ver Ap. 14:20)

3,5 años=42 meses=1260 días=tiempo, y tiempo y mitad de tiempo=el período entre la ascensión de Jesús y su Segunda Venida

(Ap. 11:2) ... y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses

i. Los dos testigos profetizan por 1260 días

ii. Es también el tiempo de permanencia de la mujer en el desierto (Ap. 12:6, 1260 días, y Ap. 12:14 tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo).

iii. Que es también el tiempo que Elías oró para que no lloviera, 3 años y medio, y Dios lo alimentó en forma sobrenatural

iv. Las bestias ejercen autoridad (Ap. 13:5, 42 meses)

v. Que es el mismo tiempo que el tiempo, tiempos y medio tiempo de Daniel
Ejemplos del uso del número dos:

11:3 Dos testigos

11:4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra

11:10 Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra

13:11 dos cuernos de la bestia de la tierra
Ejemplos usando el número cuatro:

4:6 Cuatro criaturas vivientes

7:1 Vi cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra

9:14-15 Sexta trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates

20:8 Y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla
Ejemplos usando el número siete:

1:4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia

1:12 ...y vuelto, vi siete candeleros de oro

1:16 Tenía en su diestra siete estrellas

4:5 ...delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios

5:1 ... un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos

5:6 ... un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra

8:2 Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas

10:3 ... y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces

11:13 ... y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres

12:3 ... he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas

16:1 Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios

17:3 una bestia escarlata... que tenía siete cabezas y diez cuernos

17:9-11 ... las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y son siete reyes... La bestia... es de entre los siete, y va a la perdición.
Ejemplos usando el número diez

2:10 ... y tendréis tribulación por diez días

12:3 ... un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos

13:1 ... una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas

17:12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes

17:16 Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera
Ejemplos usando el número doce

12:1 ... y sobre su cabeza una corona de doce estrellas

21:12 Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel

22:2 ... el árbol de vida, que produce doce frutos
7.3 Algunos recursos literarios usados

A Juan le gusta mucho usar superlativos, especialmente la palabra "gran" (o "grande") en Apocalipsis. Esto es característico del estilo apocalíptico. Gran es usado 49 veces t el griego megas ocurre 82 veces. Los ejemplos son: gran terremoto (6:12), gran día de ira (6:17), gran multitud (7:9), gran tribulación (7:14), gran estrella (8:10), gran río Éufrates (9:14), gran ciudad (11:8), gran poder (11:17), granizo grande (11:19), señal grande y admirable (12:1), gran dragón (12:9), gran águila (12:14), gran autoridad (13:2), señales grandes y milagrosas (13:13), Babilonia, la Grande (14:8), gran lagar de la ira de Dios (14:19), Grandes y maravillosas son tus obras (15:3), el gran día del Dios Todopoderoso (16:14), gran prostituta (17:1), gran autoridad (18:1), gran riqueza (18:17), grandes hombres (18:17), gran cena de Dios (19:17), gran cadena (20:1), gran trono blanco (20:11), una monte grande y alto (21:10), un muro grande y alto (21:12).

La palabra Cordero (gr. arnion) ocurre 31 veces, pero note que en 13:11 es usada para describir la bestia de la tierra.

Se ha hecho mención anteriormente al uso frecuente del autor de los contrastes que ayudan nuestra interpretación. Otros recursos literarios son usados además para agregarle significado al libro. Algunos ejemplos se dan a continuación.

a. Por ejemplo, los cuatro sellos, las trompetas y las copas forman unidades distintas. Los cuatro jinetes en el caso de los sellos y con las trompetas y las copas tratan con la tierra, el mar, los ríos y el universo. El ángel con el evangelio eterno (14:7) dice "Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas" antes de los juicios de las siete copas.

b. En 12:12 un ay es pronunciado sobre la tierra y el mar porque el diablo ha descendido a ellos. Y en el capítulo 13 las dos bestias suben del mar y de la tierra. Hay tres grupos que hacen duelo por la caída de Bablilonia: los reyes de la tierra, los mercaderes que comercian en tierra y los capitanes que comercian en el mar. El ángel poderoso pone sus pies sobre la tierra y el mar (10:2)

c. Uno de los ángeles que tiene las siete copas lo presenta a Juan a la gran prostituta (Babilonia, la grande) y a la novia (la nueva Jerusalén), evidentemente para contrastarlos a los dos.

d. El mismo incensario usado para ofrecer oración antes es usado para arrojar fuego a la tierra (8:3-5), indicando que las siete trompetas son una respuesta a las oraciones de los santos.

ESTRUCTURA DEL APOCALIPSIS

6. Estructura

El libro está estructurado alrededor de cuatro escenas que contienen grupos de siete: las cartas a las siete iglesias, los siete sellos, las siete trompetas, las siete copas.

Un versículo clave es Ap. 1:19:

(Ap. 1:19) Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas.

Esto divide al libro en lo que Juan ha visto (una visión de Cristo), lo que es ahora (las cartas a las siete iglesias) y lo que ha de ser (el resto del libro). El versículo que divide el ahora de lo que ha de venir después es Ap. 4:1-2. Una división importante se encuentra en Ap. 4:1-2. Esto divide al libro en lo que es ahora y lo que ha de venir más tarde, desde el punto de vista de Juan. Desde Ap. 4 en adelante Juan ve los eventos futuros desde la perspectiva del cielo, y un cielo con Dios en control, sentado sobre su trono. Todos los eventos subsiguientes son vistos desde el cielo, con Dios en control.

(Ap. 4:1-2) Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de éstas. {2} Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.

Otros ejemplos de un cambio de punto de vista y que comienzan otra escena se dan en los pasajes de más abajo (Wilcock). Estos involucran ya sea un cambio de punto de vista o algo que se abre en el cielo:

(Ap. 11:19) Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.

(Ap. 15:5) Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio.

(Ap. 17:1-3) Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; {2} con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. {3} Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos.

(Ap. 19:11) Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.

(Ap. 21:9-10) Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. {10} Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios.

Los siete sellos y las siete trompetas tienen cada uno un interludio significativo entre los sextos y séptimos sello y trompeta. La visión de la gran prostituta es introducida por uno de los ángeles, que tiene una de las siete copas, como en la visión de la Nueva Jerusalén. Esto sirve para vincular a la gran prostituta con las siete copas y para contrastar la gran prostituta con la Nueva Jerusalén que es la novia de Cristo.

* Prólogo (1:1-3)
* Saludos (1:4-8)
* Una visión del Cristo resucitado. A Juan se le dice que escriba a las siete iglesias (1:19-20)
* Las cartas a las siete iglesias siguen a continuación y representan el ahora (2:1-3:22)
* Un trono en el cielo (4:1-11)
* El cordero y el rollo (5:1-14)
* Los primeros seis de los siete sellos (6:1-17)
* Interludio: El sellado de 144.000 (7:1-8)
* La gran multitud de los redimidos (7:9-1 7)
* El séptimo sello (8:1)
* Se introducen las trompetas (8:2-5)
* Las primeras seis de las siete trompetas (8:6-9:21)
* Interludio: El ángel poderoso y el librito (10:1-11)
* Los dos testigos (11:1-14)
* La séptima trompeta (11:19-
* La mujer y el dragón (12:1-6)
* Guerra en el cielo (12:7-12)
* El dragón persigue a la mujer (12:13-17)
* La bestia del mar (13:1-10)
* La bestia de la tierra (13:11-18)
* El cordero y los 144.000 sobre el monte de Sion (15:1)
* Los tres ángeles (14:6-13)
* La cosecha de la tierra (14:14-20)
* Siete ángeles con siete plagas son presentados (15:1)
* Los victoriosos sobre la bestia (15:2-4)
* El templo lleno de humo (15:5-8)
* Las siete copas (16:1-21)
* El misterio de la mujer y la bestia (17:1-18)
* La caída de Babilonia (18:1-24)
* Regocijo y Aleluya (19:1-10)
* La bestia y el falso profeta destruidos (19:11-21)
* Satanás atado por mil años (20:1-10)
* El gran trono blanco (20:11-15)
* El cielo nuevo y la tierra nueva (21:1-8)
* La Nueva Jerusalén (21:9-27)
* El río de vida (22:1-6)
* Epílogo (22:6-21)

6.1 Paralelismo Progresivo en Apocalipsis

Hendriksen ha construido un caso sobre el paralelismo progresivo en Apocalipsis en detalle. Es que las visiones del capítulo 4 en adelante cubren el período desde la ascensión hasta que Cristo vuelva y del juicio. A medida que progresan las visiones cubren mayores detalles del final, cuando Cristo vuelva y del juicio. Se dan los siguientes ejemplos:

* El rollo y el Cordero: Esto trata del cielo poco tiempo después de la ascensión de Cristo
* El sexto sello: Esto trata de la segunda venia (Ap. 6:17)
* Los dos testigos: Ellos suben al cielo en una nube; éste es el rapto (Ap. 11:12)
* La séptima trompeta pronuncia el tiempo del juicio de los muertos (Ap. 11:18)
* La mujer y el dragón cubren tanto la era del AT como la era del evangelio; la ascensión ocurre en Ap. 12:5
* La tierra es cosechada en Ap. 14:14
* La séptima copa registra el fin del mundo (Ap. 16:17)

El sexto sello, la séptima trompeta y la séptima copa tratan del día del Señor.

Todos los siguientes son períodos paralelos:

i. Los gentiles pisotean la ciudad santa por 42 meses (Ap. 11:2)

ii. Los dos testigos profetizan por 1260 días (Ap. 11:3)

iii. La mujer es cuidada por 1260 días (Ap. 12:6) y un tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo (Ap. 12:14)

iv. La bestia ejerce su autoridad por 42 meses (Ap. 13:5)

* Babilonia es derrotada en Ap. 18:2; hay una referencia a la segunda venida en 17:14
* La bestia y el falso profeta son derrotados en Ap. 19:20; la Segunda Venida, en 19:11-21
* Satanás es derrotado en Ap. 20:10
* Los muertos son juzgados en Ap. 20:11
* El cielo nuevo y la tierra nueva son descritos en cap. 21 y 22

El mismo evento, la batalla finala, es descrito o mencionado en los siguientes pasajes:

i. La sexta copa; reunión de los reyes para la batalla en el gran día del Dios Todopoderoso (Ap. 16:14)

ii. Los diez reyes hacen guerra contra el Cordero (Ap. 17:12-14)

iii. La bestia y los reyes de la tierra hacen guerra contra el Cordero (Ap. 19:19)

iv. Satanás reúne a Gog y Magog para la batalla (Ap. 20:8)

Los enemigos del pueblo de son presentados en orden inverso a su destrucción

11:7 Se presenta a la bestia
12:1 Se presenta al dragón
13:1 Se describe a la bestia
13:11 El falso profeta es presentado y descrito
14:8 Se presenta la caída de Babilonia
16:19 Cae Babilonia
17:1 Se describe a la mujer y a la bestia
18:1 Se describe la caída de la mujer
19:20 La caída de la bestia y el falso profeta
20:10 La ruina de Satanás

La caída de Babilonia es mencionada en tres ocasiones por separado (14:8, 16:9, 18:2)

El juicio y castigo de los malos es mencionado en 11:18, 14:9 ff, 14:19 ff, 20:11 ff

Back

5. Simbolismo del Antiguo y Nuevo Testamentos

5. Simbolismo del Antiguo y Nuevo Testamentos
5.1 Simbolismo del Antiguo Testamento

Gran parte del simbolismo está derivado del AT, pero la teología es del NT. Juan no se esclaviza a las fuentes que usa. Austin Farrer habla del renacimiento de las imágenes. Por ejemplo, toma la primera plaga de Egipto, cuando el Nilo se vuelve sangre aun en los vasos de madera y de piedra (Ex. 7:16-21). En Apocalipsis esta plaga está partida en dos partes (Caird): en la segunda trompeta un tercio del mar se vuelve sangre y en la tercera trompeta un tercio de las aguas para beber (ríos y fuentes) se vuelve amargo, de tal forma que muchas personas mueren (Ap. 8:8-11).

1) Tome, por ejemplo, Ap. 12:1 que describe una mujer vestida del sol:

(Ap. 12:1) Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, sobre su cabeza una corona de doce estrellas.

A primera vista esto no tiene sentido, a menos que conozcamos el AT. Compare esto con el sueño de José:

(Gen. 37:9) Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí.

Entonces esta descripción difícil ahora significa la iglesia del AT porque las doce estrellas son las doce tribus, y los siguientes 5 versículos ahora comienzan a significar algo. Así que no tenemos que recurrir a la mitología pagana para interpretar esta señal.

1) Como otro ejemplo, mire la bestia del mar:

(Ap. 13:1-2) Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. {2} Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.

Esto nos recuerda las bestias que vio Daniel:

(Dn. 7:2-7) Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. {3} Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar. {4} La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre. {5} Y he aquí otra segunda bestia semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne. {6} Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio. {7} Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos.

Luego se le da a Daniel la interpretación en la que las cuatro bestias son cuatro reinos:

(Dn. 7:16-18) Me acerqué a uno de los que asistían, y le pregunté la verdad acerca de todo esto. Y me habló, y me hizo conocer la interpretación de las cosas. {17} Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra. {18} Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.

La bestia de Apocalipsis es un compuesto de estas cuatro bestias de Daniel.

1)Los 144.000 de Ap. 7:4-8. Este es un censo. En el AT cuando se lleva a cabo un censo los sujetos del censo tienen que pagar un rescate. Por lo tanto, los 144.000 son los redimidos del Señor.

(Ex. 30:12) Cuando tomes el número de los hijos de Israel conforme a la cuenta de ellos, cada uno dará a Jehová el rescate de su persona, cuando los cuentes, para que no haya en ellos mortandad cuando los hayas contado.

1) Las siete trompetas y las siete copas están modeladas según las diez plagas de los egipcios.
5.2 El tema del Éxodo

El éxodo del pueblo de Israel fuera de Egipto, a través del desierto hacia la tierra prometida sigue un hilo conductor a lo largo de Apocalipsis (Caird).

1. Primero los santos son perseguidos, tipificado por el clamor de los mártires (Ap. 6:10) cf. el clamor de los israelitas para liberación de su esclavitud.
2. Los santos son protegidos de los efectos de las plagas por el sello de Dios que es reminiscente de la sangre del Cordero aplicada sobre la casa para proteger a los israelitas del ángel destructor (Ap. 7:4)
3. Hay dos referencias a plagas sobre los impíos tanto en las siete trompetas como en las siete copas, cf. con las diez plagas de los egipcios
4. Los dos testigos tienen poder para convertir las aguas en sangre y afectar a la tierra con todo tipo de plaga cuantas veces quieran (Ap. 11:6), de la misma forma en que Moisés provocó las plagas sobre los egipcios.
5. La mujer huyó al desierto a un lugar preparado por Dios, donde pudiera ser cuidada por 1.260 días (Ap. 21:6). Los israelitas huyeron al desierto donde estuvieron a salvo de Faraón y fueron cuidados por Dios, quien les dio maná y sus ropas y calzado no se desgastaron.
6. El dragón persiguió a la mujer que había dado a luz a un varón (Ap. 12:13), así como Faraón persiguió a los israelitas. Note que el sombrero de Faraón tiene la forma de una serpiente enrollada. Faraón es llamado a veces un dragón.
7. A la mujer se le dieron las dos alas de un gran águila para que pudiera volar a un lugar preparado para ella en el desierto, donde sería cuidada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo, fuera del alcance de la serpiente (Ap. 12:14), siendo la serpiente una representación de Faraón.
8. El dragón arrojó de su boca agua para arrastrar a la mujer, pero la tierra ayudó a la mujer al tragar el río (Ap. 12:15-16). Esto se corresponde con el secado del Mar Rojo.
9. Aquellos que habían sido victoriosos sobre la bestia se pararon al lado del mar y cantaron el canto de Moisés (Ap. 15:2-3). Éste fue cantado por primera vez después que los israelitas cruzaron el Mar Rojo y los egipcios fueron destruidos por el mar.
10. La Nueva Jerusalén describe la Tierra Prometida, una ciudad que tiene cimientos.
11. Hay una referencia al maná oculto en Ap. 2:17
12. Se menciona a Egipto como un perseguidor en Ap. 11:8

5.3 Principales pasajes del Antiguo Testamento usados

* Las siete trompetas y las siete copas están basadas en las plagas de Egipto
* La visión del trono en el cielo está tomada de Isaías 6 y Ezequiel 1
* Los cuatro jinetes de Apocalipsis están basados en Zacarías 6
* Los 144.000 sellados están basados en el censo tomado en Israel (Éxodo 30:12)
* El sellado de los 144.000 está basado en Ezequiel 9:3
* La quinta trompeta, la plaga de langostas, está basada en Joel 1-3
* El ángel poderoso y el librito están basados en Ezequiel 1-3
* Los dos testigos están basados en Moisés y Elías y Zacarías 4:2-14
* La mujer vestida del sol, la luna y la corona de doce estrellas está basada en el sueño de José (Gn. 37:9)
* La permanencia de la mujer en el desierto por 1.260 días es el mismo tiempo que Elías fue cuidado por los cuervos y la viuda (1 Reyes 17)
* La bestia del mar viene de Daniel 7
* La imagen de la bestia está basada en la estatua de Nabucodonosor en Daniel 3
* La cosecha de la tierra está basada en Joel 3:12
* La sexta copa está basada en Zacarías 14, Joel 3 y Ezequiel 37 y 38
* Babilonia está tomada de varios profetas del Antiguo Testamento
* El cielo nuevo y la tierra nueva están tomados de Isaías 65
* La Nueva Jerusalén toma su simbolismo de Ezequiel 48
* El árbol de la vida está tomado de Génesis
* El Cordero inmolado está tomado de Isaías 53:7
* La última batalla entre el Cordero y sus enemigos está tomado de Ezequiel 38 y 39
* Los diez reyes están tomados de Dn. 7:24
* Hay también muchas referencias al tabernáculo terrenal y a sus elementos

El salmo mesiánico, Salmo 2, está citado en su versículo 9 tres veces en Apocalipsis, y hay otras referencias más oscuras al Salmo. Caird dice que Apocalipsis es una exposición del Salmo 2.

(Salmos 2) ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? {2} Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos contra Jehová y contra su ungido, diciendo: {3} Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas. {4} El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos. {5} Luego hablará a ellos en su furor, y los turbará con su ira. {6} Pero yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte. {7} Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. {8} Pídeme y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra. {9} Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás. {10} Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; admitid amonestación, jueces de la tierra. {11} Servid a Jehová con temor, y alegraos con temblor. {12} Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.
5.4 Simbolismo del Nuevo Testamento

Se utiliza mucho simbolismo del NT en Apocalipsis

* Los siete sellos tienen una similitud asombrosa con el discurso de Mateo 24
* Los dos testigos (cf. Mr. 6:7 y Hechos 1:8)
* Los cimientos de la Nueva Jerusalén (Ef. 2:19-22)
* Herodes, en el nacimiento de Cristo
* El sello del Espíritu Santo
* La transfiguración (Mt. 17:2)
* La Ascensión
* El rapto
* La crucifixión
* La resurrección
* El anticristo y el hombre de pecado (2 Tes. 2:3)
* La novia (Ef. 5:27)
* La cosecha al final de la era (Mt. 13:39)
* La Segunda Venida, la cosecha de la era
* Pisoteado por los gentiles (Lc. 21:24)
* Filipenses, toda rodilla se doblará (Fil. 2:10)
* El horno de fuego
* El diablo echado del cielo

5.5. El Anticristo

El International Bible Commentary da la siguiente definición del anticristo: [Anticristo: uno que asumiendo la apariencia de Cristo se opone a Cristo - debe ser distinguido de "falsos Cristos" (Mt. 24:24), es decir simuladores mesiánicos. Orígenes enseñó que "todo lo que es Cristo en la realidad, el Anticristo lo ofrece en apariencia falsa; y así toda la enseñanza falsa que asume la apariencia de verdad, entre herejes y aun entre los paganos, es en algún sentido anticristo. La encarnación revela el verdadero destino del hombre en su unión con Dios a través de Cristo; la mentira de Anticristo es que el hombre es divino aparte de Cristo." Abreviado de Westcott, pp. 69, 90]* Vine dice que anticristo puede significar ya sea "opuesto a Cristo" o "en lugar de Cristo" o, tal vez, combinando ambos, cita a Westcott más arriba, "uno que, asumiendo la apariencia de Cristo, se opone a Cristo".

El anticristo es la falsificación de Cristo porque se proclama a sí mismo como Dios (2 Tes. 2:4) y autentica su afirmación con milagros, señales y maravillas falsas (2 Tes. 2:9). En vez de ser el Santo de Dios es completamente malvado. Mostrará la obra de Satanás así como Jesús hizo la obra de su Padre. Así como el Padre vive en Jesús, también vivirá Satanás en el Anticristo. Judas es un tipo del anticristo porque Satanás vino a él cuando estaba a punto de traicionar a Jesús (Jn. 13:27) y ambos están destinados a la destrucción (Jn. 17:12, 2 Tes. 2:3)

Un estudio integral de las referencias del AT y del NT al anticristo está provisto por Arthur W. Pink en su libro "El Anticristo." Mucho se ha escrito sobre este tema, pero debe notarse que el anticristo es mencionado sólo cuatro veces como tal en las Escrituras y sólo por Juan (1 Juan 2:18, 22, 4:3, 2 Juan 1:7). Es claramente relevante en la interpretación que uno tiene del Apocalipsis si Juan escribió ambos libros porque Apocalipsis claramente describe una persona que encaja en la descripción del anticristo (Ap. 13). Sin embargo, le debemos más a la descripción de Pablo del "hombre de pecado" en 2 Tes. 2:1-12 para lo que sabemos del anticristo. Juan, según parece de sus cartas, está más preocupado con describir una prueba de herejía que la llegada del anticristo futuro.

Es claro a partir de 1 Juan 2:18 y 1 Tes 2:5 que la iglesia primitiva fue instruida claramente sobre la venida del anticristo, pero desafortunadamente no tenemos toda la enseñanza de Pablo sobre este tema. Juan dice que el anticristo viene y que aun ahora muchos anticristos han venido (1 Juan 2:18), así como el espíritu del anticristo viene y está ya en el mundo (1 Juan 4:3). De la misma forma, Pablo habla de la revelación del hombre de pecado (2 Tes. 2:3, 9) y que el poder secreto de la iniquidad ya está trabajando (2 Tes. 2:6). Juan contrasta el Espíritu de Dios con el espíritu del anticristo que no reconoce que Jesucristo vino en la carne (1 Juan 4:3, 2 Juan 1:7) o el hombre que niega que Jesús es el Cristo, "Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo" (1 Juan 2:22). Es decir que niega la verdad más fundamental del evangelio, que Jesús es el Hijo de Dios, el ungido de Dios quien vivió corporalmente en la tierra. Las dos verdades a las que se refiere Juan son que Jesús vivió en la tierra como hombre (vino en la carne) y que era Dios (él es el Cristo). El anticristo niega la relación única entre el Padre y el Hijo. Esta es la verdad única del cristianismo, que creen los cristianos, y cualquier apartamiento de esto es herejía y la primera prueba de herejía. En su evangelio Juan describe la divinidad de Jesús (Juan 1:1) y el hecho de que vivió en el mundo corporalmente como un hombre (Juan 1:14). Todo el evangelio de Juan nos da una descripción de la relación entre el Padre y el Hijo que también el anticristo y el espíritu del anticristo negarán.

Stott destaca de 1 Juan 2:18-23 que nuestra confesión ante los hombres de quién es Jesucristo (su humanidad y su deidad) determina si poseemos al Padre o no (v. 22, 23) en tanto que en 1 Juan 4:2-6 nuestra confesión de quién es Jesucristo determina si tenemos el Espíritu de Dios o no. En 2 Juan 1:7 aquellos que no reconocen que Jesucristo vino en la carne (tanto su humanidad como su divinidad) son a la vez engañadores y el anticristo. El anticristo llevará esto al extremo al proclamarse como Dios (1 Tes. 2:4), haciendo falsos milagros para autenticar su afirmación (v. 9) y engañando a aquellos que se rehusan a creer la verdad acerca de Jesucristo y se deleitan en la maldad (v. 12). Así, el anticristo claramente niega tanto la humanidad como la deidad de Cristo porque se proclama a sí mismo como Dios. Esto también demuestra que la enseñanza de la nueva era de que los hombres son dioses es sumamente peligrosa.

Berkhof señala que (a) el principio anti-cristiano (del anticristo) ya estaba obrando en los días de Pablo y de Juan, de acuerdo con su testimonio; (b) que llegará a su poder máximo hacia el fin del mundo; (c) los pasajes de Daniel acerca del anticristo (Dn. 7:8, 23-26, 11:35 ff.) apuntan hacia el poder (el poder del anticristo) político y Pablo hacia el eclesiástico, en tanto que en Ap. 13 ambos lados están descritos juntamente; los dos pueden ser revelaciones sucesivas del poder anti-cristiano; y (d) que probablemente este poder estará concentrado en un único individuo, la encarnación de todo el mal.
2 Tes. 2:1-12

3. La Interpretación de Apocalipsis

3. La Interpretación de Apocalipsis

Goldsworthy clarifica los principios de interpretación que corresponden cuando nos cruzamos con pasajes oscuros en Apocalipsis.

i. Debemos dejar que los textos más claros tomen precedencia ante los más oscuros

ii. No podemos dejar que un punto de doctrina sea establecido sobre una visión apocalíptica en oposición a declaraciones claras en un sentido opuesto en el material epistolar del Nuevo Testamento (es decir, las cartas)

iii. Él también insiste en que el Evangelio de Jesucristo es la llave de la interpretación de toda la Biblia

En algunas formas interpretar el Apocalipsis es como un rompecabezas: primero debemos encontrar las piezas de las esquinas. Un ejemplo obvio es el Cordero y el jinete del caballo blanco en el capítulo 19, que es el Cristo exaltado. Luego hay otros símbolos que son definidos en el libro, como los candelabros y el dragón. A partir de éstos vamos a los símbolos más oscuros pero que están basados claramente en el Antiguo Testamento, como ser las siete trompetas y copas, que están tomadas de las plagas de los egipcios, y la bestia de la tierra, basada en las visiones de Daniel. Resulta claro, entonces, que es posible hacer un marco a partir de lo que está menos oscuro, dentro de lo cual podemos incorporar lo más oscuro. Es poco probable que podamos completar todo el rompecabezas, pero si el marco es correcto podremos, al menos, captar una porción del cuadro completo.

Este comentario supone que las claves de su interpretación están en las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, pero que es necesario una interpretación del Nuevo Testamento. Supone que es simbólico, a menos que la intención sea claramente literal. Supone que el autor del libro es Dios y que está escrito para la iglesia a través de las edades, desde la escritura de la carta hasta la Segunda Venida. El contenido concierne principalmente el destino de la iglesia y de sus enemigos. La simbología permite que sea interpretado a la luz de la situación histórica corriente a lo largo de la historia de la iglesia, sin ser específico a un evento en particular, aunque hay eventos específicos registrados, como el nacimiento de Cristo y la segunda venida. Muchos de los eventos registrados en el libro son paralelos con otros eventos en el libro. El libro puede ser visto desde el punto de vista de los eventos en el pasado, los eventos corrientes y los eventos del futuro. Todos son significativos.
3.1. Las cuatro escuelas interpretativas

Hay cuatro escuelas de interpretación.

i. La preterista (de pretérito=pasado): describe en un lenguaje velado los eventos del propio tiempo de Juan hasta el final del Imperio Romano o, por lo menos, hasta la conversión de Constantino. Esta interpretación tiene la desventaja de que sólo es significativa para ese tiempo, pero para nosotros no es tan relevante. La bestia puede ser vista sólo como el Imperio Romano y Babilonia es Roma. Sin embargo hay claras referencias a la Roma del tiempo de Juan y es útil conocer las circunstancias del tiempo de Juan al interpretar el libro. En Ap. 1:11, a Juan se le dice "Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia; a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea", así que de alguna forma es similar a las cartas de Pablo a los Romanos, Corintios, Colosenses, Efesios y Tesalonicenses. Tanto en las cartas de Juan como en las de Pablo, Dios ha escogido que éstas sean preservadas para Su iglesia a través de los siglos. Así como la carta a los Corintios trata problemas específicos que tenían entonces, también trata con estos problemas para los siglos futuros. En la misma forma, Apocalipsis trata con los problemas enfrentados por las siete iglesias de Asia, pero también tiene mucho que decir a las generaciones futuras. Debido a que Juan usa imágenes simbólicas, el Apocalipsis no está atado sólo al Imperio Romano sino que también puede ser usado para describir sucesivas tiranías perseguidoras a lo largo de los siglos. Los siguientes tres métodos de interpretación tratan con el valor del Apocalipsis para las generaciones futuras en distintas formas.

ii. La historicista: éste es un cuadro de toda la historia, desde la primera venida de Cristo hasta Su segunda venida, y más allá. En este método la gente tratará de hacer que las secciones del Apocalipsis encajen con eventos históricos específicos. La bestia es vista como la manifestación corriente de la bestia, como el papado en el tiempo de la Reforma. Esta posición es insostenible porque habrá una gran variedad de interpretaciones a través de las edades. Pero, dado que los principios son válidos para todas las generaciones, como sugeriría el idealista, cada generación debería poder identificar los personajes retratados por Apocalipsis. Por lo tanto, la visión del historicista no debería ser denigrada. Ha provisto consolación en tiempos de persecución a lo largo de la historia de la iglesia. La interpretación histórica más importante desde el siglo XII hasta los tiempos de la Reforma hace que el papado sea la bestia y Roma o la iglesia romana, Babilonia. Sin embargo, hacer de Apocalipsis un cuadro de toda la historia humana y como consecuencia usarlo para predecir cuándo llegará el fin está mal, y no era la intención cuando fuera leído Apocalipsis, pero usarlo para fortalecer al pueblo de Dios que estaba pasando por pruebas específicas es un uso válido.

iii. El idealista; entre mensajes para el primer siglo y profecías del futuro lejano, trata principalmente con principios que son siempre válidos en la experiencia cristiana. La bestia es el Imperio Romano en el tiempo de Juan, pero también una sucesión de imperios impíos que conducen hasta el último imperio del que surgirá el anticristo. Dado que los cristianos han sido perseguidos a lo largo de las generaciones, cada generación debería poder identificar cuál es su bestia.

iv. El futurista: es mayormente una profecía de eventos que están por ocurrir, especialmente justo antes de la venida de Cristo. Esta es la interpretación normal de alguien que lee el libro por primera vez porque su simbolismo parece tan fantástico. Significa que el libro será especialmente relevante para los de la última generación. La bestia es vista como el anticristo que emerge de un Imperio Romano redivivo. Es claro que la Segunda Venida aparece en forma prominente a través del libro, y por lo tanto hay verdad en el punto de vista futurista, pero esta visión tiende a pasar por alto la verdad espiritual que es valiosa hoy. Sin embargo, note que a Juan no se le dice que selle el libro (Ap. 22:10) porque el tiempo está cerca, aunque a Daniel se le dijo que sellara el libro hasta el tiempo del fin (Dan. 12:4). Esto significa que el libro está a punto de comenzar su cumplimiento. El libro de Apocalipsis fue escrito inicialmente a las siete iglesias de Asia y de aquí el punto de vista preterista. Sin embargo, el libro alcanzará su cumplimiento final cuando aparezca el último anticristo y Cristo vuelva; este es el punto de vista futurista. Ladd divide los puntos de vista futuristas en dos tipos, el moderado y el extremo, conocido como dispensacionalismo. El segundo hace una marcada distinción entre Israel y la iglesia, las cartas a las siete iglesias tratan con las siete edades de la historia de la iglesia, del capítulo 7 en adelante se refiere a Israel porque la iglesia ha sido llevada en el rapto a esta altura, así que no sufre la gran tribulación, que ocurre durante los últimos 3 y medio años de la historia. Este punto de vista es sostenido ampliamente en Norteamérica. El mejor exponente de este punto de vista es Walvoord.

El futurista argumentará que la interpretación preterista está errada porque el Apocalipsis trata de los últimos tiempos, pero durante el tiempo del Imperio Romano la interpretación preterista era el último tiempo. Un comentario similar podría hacerse de la interpretación historicista durante la Reforma. La interpretación idealista es probablemente la más relevante hoy, para satisfacer las necesidades de hoy durante los tiempos difíciles cuando los cristianos están bajo presión y por cierto no descuenta una realización futura tampoco. Yo cuestionaría fuertemente la idea de que Apocalipsis sólo tienen una realización futura.

El problema para cualquiera que trate de interpretar el libro es que al leer el texto uno puede encontrar apoyo para todos estos puntos de vista, que es la razón por la que hay una variedad tan amplia de interpretaciones y - por cierto - desacuerdos. En un sentido todos tienen razón. El futurista ve a la bestia como el futuro anticristo; el historicista ve la bestia de la historia; el preterista ve la bestia en los tiempos romanos; y el idealista ve una sucesión de bestias que conducen hasta el anticristo. El futurista escribe desde el punto de vista de una iglesia que no está sufriendo persecución ahora pero que la espera para el futuro, especialmente del anticristo. El historicista escribe desde el punto de vista de la persecución actual o la persecución reciente como eventos históricos y los encuentra en Apocalipsis. El idealista mira a los períodos anteriores de persecución y ve principios generales dentro de Apocalipsis que los pueden explicar. El preterista escribe acerca de cómo Apocalipsis explica la persecución bajo el Imperio Romano. Todos son correctos, pero todos ven la verdad desde una perspectiva diferente. Este comentario está escrito mayormente desde un punto de vista futurista e idealista, porque esta interpretación será la más útil a la iglesia en esta generación en el Occidente. Si bien la iglesia en Occidente no está sufriendo persecución, todavía se está librando una guerra contra ella en la forma de doctrina falsa y la seducción de los valores mundanos.

Mounce destaca que "Juan mismo no podía ser preterista, historicista, futurista e idealista, sin contradicción. Él escribió desde su propia situación inmediata. Sus profecías tendrían una realización histórica, anticipó una consumación futura y reveló principios que operaban debajo del curso de la historia. El problema interpretativo surge del hecho de que el Fin no llegó en hora." Si el autor de Apocalipsis es el autor del cuarto evangelio, entonces ciertamente esperaba estar vivo cuando volviera Cristo (Juan 21:21-24). Si leemos la primera carta de Juan, 2:18 indica que él consideraba que él estaba viviendo en la última hora.

Ap. 1:3 nos dice que hay una bendición para el que lee las palabras de esta profecía y guarda su mensaje porque el tiempo está cerca (ver también 22:10). De aquí se nos asegura que el contenido es relevante ahora, de la misma forma que la Segunda Venida de nuestro Señor es relevante ahora, de la misma forma que era hace 1900 años. Para los escritores del Nuevo Testamento el tiempo de la venida del Señor está siempre cerca (Fil. 4:5, Stg. 5:8, 1 Pedro 4:7). Jesús nos advierte que estemos listos para Su retorno porque Él viene a la hora que no pensamos (Mt. 24:44). Por lo tanto Apocalipsis nos advierte que estemos listos porque los eventos que describe pueden ocurrir en cualquier momento. Por lo tanto, cualquier interpretación que pone los eventos ya sea en el pasado o futuro distantes es engañoso porque su propósito es preparar nuestros corazones ahora para lo que viene pronto. Así como hay una bendición para aquellos que guardan el mensaje de este libro al comienzo de Apocalipsis, así en el final (22:7) hay una bendición para los que guardan las palabras de Apocalipsis, junto con un recordatorio de que Jesús viene pronto. Parte del mensaje de Apocalipsis es preparar a Su pueblo para Su segunda venida y los eventos que la preceden.

Ladd habla bastante acerca de la naturaleza doble de la profecía, que tiene cumplimiento tanto inmediato como distante. Un ejemplo de esto es el discurso del monte de los Olivos que estaba referido al juicio histórico de Jerusalén en manos de los romanos en d.C. 70 (Lucas 21:20 ff.) y la aparición escatológica del anticristo (Mt. 24:15 ff.). De la misma forma, Apocalipsis tuvo su cumplimiento inmediato en la serie de persecuciones romanas sobre los cristianos hasta Constantino en d.C. 313, así como en la aparición del anticristo en el futuro distante. Por lo tanto, la interpretación correcta es una mezcla de los puntos de vista preterista y futurista, y que incluya cualquier tribulación que experimente la iglesia entre estos dos períodos.

Si bien gran parte del libro puede ser interpretado para que describa eventos al final de la era, esto está a continuación de una sucesión de eventos que conducen al clímax de la historia. Es un hecho de la historia que a lo largo de la era del Evangelio ha habido imperios políticos y religiosos que han perseguido a la iglesia. El libro de Apocalipsis está escrito para aquellos santos así como para los del reino del anticristo. La idea de que la iglesia no estará en la tierra cuando sea revelado el anticristo no se encuentra en Apocalipsis y esta idea le hace un gran daño a los creyentes de hoy. Este comentario usa una combinación de enfoques. Gran parte del libro incorpora las circunstancias del tiempo de Juan, lo cual debe formar la base de cualquier interpretación, porque fue escrito para las siete iglesias de Asia. Describe lo que va a ocurrir pronto, en el futuro cercano, pero también mira hacia el futuro distante, describe los últimos tiempos también, así que se usa una combinación de preterista, futurista e idealista. El enfoque utilizado dependerá del texto. Para el preterista la bestia es el Imperio Romano y su emperador. Para el idealista es una sucesión de imperios tiránicos a lo largo de la historia que persiguen a los santos. Pero para el futurista todos estos hallan su mayor cumplimiento en el reino del anticristo. Hay verdad en todos estos puntos de vista. El hecho que el libro dee suficiente ambigüedad para que todos estos puntos de vista sean verdaderos es probablemente deliberado para que cada generación pueda beneficiarse del libro. Su simbolismo también significa que Apocalipsis no puede ser usado para predecir el futuro, el que siempre está velado para el hombre (cf. siete truenos en 10:3-4). Su propósito es prepararnos para el futuro, especialmente para la consumación de todas las cosas, cuando Cristo sea revelado.
3.2 El Milenio

La interpretación que uno escoja es probable que esté influido por la teología que uno tenga acerca del milenio:

a. Premilenialismo: El retorno de Cristo en poder y gloria le quitará a Satanás todo su poder, resucitará a los muertos cristianos y establecerá el reino de los santos en la tierra. Después de mil años, Satanás volverá a emerger de su prisión, intentará una vez más destruir a los santos, fallará y será destruido él mismo. Entonces vendrá la resurrección del resto de los muertos y el juicio del gran trono blanco, la destrucción final de los malvados y la construcción de un cielo y tierra nuevos. Se suele sostener que la aparición del Anticristo, la tribulación y el rapto han tenido lugar antes de la llegada de Cristo en victoria y esto ocurre antes (pre) del milenio. De aquí el nombre de esta interpretación.

b. Amilenialismo: No hay un milenio literal; los 1000 años son simbólicos. Representan todo el tiempo entre la vida de Jesús en la tierra y su segunda venida. Hay, sin embargo, un milenio bíblico (ver Amillennialism today, William E. Cox).

c. Posmilenialismo: Cristo vuelve después (pos) del milenio. El milenio es la victoria del Evangelio en esta era presente, a veces 1000 años literales.
3.3 El Rapto

Hay también tres puntos de vista sobre el rapto:

a. Rapto antes de la tribulación: Este es un punto de vista relativamente nuevo. Se ha extendido principalmente debido a su inclusión en la Biblia Scofield y ha sido popularizado por los escritos de Hal Lindsay. Cristo vendrá a tomar a su iglesia del mundo mediante el rapto. Esto será seguido por la gran tribulación. A continuación, Cristo vendrá de nuevo en gran poder y gloria con sus santos y ángeles. Hay, entonces, una segunda y una tercera venida, una para y otra con la Iglesia. Esto es claramente antibíblico pero es creído ampliamente en el Occidente porque significa que los cristianos no pasarán por la gran tribulación. Sin embargo, muchos mártires podrán estar en desacuerdo con este punto de vista.

b. Rapto después de la tribulación: Esta es la interpretación tradicional común. La Iglesia pasará por la gran tribulación y cuando Cristo venga de nuevo se reunirá con Él en el aire.

c. Rapto en medio de la tribulación: Éste es similar al rapto antes de la tribulación: la iglesia pasará por la mitad de la tribulación antes de que ocurra su rapto

En la Biblia el rapto claramente coincide con la segunda venida (ver 1 Tes. 4:13-17 y también 1 Cor. 15:52) y Él vendrá luego de un período de gran aflicción, y después que los cuerpos celestes sean sacudidos (Mt. 24:30-31, comparar con Mr. 13:14-26). En Apocalipsis el rapto es descripto en Ap. 11:12, en donde los dos testigos que representan a la iglesia que testifica suben al cielo en una nube. Las nubes suelen asociarse con la segunda venida en la Biblia (ver Mt. 26:64, Mr. 13:26, Mr. 14:62, Ap. 1:7, 14:14, Ez. 30:3, 1 Tes 4:17, Dn. 7:13, Joel 2:2, Sof. 1:15).

(1 Tes. 4:13-17) Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. {14} Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron con él. {15} Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. {16} Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. {17} Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. {18}

(Mt. 24:29-31) E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. {30} Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. {31} Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
3.4 Persecución

La interpretación de uno también esté probablemente determinada según si usted personalmente, o su iglesia, está pasando por persecución. Si es así, entonces es poco probable que tomará un punto de vista futurista o preterista. En el prólogo de Apocalipsis dice que este libro es para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto (v. 1). "Pronto" cubre toda la era del Evangelio, como en "Vengo pronto". También, "Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca." Este prólogo da la impresión que el contenido es relevante para todas las generaciones de cristianos desde el tiempo en que fue escrito hasta la segunda venida.

(Ap. 1:1) La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, {2} que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto. {3} Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

¿Por qué son perseguidos los cristianos? Básicamente porque reconocen una autoridad superior al emperador, es decir Jesús, y por lo tanto no van a adorar al emperador. Apocalipsis fue escrito en un tiempo de persecución (ver sección sobre Autoría y Fecha más abajo). Juan también nos muestra que la persecución surge porque Satanás sabe que su tiempo es corto y para que pueda lastimar al Hijo lastimando a sus santos. Jesús habló de otras razones para la persecución: los santos no pertenecen al mundo; ellos han sido escogidos de entre el mundo, que es la razón por la que el mundo los odia. Si pertenecieran al mundo, el mundo los amaría (Juan 15:19). El mundo odia a los santos pero ellos deben tener en cuenta que el mundo lo odió primero a Jesús (Juan 15:18, 20). La razón por la que le mundo los odia es porque no lo conocen a Dios (Juan 15:21). La persecución es, en esencia, seguir las pisadas de Jesús, quien murió en la cruz. Cuando los santos son perseguidos, Jesús es perseguido también, como cuando Pablo persiguió a los cristianos (Hechos 9:4-50).

Que el Apocalipsis fue escrito a las iglesias que estaban pasando por persecución puede verse de los siguientes versículos que se relacionan con la persecución dentro de Apocalipsis:

1. Juan mismo estaba en Patmos por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesús (1:9)
2. Antipas fue muerto en Pérgamo (2:13)
3. La iglesia en Esmirna estaba a punto de ser probada por Satanás y algunos serían echados en la cárcel y algunos hasta serían muertos (2:10)
4. El quinto sello muestra las almas de aquellos que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y el testimonio que tenían (6:9)
5. La gran multitud había salido de la gran tribulación (7:14)
6. La bestia del abismo mata a los dos testigos cuando habían terminado su testimonio (11:7)
7. Los que vencieron a Satanás menospreciaron sus vidas hasta la muerte (12:11)
8. El dragón salió para hacer guerra contra los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús (12:17)
9. A la bestia del mar se le dio poder para hacer guerra contra los santos y vencerlos (13:7)
10. La cautividad y ser muertos por espada requiere paciencia y fe de parte de los santos (13:10)
11. La bestia del mar mató a todos los que se rehusaron a adorar la imagen de la primera bestia (13:15)
12. La tercera copa es justa porque los habitantes de la tierra derramaron la sangre de los santos y de los profetas (16:5-6)
13. La prostituta, Babilonia, estaba ebria con la sangre de los santos (17:6)
14. En Babilonia fue hallada la sangre de los profetas y de los santos, y de todos aquellos que han sido muertos en la tierra (18:24)
15. Después de su destrucción, los santos se regocijan porque Dios ha vengado la sangre de sus siervos (19:1-2)
16. Durante el reino del milenio Juan ve las almas de aquellos que han sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios (20:4)

Para Juan son de mucha importancia aquellos que dan su testimonio de Jesús. El libro de Apocalipsis está escrito para alentar a aquellos que mantienen el testimonio de Jesús, quien es el testigo fiel.

(Ap. 1:2) que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.

(Ap. 1:9) Yo, Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en al tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

(Ap. 6:9) Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y el testimonio que tenían.

(Ap. 11:7) Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá, y los matará.

(Ap. 12:11) Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

(Ap. 12:17) Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

(Ap. 17:6) Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro. [Luego me di cuenta de que la mujer estaba borracha de la sangre del pueblo santo y de los que habían sido muertos por ser testigos de Jesús, Versión Popular]

(Ap. 19:10) Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

(Ap. 20:4) Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.
3.5 Teología de Israel y la Iglesia

La teología que uno tiene sobre Israel y el estado de Israel también ayudará a dar forma a la interpretación que hace del libro. Algunos ven a Israel teniendo un papel significativo en los últimos días. Israel se convertirá mayormente y los 144.000 son por tanto los misioneros judíos más que los elegidos universales de Dios, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. Otros creen que no hay un papel separado para Israel más allá de ser parte de la iglesia del Nuevo Testamento. Por supuesto que las personas judías que reconozcan a Cristo como el Mesías enriquecerán a la iglesia, pero no son una especie de elite; ellos entran por la misma puerta que el resto de la iglesia. Pablo discute esto en Rom. 11, donde está claro que un judío que viene a Cristo es como venir de la muerte a la vida. Jesús, en su discurso del monte de los Olivos, sugiere que Él no vendrá de nuevo hasta que los judíos lo reconozcan como el Mesías (Mt. 23:39).

En Ef. 2:11-22 Pablo argumento cómo los gentiles y los judíos están unidos en un solo cuerpo mediante la sangre de Cristo y, en consecuencia, "no son extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios" (v. 19). En Ef. 3:6 Pablo declara el misterio "que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio". En los últimos días muchos judíos vendrán a Cristo, la iglesia se completará con judíos y gentiles, la pared divisoria de hostilidad será derribada y la iglesia se volverá una, como oró Jesús en Getsemaní (Juan 17:20-23, comparar Ef. 3:6). Entonces Él vendrá de nuevo cuando Su antiguo pueblo, los judíos, lo reconozcan (Mt. 23:39). Recuerde que Jesús fue a la vez circuncidado y bautizado cuando estuvo en la tierra. Aunque pasó por el acto judío de la circuncisión como bebé, como hombre escogió pasar por el acto de iniciación cristiano también. Al hacerlo, les da a los judíos un ejemplo a seguir.

Gálatas fue escrito mayormente para corregir malentendidos acerca de la ley y la circuncisión. Así que Pablo lleva la discusión atrás hacia Abraham y muestra que cuando creyó en Dios fue justificado. Por lo tanto, los que creen son hijos de Abraham, sean judíos o gentiles (Gal. 3:5-14). En Gal. 3:28-29 no hay ni judío ni griego... porque todos son uno en Cristo. Si una persona, sea judía o gentil, pertenece a Cristo, es de la simiente de Abraham y un heredero, de acuerdo a la promesa (Gal. 3:29). Dado este trasfondo neo-testamentario sería sorprendente encontrar que los judíos y los gentiles fueran tratados como entidades separadas en Apocalipsis; por ejemplo, en los 144.000 o en los dos testigos.

El Señor tiene un cuerpo sobre esta tierra, que es la iglesia en la que tanto los judíos como los gentiles comparten las mismas promesas (Ef. 3:6) y, por lo tanto, la iglesia aparece en forma significativa en el libro de Apocalipsis. Está escrito a los siervos de Dios para mostrarles lo que ocurriría pronto (Ap. 1:1, ver también 22:16, 22:21). "Siervos" es un término general para la iglesia y aparece a lo largo de Apocalipsis. Otros términos generales para la iglesia son "santos" y "hermanos". Inicialmente fue escrito para las siete iglesias de Asia, las que son representativas de toda la iglesia, ya que el número siete simboliza plenitud o totalidad. Debe destacarse que para dos de las iglesias, los judíos eran hostiles hacia ellas (Esmirna y Filadelfia). La iglesia está representada por los veinticuatro ancianos quienes a su vez representan simultáneamente los elegidos del Antiguo y del Nuevo Testamento, ya que el número veinticuatro comprende las doce tribus de Israel y los doce apóstoles quienes son representativos de los elegidos del Viejo y el Nuevo Testamento. Estos también aparecen en la descripción de la Nueva Jerusalén con sus doce cimientos sobre los cuales estaban los nombres de los doce apóstoles y sus doce puertas sobre las que están escritas los nombres de las doce tribus de Israel. La ciudad era de 12.000 estadios de largo, ancho y alto, y su pared era de 144 cúbitos de grosor. Una comparación de este censo con la descripción de la Nueva Jerusalén debería hacer evidente que el censo es de todos los elegidos del Antiguo y Nuevo Testamento. Hay un censo de 144.000 israelitas sellados cuyo primogénito es de la tribu de Judá; están también los redimidos del Señor y sus siervos. La tribu sacerdotal está incluida pero las tribus idólatras están excluidas. Sigue a continuación una descripción de los redimidos de toda nación, tribu, pueblo y lengua. La iglesia en su papel de testigo y profético es representada como los dos testigos. También se encuentra a la iglesia en la mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en su cabeza. Ella representa inicialmente los elegidos del Antiguo Testamento como las doce tribus (compárela con el sueño de José), y luego de dar a luz un niño (el Cristo) representa a los elegidos del Nuevo Testamento. La teología de Juan ve a los elegidos como santos del AT y del NT, o como cristianos judíos y gentiles, es decir todos los elegidos a lo largo de los tiempos.

Los Siete Sellos del Apocalipsis

Los Siete Sellos del Apocalipsis

Con la firma del pacto de paz con Israel, empiezan los grandes juicios mundiales, los cuales Dios derrama sobre todos los seres humanos, los que se inician con los siete sellos, seguidos de las siete trompetas y finalizando con las siete copas de ira.



PRIMER SELLO.- Apocalipsis 6:1-2: "Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; Y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer".

Este sello habla del anticristo. El caballo blanco describe su filosofía humanista, pacifista de falsas esperanzas para el mundo entero. Hablará mentiras y el mundo le creerá, 2° de Tesalonicenses 2:8-10 "Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos".

El inicuo, el anticristo, será el personaje más importante de toda la tribulación, así como el más cruel y despiadado, aunque aparentará amor y piedad, y a muchos engañará. Hablará de humanismo y derechos humanos para engañar a los moradores de la tierra. El triunfo del anticristo será en todo: En política, la diplomacia, la economía, etcétera.


SEGUNDO SELLO.- Apocalipsis 6:3-4 "Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada".

Millones de personas morirán por este juicio. Este jinete provocará guerras en casi todo el mundo, rumores de guerras, pleitos entre una nación y otra.


TERCER SELLLO.- Apocalipsis 6:5-6: "Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decían: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite y el vino".

Los alimentos serán racionados y caros. El salario de un día (un denario) sólo alcanzará para comprar un kilo de trigo y no más. La gente comerá un día y un poco de algo y otro día otro poco de otra cosa. El aceite estará al alcance de los ricos, principalmente de los seguidores de la bestia, así como el vino.


CUARTO SELLO.- Apocalipsis 6:7-8: "Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la Tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad y con fieras de la Tierra".

La muerte y el Hades siempre van de la mano; una matando y el otro recibiendo las almas en el infierno. Este jinete acaba con la vida de la cuarta parte de la humanidad con hambre, espada, con mortandad y fieras. Las pestes y el hambre, son las armas de este jinete.


QUINTO SELLO.- Con este sello Dios nos revela que las personas que aceptaron a Cristo en la tribulación y murieron, están en el Cielo, bajo el altar, esperando que muchos otros mueran y se complete el numero de ellos. Apocalipsis 6:9-11: "Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por la causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuando, Señor Santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansarán todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el numero de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos".



Estas almas serán resucitadas al final de la tribulación que durará siete años. Ellos ya están viendo a Dios cara a cara, ya están disfrutando de la eternidad con el Señor. La alabanza que sale de sus corazones es de gratitud por la salvación y por el gozo de estar en el cielo. "Por causa de la Palabra", quiere decir por predicar la salvación en Cristo.


SEXTO SELLO.- Apocalipsis 6:12-17: "Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto, y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida con un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escóndenos del rostro de aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿Y quién podrá sostenerse en pie?".


Este juicio nos habla de un terremoto tan grande que provocará derrumbes y erupciones de volcanes, el polvo, la ceniza y el humo cubrirá la tierra de tal manera que casi no brillará el Sol y la luna se verá roja. "Los cielos serán conmovidos". Habrá lluvia de meteoritos cayendo a la tierra, las islas se removerán y los montes caerán, etc. En fin, este juicio será de los más terribles, pero aún así muchos seres humanos no se arrepentirán, aunque sabrán que es Dios quien está enviando estos juicios. Con este sello son seis los eventos contra la humanidad, como podemos observar si leemos.

Antes de abrir el séptimo sello, Dios nos regresa al principio de la tribulación, es decir, después del arrebatamiento, para hacernos ver que los ángeles que detienen los cuatro vientos de la Tierra, se esperarán hasta sellar a los siervos de Dios. Apocalipsis 7:1-3: "Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían a los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.

Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios".

En este momento sellarán a los 144,000 judíos por el mundo entero, ellos predicarán el evangelio por amor a Cristo, sin miedo a la muerte, porque Dios es poderoso para guardarlos, para que lleguen vivos al final de la gran tribulación.

SEPTIMO SELLO.- Apocalipsis 8:1-2: "Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas".

Con la apertura de este séptimo sello, Dios esta anunciando siete plagas o juicios peores que los anteriores, de ahí el silencio en el cielo. Si los sellos hacen énfasis en los juicios sobre los seres humanos, las primeras cuatro trompetas lo hacen sobre la naturaleza y las últimas tres para castigar a todos los hombres del mundo que rechazan la salvación.

LAS TROMPETAS

Si los sellos hacen énfasis en los juicios sobre los seres humanos, las primeras cuatro trompetas lo hacen sobre la naturaleza y las últimas tres para castigar a todos los hombres del mundo que rechazan la salvación.



PRIMERA TROMPETA.- Apocalipsis 8:7: "El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde".

Aquí se acaban los pastos por lo que morirán muchos animales en general, por falta de alimento, los frutos de los árboles escasearán y los pocos que haya se encarecerán.



SEGUNDA TROMPETA.- Apocalipsis 8:8-9: "El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida".

En la tercera parte del mar convertida en sangre, mueren todos los seres vivos, aún los hombres que navegan por ellas, pues sus naves se destruyen. "La montaña" es un asteroide grande que caerá en el mar y provocará maremotos que destruirán ciudades enteras.

TERCERA TROMPETA.- Apocalipsis 8:10-11: "El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas".

Esta estrella envenena los ríos y fuentes en la tercera parte del mundo. Este veneno será mortal para el hombre y animales que beban el agua envenenada.



CUARTA TROMPETA.- Apocalipsis 8:12: "El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciere la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche".

Con este juicio se cumple lo que Jesucristo dijo en el Evangelio según Lucas, que habría señales en el sol, la luna y las estrellas y que muchos morirán sólo por el temor y el pánico. Ahora un resumen del caos sobre la tierra ocurrido hasta aquí.

La cuarta parte de la humanidad ya murió. La tercera parte de los árboles esta destruida, lo mismo la hierba y la tierra. La tercera parte de los seres del mar ha muerto, la tercera parte de la flota mundial esta destruida. La tercera parte del agua en el mundo no se puede tomar y la luz del día y de la noche se ha reducido una tercera parte. Los alimentos han escaseado enormemente, el granizo destruyó el campo.

QUINTA TROMPETA.- Antes del toque de la quinta trompeta un ángel anuncia tres "ayes", uno por cada toque de trompeta que faltan. Estos nos dice que aún faltan los tres peores y más grandes juicios sobre los hombres que moran en la tierra, los "ayes", son expresiones de dolor por la humanidad, por lo espantoso y terrible de los juicios.

Apocalipsis 8:13: "Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo, diciendo a gran voz: ¡Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los tres ángeles!"

Apocalipsis 9:1-12 "El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol. Sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos.

El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabellos como cabellos de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla. Tenían colas como de escorpión, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. Y tiene por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.

El primer ay pasó; he aquí, viene aun dos ayes después de esto".

La estrella que cae es el diablo y abre el abismo, de donde salen millones de demonios parecidos a langostas, y su rey es Apolión, que quiere decir destructor. El tormento por su picadura será dolorosísimo, tanto que desearán morir, pero no podrán y aun así los hombres no se humillarán ante Dios. La necedad siempre ha llevado al hombre a rechazar a Dios.

SEXTA TROMPETA.- Segundo ay. Apocalipsis 9:13-21: "El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaban delante de Dios, diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran rió Eufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que están preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Por estas tres plagas fue muerta la tercer parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de sus bocas. Pues el poder de los caballos estaba en sus bocas y en sus colas; porque sus colas semejantes a serpientes, tenían cabezas y con ellas dañaban. Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y alas imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, los cuales no pueden ver ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios; ni de sus hechicerías, ni de sus fornicaciones, ni de sus hurtos".

A pesar de que el hombre sabrá que Dios está atrás de todos estos juicios no se arrepentirá, ni dejará su idolatría, ni su maldad. Siguen adorando lo equivocado, a los demonios.

El hombre adora las cosas que el mismo hombre ha creado, como las imágenes que se hacen en una imprenta o las que hacen los escultores, pero no adoran al Dios que hizo los cielos y la tierra.

Al Dios Todopoderoso, los hombres lo comparan con imágenes de hombres, que donde los colocan, ahí se quedan, nunca se mueven porque no tienen vida.

A estos adoran los seres humanos. Contra ellos son los juicios. Con los juicios hasta esta trompeta y los sellos, ya ha muerto más de la tercera parte de la humanidad.

Amigo lector, si estás leyendo esto antes de la tribulación, tal vez pienses que todo esto es ficción, pero no es así. Estamos hablando de lo que Dios ha dicho que pasará. Dios no miente, con seguridad vendrá lo que de ante mano anunció. Y si ya sucedió y te quedaste, entonces estas siendo testigo de todos estos terribles juicios, por lo que te ruego en el nombre Dios, que te arrepientas de tus pecados y le pidas perdón a Dios y acepta a Cristo como tu Salvador, invítalo a vivir en tu corazón para vida eterna.

Si por la misericordia de Dios ya llegaste hasta este evento, no lo pienses más, en cualquier momento puedes morir y abrir tus ojos en el infierno, pues el tercer "ay" es mucho más terrible que todos los juicios pasados: pues el diablo es arrojado del cielo y viene con gran ira para destruir y matar a quienes no le adoren, y a quienes no se dejen poner la marca de la bestia. Razonemos un poco, si el diablo que hasta aquí esta "de buenas", ¿qué no hará cuando venga a la tierra con gran ira? No olvidemos, que el diablo quiere acabar con todos los seres humanos. Con el toque de la séptima trompeta, se anuncia el inicio de la segunda parte de la tribulación, la propiamente llamada la gran tribulación, y durante ella los más graves espantosos juicios contra los habitantes del mundo.

Aun faltan tres y medio años.

¡TERCER AY!

SÉPTIMA TROMPETA.-

Apocalipsis 11:15: "El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos",

Apocalipsis 12:7-12: "Después hubo gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama el diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces oí una voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios de día y de noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos".

"¡AY DE LOS MORADORES DE LA TIERRA Y DEL MAR! PORQUE EL DIABLO HA DESCENDIDO A VOSOTROS CON GRAN IRA, SABIENDO QUE TIENE POCO TIEMPO".

Después del toque de la séptima trompeta, todo empeorará; pues el diablo y millones de sus ángeles, que son demonios, traen todo tipo de maldad para destruir a los humanos. La crueldad es uno de sus pasatiempos. Esto ocurre a la mitad de la tribulación, han pasado tres y medio años después del arrebatamiento de la iglesia de Cristo.

A solo unos pocos días, antes de terminar la primera mitad de la tribulación. El anticristo mata a los dos testigos de Dios. Y pocos días después él es asesinado también.

El diablo lo posee y lo resucita (al anticristo). Muchos hombres y mujeres lo alaban y lo adoran como Dios. Por razón de su resurrección creen que es el Mesías, y exclaman diciendo: "¡Quién como la bestia!".

No saben que la resurrección del anticristo es por obra del diablo. El falso profeta le manda hacer una imagen, la cual habla por sí misma. Esta imagen, se cree, que será colocada en el nuevo templo de Salomón, en Jerusalén; donde se sentará el mismo anticristo como Dios, para que lo adoren como a Dios.

La imagen ordena matar a todos los que no adoren al anticristo. El falso profeta también exige que el mundo adore a la bestia, al anticristo.

LOS DOS TESTIGOS

Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará.

Apocalipsis 11:3,7,11-12: "Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que lo vieron. Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron".

Estos dos testigos hablarán de Dios durante los tres y medio años primeros de la tribulación y serán un dolor de cabeza del anticristo. Este no descansará hasta dar muerte a los ungidos de Dios. Pero miles de almas se salvará por su predicación, la cual será con el poder de Dios.


EL ANTICRISTO

Apocalipsis 13:1-4: "Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravillo toda la tierra en pos de la bestia. Y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?".

"Herida mortal", por esta herida el anticristo muere, pero resucita poseído por el diablo.

El anticristo resucitado y sus aliados, desconocerán el pacto de paz firmado con Israel y tratará destruirlo. También desconocerá a la gran ramera, la super religión y la pisoteará.

Apocalipsis 17:16: "Y los diez cuernos que viste en la bestia, estos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego".

"Y desnuda", quiere decir que la exhibirán como falsa y corrupta. Su aliado de siempre, el diablo, ahora es su enemigo y la destruirá.

Durante tres y medio años el anticristo engañó al mundo, ahora resucitado por el mismo diablo, exigirá que lo adoren como a Dios y al que no lo haga lo perseguirá y lo matará. Su fin es terminar con la humanidad, objeto del amor de Dios.


EL FALSO PROFETA Y SU MINISTERIO

Apocalipsis 13:11-15: "Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón, Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no lo adorase".


Esta segunda bestia es el falso profeta, probablemente sea un líder religioso, con la finalidad de engañar más fácilmente a los que tienen religión y piensan que eso es suficiente.

El falso profeta, la imagen y el anticristo, impondrán como ley que todo el mundo sea marcado. Ordenarán que todo ser humano tenga una marca en la frente o en la mano derecha para que pueda comprar o vender,

Apocalipsis 13:16-17: "Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el numero de su nombre".

Quien se deje poner esa marca se perderá para siempre, pues en el momento de ser marcado será poseído por un demonio y su alma terminará en el infierno eterno.

LOS TRES ÁNGELES

La Biblia también nos narra la presencia de tres ángeles que Dios manda por amor al mundo, para que desde el aire prediquen el evangelio a todos los hombres de toda nación y lengua. Evento que sucederá en los últimos meses de la gran tribulación. El primer ángel hablará de la necesidad del arrepentimiento y del perdón en Cristo Jesús; el segundo ángel anunciará la destrucción de Babilonia; el tercer ángel advertirá desde el aire con gran voz: Que todo aquel que adore a la bestia y a su y a su imagen y reciba la marca, beberá del vino de la ira de Dios.

LAS SIETE COPAS DE IRA

También habrá siete copas que anuncian siete grandes juicios en contra del reino del anticristo y de sus adoradores. Apocalipsis 16:1: "Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de ira de Dios".




PRIMERA COPA.- Apocalipsis 16:2: "Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una ulcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen".

Los que no tengan la marca no sufrirán está plaga, pero los que si la tengan sufrirán terriblemente, por aceptar la marca, adorar al diablo y rechazar al Señor Jesucristo.


SEGUNDA COPA.- Apocalipsis 16:3 "El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto, y murió todo ser vivo que había en el mar".

El agua del mar se verá como sangre coagulada y matará a todo ser vivo, por lo que no habrá pesca, los alimentos producto del mar escasearán y se encarecerán los pocos que haya congelados.

TERCERA COPA.- Apocalipsis 16:4: "El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre".

CUARTA COPA.- Apocalipsis 16:8-9: "El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego. Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria".

La capa de ozono que nos protege de los rayos ultra violeta que vienen del sol es destruida, el calor del sol aumentará grandemente quemando a los hombres hasta llevarlos a la desesperación y blasfemarán.

QUINTA COPA.- Apocalipsis 16:10-11: "El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas; y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus ulceras, y no se arrepintieron de sus obras".

Solo el territorio que ocupe el reino del anticristo estará en tinieblas, el resto del mundo tendrá luz.

SEXTA COPA.- Apocalipsis 16:12-16: "El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de este se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón".

Esta sexta copa está anunciando que, el río Eufrates se seca para que los ejércitos del oriente pasen en seco por el río, a fin de reunirlos en el valle de Meguido, en Israel, donde se desatará la tercera guerra mundial. Aquí participarán todas las naciones del mundo. Los reyes del oriente con sus ejércitos, guerrearán contra el ejército del anticristo y sus aliados.

Los demonios se encargarán de llevarlos, para que se maten unos con otros, todos contra todos, pues el diablo busca exterminar a toda la humanidad, porque sabe que Dios los ama. Muchos caerán en la trampa y morirán. Creyeron al diablo que los odia y por ese odio los engaña y no creyeron al Dios que los creó y los ama.

SEPTIMA COPA.- Apocalipsis 16:17-21: "El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. Y toda isla huyó y los montes no fueron hallados. Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento (21.600 kilogramos, en el Nuevo Testamento, 34 kilogramos en el Antiguo Testamento); Y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; Porque su plaga fue sobre manera grande".

Los hombres están dispuestos a terminar en el infierno eterno, aunque sufren lo indecible no se arrepienten, ni buscan a Dios para vida eterna, por el contrario, blasfeman contra Él.


Todos los juicios de la Tribulación serán terribles, irán de menos a más, pero las plagas postreras son peores que todas las anteriores, no tendrán comparación.

El gran terremoto será tan intenso que todas las islas desaparecerán, los montes caerán y los valles se levantarán. La tierra volverá a ser llana, lisa, sin grandes montes y barrancas. Estas se rellenarán por los cerros que se desmoronarán. Todas las ciudades, pueblos y aldeas del mundo se derrumbarán.

Dice la Biblia, que ni un muro quedará de pie. Ezequiel 38:19-20: "Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; que los peces del mar, las aves de los cielos, las bestias del campo y todas las serpientes que se arrastran sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, templarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes, y los valles caerán, y todo muro caerá a tierra".

Sólo los lugares planos que no tengan edificaciones, serán más o menos seguros, pues los sobrevivientes al gran terremoto, apenas se estarán recuperando del susto cuando vendrá sobre ellos la plaga del granizo de gran tamaño, que sin duda matará a muchos más, tal vez millones de personas.

La imagen ordena matar a todos los que no adoren al anticristo. El falso profeta también exige que el mundo adore a la bestia, al anticristo.
ARMAGEDÓN, LA GRAN BATALLA

Esta batalla será la más grande y terrible en toda la historia de la humanidad. Todos los países del mundo estarán peleando en grandes bloques de aliados; los reyes del oriente y sus aliados, contra los ejércitos del anticristo y sus aliados. Todos tendrán el propósito de exterminar a Israel y adueñarse de su territorio. Eso pensarán, pero el diablo los hace pelear con el único fin de que toda la humanidad se extinga; Que nadie quede vivo.



Dice Apocalipsis 16:14 y 16: "Pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón".

Cuando están en el peor momento del conflicto, el Señor Jesucristo aparece en el cielo cumpliendo la promesa de su...

SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

La cual anunció muchas veces a través de la Biblia. Él dijo que en su segunda venida todo ojo lo vería. Apocalipsis 1:7 "He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén".


En muchas ocasiones, durante la gran tribulación, antes de la Segunda venida del Señor Jesucristo a la tierra, el diablo y sus ángeles (demonios), esparcirán rumores, diciendo que el Cristo ya vino.

Usarán trucos y engaños para hacer caer a los creyentes y salgan de sus escondites, los apresen y los maten. Por esta razón el Señor dijo en Mateo 24:23-26: "Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí esta el Cristo, o mirad, allí esta, no lo creáis. Porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Así que, si os dijeren: Mirad, esta en el desierto, no salgáis, o mirad, está en los aposentos, no lo creáis":

No lo olviden; estos rumores solo son trampas para matar a los que no adoran al anticristo. ¡NO SE DEJEN ENGAÑAR! Pues la segunda venida del Mesías será tal como Él la anunció, TOTALMENTE VISIBLE, todo ojo le verá. Así lo dice claramente Jesucristo en Mateo 24:27: "Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre".

Recuerden: Todo ojo le verá. Él vendrá con gran gloria, seguido de los ejércitos celestiales; compuesto de ángeles y de todos los creyentes arrebatados siete años antes. Estos con sus cuerpos glorificados, transformados y eternos.

La segunda venida de Cristo será portentosa, espectacular, impactante y visible a escala mundial. No habrá ser humano que no lo vea y todos lo reconocerán como Jesús, el Cristo. Los que lo traspasaron, todos los judíos. Y todos los linajes de la tierra, pequeños y grandes, reyes, gobernantes y todo ser humano de todas las naciones del mundo, sin excepción, lo verán reconocerán que es Jesús, el Cristo, que murió en la cruz del Calvario y tres días después resucitó conforme a las Escrituras. Y aun sabiendo que Él es el Cristo, muchos lo rechazarán, pero muchos doblarán sus rodillas arrepentidos ante Él, y lo adorarán y Él les dará vida eterna. Solo los que tengan la marca de la bestia y la adoran, pagarán su rechazo en el lago que arde con fuego y azufre.

Cuando todos los ejércitos que están en guerra, vean al Señor Jesucristo venir con las nubes, con gran gloria, en ese momento se olvidarán de la batalla y todos apuntarán sus armas contra el Señor y su ejército,

Apocalipsis 19:19: "Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército". Pero serán destruidos con la espada que sale de boca del que monta el caballo, el Señor Jesucristo.

Apocalipsis 19:13-15: "Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso".

Esta es la gloriosa segunda venida de Cristo visible a la tierra. Con su presencia termina la gran tribulación, acaba con la maldad y lanza al anticristo y al falso profeta al lago que arde con fuego y azufre, y todos sus seguidores mueren.

Apocalipsis 19:20-21: "Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos".

Además el diablo es encarcelado por mil años.

Apocalipsis 20:1-3: "Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojo al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo".

Con la victoria total del Señor Jesucristo sobre el mal, el pueblo de Israel reconoce que Jesús es el Cristo, se arrepiente y es perdonado. Zacarías 12:10: "Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito".

El pueblo judío al fin será salvo por medio del Señor Jesucristo. "Mirarán a mí, a quien traspasaron". Ese día será de gran gozo para el pueblo de Israel por su reconciliación con Dios. Los ciento cuarenta y cuatro mil judíos sellados se convertirán en la escolta personal del Salvador. Con este evento glorioso para el pueblo de Israel y la segunda venida del Mesías, se inicia...

EL MILENIO

Este es un periodo de mil años de paz verdadera sobre la tierra. Cristo esta reinando con equidad y justicia. La maldad ya no existe. El ambiente es santo en todo el mundo. El diablo y sus demonios están atados en el abismo, no pueden hacer ningún daño a los hombres.

El mundo será como lo describe el profeta Isaías 11:6-9: "Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia domestica andarán juntos, y un niño los pastoreará.

La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. No habrá mal ni dañarán en todo mi santo monte; por que la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar". Jesús reina, Él es la paz.

Todo ser humano busca la paz, pero no la halla. El que conoce a Jesucristo, este tiene paz. Amigo lector, si tú no tienes la paz de Cristo en tu corazón es porque no has nacido de nuevo; no eres salvo todavía. Si quieres tener esa paz, debes ser salvo, acepta a Cristo como tu salvador personal, invítalo a tu corazón. Y Él te dará vida eterna. Solo arrepiéntete de tus pecados y pídele perdón a Dios, El te ama y quiere salvarte. Si lo aceptas, Él te perdonará y te salvará del lago de fuego que arde con azufre. Y así estarás a su lado eternamente. Esta es promesa de Dios. Hazla tuya.

Ahora que ya conoces todas estas cosas que con seguridad vendrán, busca a Dios. Y si ya sucedieron, entonces, te quedaste y estas siendo testigo de estos juicios. Por favor no esperes hasta el final, porque tal vez no llegues. Ahora ya sabes la verdad y no podrás decir a Dios, lo ignoraba. Él se encargará, como has leído, que todo el mundo sepa estas cosas que sucederán, o que quizá ya están pasando. Amigo, por favor cree en el Señor Jesucristo y declárate salvo por su amor y gracia.

Estas cosas se han escrito para que creas que Jesús es el Hijo de Dios; y para que creyendo tengas vida eterna en su Nombre. Bienaventurados los que sin ver creyeron, porque su fe les fue contada por justicia. Y por esa fe fueron arrebatados al cielo. ¡ Ay de aquellos que no creyeron y se quedaron, porque sufrirán la más grande y terrible de las tribulaciones, que jamás hubo sobre la tierra! ¡Bienaventurados los que lleguen al día glorioso de su segunda venida, porque verán a Dios! Estos disfrutarán de su gloria y de su eternidad.

Amado amigo, si aun no ha sucedido el arrebatamiento acepta a Cristo como tu salvador personal. Y si ya sucedió, con más razón invita a Cristo a tu corazón.

Si aún no ha sucedido y aceptas al Señor Jesucristo, serás arrebatado junto con todos los salvos y si no lo haces te quedarás durante ek período de la gran tribulación, y serás testigo de algunos juicios, o tal vez de todos los que aquí has leído, si perseveras hasta el fin.

Todos se cumplirán, porque Dios lo ha dicho y Él no miente. Él esta dispuesto y quiere salvarte ahora mismo. A Dios no le tienes que decir que pecados has cometido, Él ya los sabe, solo tienes que aceptar que eres pecador.

Ahora acepta la invitación que el Señor Jesucristo te hace en Apocalipsis 3:20: "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo". Tómale la palabra y declárate salvo, orando a Dios así: "Señor, Dios Todopoderoso, ahora creó en ti y en tu Hijo Jesucristo, a quien acepto como mi salvador, por eso te pido perdón por todos mis pecados, pues estoy arrepentido; límpiame con tu sangre y entra a vivir a mi corazón, porque yo acepto la vida eterna que Tú me regalas. También te ruego que guardes mi vida en tus manos y la uses para tu gloria, Todo esto te lo pido en el nombre del Señor Jesucristo, amén".

Si con sinceridad y honestidad has invitado al Señor a tu corazón, Él entró y ahora perteneces al reino de los cielos, porque ya te perdonó. Si mueres en la tribulación, abrirás tus ojos en cielo y verás cara a cara a Dios. Y cuando Él venga por segunda vez te resucitará con un cuerpo nuevo y eterno. ¡Felicidades por tu salvación!